Mundo Viernes, 15 de marzo de 2019

Mendocinas en Nueva Zelanda: "Lo vivido fue de terror, no se podía creer lo que pasaba"

María Lourdes Philippens y Lourdes Moreno residen en Oceanía. Hablaron con Los Andes sobre cómo se vivió el ataque que dejó 49 muertos.

Por Redacción LA

La masacre de Nueva Zelanda conmueve al mundo entero. El ataque terrorista que dejó este viernes el triste saldo de 49 muertos y 48 heridos en dos mezquitas suma minuto a minuto expresiones de repudio y preocupación internacional, en el marco de una barbarie que fue transmitida por Facebook por uno de los tiradores. 

Mientras la justicia de aquel país avanza en la investigación para sancionar a los culpables, entre los que figura un australiano de 28 años apuntado como el máximo responsable de los hechos, Los Andes dialogó con María Lourdes Philippens, una mendocina que vive hace nueve años en aquel país y que vivió de cerca la traumática situación. 

"Estamos todos conmocionados por la cantidad de víctimas y la crueldad del hecho. No nos explicamos cómo pudo haber pasado algo así en un país que es multicultural, sumamente seguro, tranquilo y pacífico. Tengo muchos amigos, conocidos y compañeros de trabajo musulmanes que están pasando un momento terrible, de mucho dolor", confió Philippens.   

María Lourdes Philippens es mendocina y vive hace nueve años en Nueva Zelanda. / gentileza

A lo que añadió: "Yo estaba trabajando, eran las 14.30 más o menos, y empecé a recibir notificaciones del New Zeland Herald, que es el diario más importante de acá. No podía creer lo que estaba pasando. Como bien dijo la primera ministra (Jacinda Ardern) este es el dia más oscuro en la historia del país".   

 

La desagradable sorpresa dejó además la sensación de existencia de peligrosos grupos políticos armados en Nueva Zelanda, y la preocupación de la gente por consecuencias futuras, aunque el gobierno trabaja para devolver la tranquilidad a las diferentes ciudades. 

"Es evidente que hay un resurgimiento mundial de los neonazis y para mí es inaceptable, así como existe una preocupación por represalias que podrían tomarse en contra de Nueva Zelanda. Repudiamos todo lo que pasó y condenamos tido tipo de violencia", señaló la godoicruceña.  

A pesar de vivir en la isla norte -el ataque se produjo en la isla sur-, tanto Philippens como cientos de argentinos que viven en Oceanía se han expresado sorprendidos y consternados por el viernes dramático que vivió un país desacostumbrado a este tipo de noticias. 

 

Christchurch, que sufrió los terremotos de 2010 y 2011 y el saldo de cientos de muertos, vuelve a protagonizar una difícil situación que necesitará de la solidaridad de la gente: "Este es un país muy solidario. En pocas horas se inició una campaña para juntar dinero y ayudar a la comunidad musulmana en Christchurch. Hasta donde supe habían juntado un millón de dólares. Igualmente todavía no lo podemos creer, fue de terror", apuntó la mendocina.     

 

"Acá están todos en shock pero hablan de un hecho aislado"

Otra de las mendocinas que ofrecieron sus declaraciones a Los Andes es Lourdes Moreno, quien vive temporalmente en una ciudad cercana a Christchurch. "Acá están todos en shock, soprendidos, con incertidumbre e interrogantes por lo que pasó. Como extranjera, tengo una sensación de sorpresa, aunque acá lo ven como un hecho aislado".