Espectáculos Lunes, 15 de abril de 2019 | Edición impresa

Mariano Peluffo: “Soy un conductor efectivo”

Luego de 17 años en Telefe, comenzó una nueva etapa en Net TV. Allí conduce diariamente “Cuestión de peso” y un programa de cocina.

Por Agencia Télam

El conductor y productor Mariano Peluffo, quien está al frente del programa de cocina “Como todo” y del reality “Cuestión de peso”, ambos en la señal de aire y digital Net TV, se definió como un “conductor efectivo”. “Si me llaman para hacer un programa saben que lo voy a sacar adelante, que no te voy a dejar a gamba. Yo cumplo y este es un capital simbólico que tengo”, expresó Mariano Peluffo sobre esta etapa en esta señal, que se puede ver en canalnet.tv de forma digital o en el 125 de DirecTV.  

En el programa “Como todo”, que combina recetas de cocina con humor y se emite en vivo de lunes a viernes a las 12, Peluffo -quien además produce el ciclo- está acompañado por los cocineros Jimena Monteverde y Paco Almeida y la nutricionista Romina Pereiro, actual pareja de Jorge Rial.

 

Mientras que en “Cuestión de peso” el conductor comparte pantalla con el doctor Alberto Cormillot y todo su equipo, de lunes a viernes a las 20, en el “prime time” de la señal.

“Me tentó la propuesta de hacer estos programas y era un desafío comenzar en un canal de aire nuevo, que nace digital. Hace 50 años que no se daba una licencia de este tipo”, explicó Peluffo, quien ya había estado al frente de recordados realities y programas de cocina, y que fue una cara de Telefe durante 17 años.

- ¿Cómo fue el desembarco en Net TV?

- Tenía ganas de hacer un programa de cocina diario y en vivo, nos juntamos con la gente de Net TV y surgió “Como todo” y ellos, además, me propusieron hacer también “Cuestión de peso”.

- Fuiste la cara visible mucho tiempo de Telefe, ¿cómo fue esa transición?

- Estuve del 2001 al 2018. Mi salida no fue traumática ni difícil. Ahí empecé a charlar con Martín Kweller y con Guido Kaczka, que son los socios de Kuarzo y que están con el management de la señal y arrancamos.

- ¿Cómo ves la televisión hoy con el advenimiento de las nuevas plataformas?

- Hay una conciencia más de industria y no tanto de canal contra canal. Una conciencia de cuidar más a la tele porque hoy la competencia no es entre programas, sino sobre qué hace una persona cuando se pone frente a una pantalla. Nosotros competimos con otro canal, con Facebook, con Instagram y con YouTube. Entonces el primer desafío es que se mire la tele, ahí hay una batalla que tenemos que ganar.

 

-¿En este desafío entra más tu veta de productor?

- Sí, y lo venimos charlando hace unos años con varios colegas. Vos pagás el cable y tenés tele, teléfono, internet y luego por una cuestión de consumo se separan los dispositivos y en un momento va a estar todo en la misma pantalla y vas a pausar lo que estás viendo para atender una llamada y vas a estar mirando un programa y abajo te va a aparecer un link para comprar. No estamos lejos de eso, entonces todo va a llegar por el mismo lugar y tenemos que estar preparados para que, por ejemplo, en “Como todo” te diga lo que necesitás para una receta, lo puedas comprar y que toques un botón y te lo manden a tu casa.

-¿Cómo ves entonces el futuro de la televisión?

- La tele como la conocemos no va a morir. Cuando salieron las plataformas de música dijeron “es el fin de las discográficas” y no cerró ninguna. Antes si la gente no te veía en la tele no te validaba y hoy por algunas cuestiones tienen más peso las redes o Spotify, si es para una banda. La televisión perdió el protagonismo exclusivo y pasó a ser un medio más.

-¿Construyó un perfil para un determinado target?

-La televisión es el lugar al que pertenezco y me considero un conductor efectivo. Delante de cámara pienso qué diría delante de mis hijas o de mi mamá y de esta misma manera acepto determinados proyectos y otros no porque me parece que son de demasiada exposición o que no me sentiría cómodo. Ahí es donde trato de poner la mirada de productor, el proyecto puede estar bueno pero yo no voy como conductor. Por ejemplo, me quisieron contratar para un desfile en Punta del Este y yo tengo una casa en la Lucila del Mar, soy un bicho de otro pozo ahí (risas).

 

-En tu carrera estuviste vinculado a realitys y a programas de cocina, ¿fue una elección?

- Comenzó con “Gran hermano” cuando entré a Telefe y fue un furor. No me conocía nadie y a los cinco meses no podía ir a un shopping. Avancé muchos casilleros rápido, fue una escuela. Me gusta mucho el formato del reality, llegó para quedarse y tiene muchas variantes. La gente lo asocia con quilombo y para mí es un formato que tiene como protagonistas a gente común y eso genera empatía, si los participantes están bien elegidos. En “Cuestión de peso” la gente viene a bajar kilos, los mismos kilos que tiene el 60% de la población. Y en cuanto a la cocina, es algo que me gusta, en el programa del mediodía una vez por semana hago una receta mía y, además, culturalmente la cocina está metida en nuestro ADN. Entendí que la combinación de estos programas, con sus momentos de humor y de emoción, es la gran disyuntiva que tenemos todos. 

 

El conductor de todos los éxitos 

Fueron 17 los años que Mariano Peluffo (Buenos Aires, 1971) trabajó en Telefe, llegando incluso a convertirse en una de sus figuras de cabecera.  

Sin dudas ayudó a su estrellato haber sido co-conductor del primer “Gran Hermano”, que en 2001 causó el boom de los realities en la tevé. Seguiría vinculado a este formato en el resto de sus ediciones.  

En 2003 acompañó a Maru Botana en “Maru a la Tarde”, un programa de juegos, invitados, cocina y humor. Luego estaría al frente de  “Operación Triunfo”, “Talento Argentino” y “MasterChef”, entre otros recordados programas.