Sociedad Martes, 19 de junio de 2018 | Edición impresa

Antes de que salga la ley, médicos mendocinos adelantan su negativa a practicar abortos

Un grupo de profesionales de la salud autoconvocados rechazan el proyecto de Ley. Estiman que va en contra del Juramento Hipocrático.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

El proyecto de ley que apunta a legalizar la interrupción del embarazo -ya con media sanción en el Congreso- sigue dividiendo las aguas.

Si bien el proyecto plantea la posibilidad de que los profesionales médicos puedan identificarse como objetores de conciencia -lo que implicaría que se excusen de practicar el aborto-, la iniciativa obliga a los efectores de salud públicos a que garanticen sin excepciones la práctica (siempre y cuando sea antes de la semana 14 de gestación).

 

Ante esta situación, un grupo de médicos y profesionales de la salud mendocinos se ha organizado en contra la propuesta, y adelantaron que en caso de que se sancione la ley; habrá una “catarata” de pedidos de inconstitucionalidad. De hecho, sostienen haber juntado mil firmas de colegas en contra al proyecto.

 

“Está probado científicamente que el que el inicio de la vida humana se da desde el momento de la concepción”, destacó la médica Cecilia Licata, quien además es docente de Histología e Embriología en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo.

“Presentamos una nota en el Comité de Bioética de la facultad firmada por la mayoría de los integrantes y en coincidencia con el Juramento Hipocrático, que es contradictorio a la interrupción del embarazo. La vida comienza cuando se da la unión de los núcleos del espermatozoide y el del óvulo. Allí está el ADN del ser, y allí se forman los 46 cromosomas que marcan el inicio de la vida”, destacó.

“Los científicos coinciden en que la vida comienza desde la concepción. Todo lo que vaya en contra de eso por vía artificial es crimen. Lo que se está proponiendo en este momento es un genocidio”, destacó a su turno el médico Raúl Soler Ponce.

“Los argumentos sobre si es persona a partir de una determinada semana son disparatados, caprichosos y arbitrarios; para justificar lo injustificable”,  acotó Pascual Angel Gargiulo, profesor de Farmacología en la UNCuyo con especialización en psiquiatría y medicina legal. 

Inconstitucional

Licata destacó que existen intereses creados y que tergiversan la información. “De aprobarse la ley debería ser declarada inconstitucional. En países como España, donde se legalizó, se incrementaron los abortos y la cantidad de personas destruidas, además del trauma del posterior”, siguió.
Licata, además, destacó que el aborto no está entre los principales causales de muertes maternas.

El cirujano y médico legista, Raúl Anselmo Soler también se refirió a lo que significaría intentar reglamentar algo que va contra la vida. “Si esto se convierte en ley va a afectar el comportamiento de los médicos que han hecho el Juramento Hipocrático, va a atentar contra ellos y contra Dios”, sintetizó.

Ana María Del Chierico es ginecóloga en el Hospital Central, y otra de las especialistas que se oponen a la legalización. “Al ser una práctica antinatural, no hay forma de que sea seguro. Y tampoco va a ser gratuito, ya que va a ser a costa de gastar recursos e insumos en contra de lo que debería prestarse en salud”, indicó.

Además, destacó que la mayoría de los políticos no manifestaron que impulsarían este proyecto en campaña.

Marcados

Las listas de objetores de conciencia también preocupan a estos médicos autoconvocados. “Tenemos derecho a tener moral y principios propios. Pero se nos estaría obligando a renunciar. Si se hacen las listas de objetores y uno se anota, quedarmos soslayados de ascensos o cargos; todo por creer que la vida empieza con la concepción y que es sagrada”, indicó la doctora Adriana Sarmiento.

“El Juramento Hipocrático es del año 400 a.C., por lo que no es tampoco una imposición católica. Hay evidencia científica y una racionalidad jurídica. Con esto se está planteando cargarse al Código Penal”, retomó Gargiulo. 

Por su parte, el ginecólogo y obstetra de la Maternidad José Federico Moreno (del Hospital Lagomaggiore), Raúl Castillo también se refirió a otras realidades que -sostiene- se presentarían. “Si se aprueba la ley, van a crecer las enfermedades infecto contagiosas. Porque los jóvenes se van a cuidar mucho menos al momento de tener relaciones”, indicó Castillo. 

Ampros apoyará a los médicos que estén en contra

La secretaria general de Ampros, María Isabel Del Popolo también se manifestó en contra. “Vamos a apoyar a los colegas que sean objetores de conciencia”, indicó Del Popolo.

“Es un asesinato agravado por la falta de defensa. Yo soy católica, y no puedo sancionar a quien no es como yo. Hay una Justicia superior donde caemos todos. Le pido al Señor que sea misericordioso, aún con ellos”, destacó en alusión a los médicos que vayan a aceptar practicar los abortos legales.