Sociedad Miércoles, 13 de junio de 2018 | Edición impresa

Merienda saludable: la ley tiene 7 años pero nunca se reglamentó en Mendoza

Entre otras aspectos apunta a regular la oferta de alimentos en los comercios escolares que mayormente ofrecen golosinas y comidas rápidas.

Por Verónica de Vita - vdevita@losandes.com.ar

Casi 8 años después de sancionada la ley para aplicar una merienda saludable en todos los colegios de la provincia, esta  aún no ha sido reglamentada.

Por ello no hay cambios significativos en un tema que afecta la salud de todos los niños y en particular del  40% de la población infantil de Mendoza que tiene sobrepeso u obesidad.

La ley 8.247 fue sancionada en diciembre de 2010 y publicada en el Boletín Oficial el 18 de enero de 2011, pero su trayectoria no fue mucho más lejos.

Uno de los aspectos fundamentales que apuntaba a regular es  la oferta de productos saludables en los kioscos de los establecimientos educativos tanto públicos como privados. 

Además propiciaba que la escuela trabajase temas de alimentación saludable y cuidado de la salud de manera transversal. 

Varios años después quedó en la nada y hoy los quioscos siguen ofreciendo mayoritariamente o casi totalmente productos que no son los más recomendados para niños y adolescentes en etapa de desarrollo.

Algunas docentes consultadas señalaron que los quioscos de los colegios donde trabajan tienen iniciativas propias de ofrecer otro tipo de productos.

Sin embargo los mismos niños, ante la posibilidad de elegir prefieren snaks, golosinas, bebidas azucaradas, entre otros. 

Roxana, docente de una escuela primaria dijo que el tema se trata de manera esporádica y que los chicos del primer ciclo son los que más trabajan esto, incluso van a obras de teatro.

Contó además que hace un tiempo comenzaron a hacer gelatina y eso sí lo compran porque les llama la atención pero que la mayor oferta es de otro tipo de alimentos.

 

Fernanda, profesora de nivel Inicial destacó que en el colegio donde trabaja fijan un día de merienda saludable para todos los alumnos y que en su nivel es más de un día.

En esa ocasión la gente de los kioscos trata de vender sólo meriendas saludables pero por otra parte relató que la gente que está a cargo se queja porque a veces la fruta que llevan se les termina pudriendo porque no la compran. 

“Se trabaja el cuidado del cuerpo y la alimentación. Los más chiquitos se tientan más rápido por eso tratamos de trabajar que se consume. Pero por otra parte los el papá del niño de nivel Inicial está más comprometido que el de los más grandes”, destacó. 

En tanto, Yanina Mazzaresi, licenciada en Nutrición, parte de los programas de Merienda Saludable y Aprender con Salud de la DGE, destacó la necesidad de trabajar en equipo.

“Los quioscos, en general no venden alimentos saludables, algunos lo hacen por propia voluntad pero son los menos (…  ) hay que definir lo que se entiende por merienda saludable y es lo que van a tener que ofrecer los kioscos", manifestó.

 

Consecuencias

La situación es crítica: “en Argentina cuatro de cada diez chicos de entre 6 meses y 3 años tienen un estilo de alimentación poco saludable, según el Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil (CESNI)”.

Así lo destaca un informe de la Universidad Juan Agustín Maza que refiere a dos investigaciones realizadas por profesionales de la institución: “¿Qué comen nuestros niños fuera de casa?” y  “La evaluación de niños escolares de entre 5 y 12 años”, que presentarán próximamente.

Los niños consumen el triple de azúcar de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud y más del doble de sal. 

La licenciada en Nutrición Cecilia Llaver es decana de la Facultad de Nutrición de la casa de estudios y titular de la cátedra de Nutrición Infantil.

Ella desde hace años expresa la necesidad de actuar sobre la merienda saludable y la inacción al respecto. 

Incluso, el informe de la Universidad Maza hace referencia a un proyecto presentado hace dos años en la Legislatura que tampoco prosperó.  Es el de la diputada Beatriz Varela y apuntaba a que los negocios dentro de establecimientos educativos tengan una oferta saludable.

