Fincas Sábado, 3 de noviembre de 2018 | Edición impresa

Mariela Baigorria Jayat: “Estamos afectados por la sequía”

La empresaria habló con Fincas sobre la actualidad del sector tras 10 meses sin lluvias y otros factores influyentes.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

El lunes pasado, una llovizna no alcanzó para atenuar el problema de la sequía en los campos del Este provincial. La falta de agua, desde hace 10 meses, en algunos lugares no hace más que profundizar la crisis que enfrenta el sector ganadero en los departamentos de La Paz, Santa Rosa y Rivadavia.

Mariela Baigorria Jayat, ex-presidente de la Fundación Coprosamen, habló con Fincas sobre la actualidad del sector, el subsidio del municipio y el horizonte que visualizan los productores a mediano plazo. 

 

-¿Cómo afecta la sequía a los ganaderos paceños? 

-Enormemente. Hay una importante cantidad de ganaderos en distintas zonas del departamento que están afectados por la sequía. En lo personal tengo campos en la ruta provincial 51, a 50 kilómetros al sur del Desaguadero y también me he visto perjudicada.

-¿Desde hace cuánto se vive este problema?

-La situación se profundiza porque hay vacas pariendo, pero la sequía en la zona es una problemática de arrastre. La falta de precipitaciones a tiempo y en cantidad viene empeorando desde hace un par de años.

-¿Puede tenerse un estimativo de las pérdidas?

-Es prematuro para hacer un estimativo. Si bien hubo lluvias, como la tormenta del lunes, fueron sectorizadas. Cayeron 30 milímetros con piedra en la cola de mi campo, pero las cosas siguen igual para mis vecinos del norte. 

 

Decisiones recientes

En La Paz se presentaron notas a la intendencia y en el Concejo municipal, para que se gestione algún tipo de ayuda para los productores ganaderos. Tras la gestión del Coprosamen, la comuna anunció un auxilio de $ 100 por cada chivo y $ 500 por ternero destetado. 

-¿Los subsidios que otorgó la comuna de La Paz ayudan a enfrentar el presente?

-Ayudan a paliar la crisis, sobre todo en este momento de inflación, pero no son una solución para el problema. Los productores tenemos que tomar conciencia -voy a hablar en general- de una serie de desmanejos que por ahí se tienen. Como ocurre cuando se sobrecargan los campos o no se realizan los tactos en el momento indicado para saber la preñez que se tiene y la condición corporal de las vacas. Hay cosas que podemos hacer para aminorar el impacto de aquellas que no podemos manejar, como la lluvia.

-¿Cuál es la perspectiva de crecimiento del sector caprino y bovino en el Este?

-Las perspectivas ganaderas a futuro están afectadas seriamente, no solo por la prolongación de la sequía que aqueja al sector. Esta situación se asemeja a la que vivimos en 2003, porque cuando las vacas hacían un paso más firme se quedaban en el suelo y era imposible volver a levantarlas. Hoy veo a los animales en ese estado, debilitados. Me cuesta poder visualizar un horizonte en ese sentido. Si bien a nivel general la naturaleza juega su rol, hay que hacer una combinación de factores para beneficio del sector. Es difícil plantear una política general de ganadería y luego implementarla en cada zona, porque cada una tiene su realidad. 

 

-¿Qué políticas a futuro ayudarían al sector ganadero?

-Si uno comercializa una vaca en la feria y el animal cuesta $ 3.000 menos los impuestos, es muy difícil poder desarrollar el sector. Debería haber una mesa ganadera en la que participen todos los actores (Estado, entidades intermedias, productores) y escucharnos. Si bien hay sectores en la ganadería que están beneficiados, hay otros que no y la cría es uno de ellos. 

Por eso hay que trabajar en lo que necesita el sector para crecer. Es difícil poder aplicar una política general, deberíamos formar una mesa de trabajo por distrito y luego por municipio para evaluar temas como los caminos ganaderos y comercialización.

-¿Cómo impactará la asistencia en esta campaña?

-Es de gran ayuda, le va a permitir a los pequeños productores poder paliar esta crisis que se ha vuelto aguda. Es una ayuda que les permitirá comprar el alimento y llevarlo al campo. Sin embargo hay una conjunción de temas que no se han resuelto, porque sin caminos es imposible llevar el alimento o incorporar tecnología. 

Hoy los productores esperamos que llueva para poder acomodar la realidad, pero nos falta el diálogo de los distintos actores. Debemos armar un plan común y consensuado para que se tomen las decisiones que nos beneficien a todos; como el de poder integrarnos con San Rafael, porque ellos engordan el ganado y nosotros hacemos cría.

 

Perfil

Gentileza

Mariela Baigorria Jayat. Fue presidente de la Fundación Comisión Provincial de Sanidad Animal Mendoza (Coprosamen) en 2013; anteriormente cumplió otras funciones como la de tesorera. Desde 1996 lidera el negocio familiar y desarrolla la actividad ganadera en La Paz. Es dueña de hacienda bovina y también ejerce el comercio.