Más Deportes Sábado, 12 de enero de 2019 | Edición impresa

Matías Notti: el mendocino que está muy cerca de cumplir su objetivo

El empresario encaró esta edición del Dakar con la intención de ayudar a un albergue solidario, lo que concretará hoy.

Por Maxi Salgado - msalgado@losandes.com.ar

Hay quienes necesitan la adrenalina de la competencia y sólo la sacian con triunfos, y hay otros que se sienten felices de otra forma: participando. Ese es el caso de nuestro protagonista  “Mañana (por hoy) en el día de descanso, estaremos en Arequipa llevaremos los alimentos y útiles escolares que nos dieron los sponsors al albergue de niños Cariño de Jesús, así que por favor pido que difunda esto por las radios del lugar y agradezco a BHA Cargo Logistic que fue la empresa que ayudó en esta campaña solidaria”, asegura en un video publicado en las redes Matías Notti, este empresario mendocino que está corriendo el Dakar en motos con la idea de ayudar a organizaciones sin fines de lucro.

 

Notti es mendocino, pero está radicado desde hace años en Buenos Aires donde se desempeña como responsable comercial de un grupo de empresas multinacionales de exportación de frutas, y como es un apasionado de los deportes especialmente los extremos, se lanzó a esta experiencia pero con una visión diferente a la de la mayoría de los pilotos. “No compito contra nadie, voy a mi ritmo”, dice el piloto de KTM de 42 años y quien en la provincia era un asiduo recurrente a los triatlones, especialidad que también probó a nivel internacional.

Gentileza

Con ese espíritu filántropo, Notti igual es el único piloto mendocino que sigue en competencia hasta ahora, ya que Orlando Terranova tuvo que abandonar tras sufrir un accidente con su auto y Franco Caimi, quien había hecho un esfuerzo físico para recuperarse de una fractura y poder estar en la línea de largada con su moto, dejó en la tercera etapa por los dolores que estaba padeciendo.

Quienes sí siguen, son Adrián Yacopini y Torlaschi, pero como acompañantes de Federico Villagra en la categoría de camiones.

 

Matías no es un improvisado. De hecho se preparó a conciencia para el desafío.  “Junto a la Universidad de San Martín realizamos una investigación basada en mis datos biomecánicos, como el equilibrio, la resistencia física, y la respiración. Me elaboraron un plan de alimentación y de hidratación con el objetivo de mejorar mi rendimiento arriba de la moto”, contó a la página oficial de la competencia.

“Carreras como el Dakar te enseñan a afrontar problemas, de esos que te cuesta gran esfuerzo solucionar, para luego enfrentar cualquier imprevisto de la vida cotidiana”, dice.

En algún momento, el propio Matías recordó que siempre se inolucró en acciones como ésta. “Cuando empecé con la actividad en Mendoza me involucré para tratar de unir la pasión del deporte con algún fin solidario. Con el grupo que salíamos a andar en moto o bicicleta, mezclábamos la aventura deportiva con la ayuda. Hacíamos travesías a puestos en la precordillera llevando alimentos no perecederos, abrigo, lo que fuese. El modo en el que te reciben te hace ver la vida de otra forma. Eso lo seguí practicando cuando vine a vivir a Buenos Aires, con la gente que está en situación de calle. Siempre estuve vinculado", relata Notti quien por ahora viaja como dice el dicho “despacito y por las piedras”.

 

Por ahora,  llegó en el primer día en el puesto 100 y aunque en la segunda etapa (116) cayó un poquito, se repuso en la tercera (llegó 97) y luego en el puesto 106. Hoy, su objetivo ya estará cumplido y lo que venga será puro disfrute.

Ayudó a otro corredor y le devolvieron el tiempo

El francés Xavier de Soultrait (Yamaha) cruzó primero la línea de meta de la quinta etapa de motos entre Moquegua y Arequipa, pero la victoria se la llevó finalmente el piloto británico Sam Sunderland (KTM) por decisión de los comisarios del rally.

El resultado final fue actualizado después de que los responsables de la carrera tomaran en consideración que Sunderland, quien terminó 14º a 7 minutos y 29 segundos de De Soultrait, debió su retraso a los aproximados diez minutos que perdió junto al portugués Paulo Gonçalves (Honda), quien sufrió un leve traumatismo craneal y posible fractura de la mano derecha.

 

El tiempo devuelto finalmente por los comisarios permitió así que el motorista de KTM adelantara a De Soultrait por 3 minutos y 3 segundos en el crono definitivo, de 4 horas 11 minutos y 48 segundos. En la clasificación general, De Soultrait sube al octavo lugar, pero se mantiene 18 minutos y 37 segundos detrás del líder.