Sólo lo saludable

La falta de reglamentación de la norma implica que no hay pautas sobre cómo llevar a cabo lo que dispone la letra. Desde la Dirección General de Escuelas explicaron que desde hace dos años buscan avanzar sobre este asunto hasta tanto se logre la reglamentación.

En este marco han apelado a diversas resoluciones de manera tal de propiciar el tratamiento de estos temas en los colegios, entre otras medidas.

Además se hacen controles médicos en el marco del programa “Aprender con salud” y se espera fortalecer las clases de educación física para los alumnos que tengan sobrepeso. 

“Estamos trabajando en una serie de resoluciones que van generando una primera etapa de sensibilizaciones”,  dijo el subsecretario de Educación, Gustavo Capone.  Detalló que el año pasado se capacitaron 700 docentes y celadores y se trabaja en conjunto con otras áreas de gobierno y organizaciones.

“Hay que reglamentarlo porque si al chico le ofrecés las dos opciones  probablemente no elija lo saludable, entonces  hay que definir que pueden vender y qué no los quioscos”, consideró Mazzaresi. Corrió la responsabilidad exclusiva y la trasladó a la familia. “Los chicos no lo eligen, por eso el llamado es a la participación de toda la familia”. 

Capone detalló que uno de los obstáculos que han encontrado al solicitar la inclusión de alimentos saludables en los quioscos es que quienes tienen la concesión aseguran que se les están cambiando las condiciones.

Por ello, trabajan en nuevos pliegos, con nuevas disposiciones  para volver a licitarlas. Entre ello se estudia que tengan sólo alimentos saludables, sobre todo frutas y verduras y bebidas que no sean azucaradas.

Desde la casa

El informe de la Universidad Juan A. Maza destaca que la conducta alimentaria se adquiere fundamentalmente en el marco de la familia.

Al analizar las edades en las que comienza a manifestarse la mala alimentación queda expuesto el déficit en educación nutricional de los hogares, lo que se ve acentuado posteriormente por la realidad de las escuelas en dicha materia.

Consumo de agua 

El escaso consumo de agua por parte de los niños es algo que preocupa a los especialistas. La universidad Juan A. Maza destaca entre los resultados de sus abordajes que "hay niños en edad escolar que no tienen como opción tomar agua al momento de hidratarse".

La decana de la Facultad de Ciencias de la Nutrición de la Universidad Maza,  Cecilia Llaver, expresó que "es importante que en las escuelas se tenga acceso a agua potable y que se priorice la leche por encima del té o del yerbeado".

La licenciada en Nutrición Yanina Mazzaresi remarcó que "la Resolución de agua (N° 452 de la DGE que desalienta el consumo de gaseosas y jugos artificiales) lanzada ahora es de vanguardia porque además el agua es el primer eslabón en la merienda saludable".

 

Lanzaron el programa Aprender con Salud 2018

Ayer, la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Elisabeth Crescitelli, junto al director general de Escuelas, Jaime Correas, participaron en el lanzamiento de la edición 2018 del programa Aprender con Salud, que se desarrolla en todas las escuelas y apunta a inculcar a los niños hábitos saludables en la alimentación, en la actividad física y en el cuidado de la salud propiamente dicho.

El subsecretario de Salud, Oscar Sagás, explicó que desde el ámbito estricto de la salud Aprender con Salud conlleva el control y avance  de tratamientos oftalmológicos, odontólógicos, clínicos e inmunológicos, a través de un carnet para cada chico.

A su vez, el ministerio se encarga de completar las vacunaciones que no se hayan realizado. Crescitelli explicó que Aprender con Salud es la aplicación de una política transversal que incluye la salud, el deporte, la seguridad y la educación.

Entre otros objetivos, se apunta a trabajar en la alimentación habiendo ya obtenido el logro de reducir 40% los casos de obesidad infantil.

Resaltó lo importante que es difundirlo a través de obras de teatro para niños, en este caso Supersaludable, que se dará en tres funciones a las que asistirán unos diez mil chicos.