Espectáculos Viernes, 14 de septiembre de 2018 | Edición impresa

María y Cosecha junto a De Nuevo Dúo en el ciclo “La canción es urgente”

El grupo porteño y el dúo cuyano se suben al Imperial para levantar una voz que protesta frente a la situación del arte actual.

Por Martín Castillo - mcastillo@losandes.com.ar

La música popular está en esos momentos en los que tiene que cantarse lo más fuerte posible. El trabajo artístico propio de nuestra tierra busca entre lo profundo resurgir y quedarse con el lugar que merece, en tiempos donde el arte no es una prioridad social. Por eso, “la canción es urgente” en este ciclo que revitaliza nuestras raíces.

 Esta noche, el grito lo darán dos grupos que pelean, no sólo para resistir sino para celebrar: festejar la cultura, festejar el aguante. Los integrantes de María y Cosecha se conocieron en la Escuela de Música Popular de Avellaneda (Buenos Aires), mientras cursaban sus estudios.

Desde la construcción colectiva y la misma mirada estética, María de los Ángeles “Chiqui” Ledesma (voz), Pablo Fraguela (piano y coros), Pedro Furió (guitarra y coros), Matías Furió (percusión) y Taty Calá (contrabajo y coros), se expresan entre arreglos e interpretaciones criollas con grandes influencias.

 

Creadores como Félix Luna, Víctor Jara, Teresa Parodi o Ramón Ayala, tienen una impronta fundamental en el abordaje del grupo frente al cancionero latinoamericano. 

María de los Ángeles fue ganadora del Festival Nacional de Cosquín en el rubro Solista Vocal Femenina, en el ‘92. Oriunda de Santa Fe, tiene una formación y una relación especial con la familia de Teresa Parodi: el nombre que lleva el ciclo, es de la letra de una canción de la cantautora. 

 Por el lado de Mendoza, De Nuevo Dúo está formado por Alejandra Marengo y Laura López. Las acompañan Adrián Piña, Andrés Musolino y Arturo Tascheret en las composiciones y la guitarra. “Todo el arte es urgente en tiempos de dificultades y tenemos que responder a eso”. Con esas palabras Laura López resumía el objetivo de la presentación en el Cine Teatro Imperial.

 

Un ciclo urgente

La realidad que se comparte es la misma. La situación no ha sido fácil en estos tiempos que corren y el arte ha dejado de ser una prioridad: “El arte es un polo de resistencia a todo lo que sea contra los derechos humanos. Como artistas, sentimos que tenemos derechos vulnerados y la única manera de denunciar, y de también celebrar, es con la música”, cuenta la artista. 

 “La canción es urgente” es un espacio para conectar fuerzas. Las expresiones populares han quedado relegadas de la escena pero la organización es una respuesta según Laura: “Las presentaciones son difíciles porque hay menos espacios para la cultura. Los que hay, son privados. Aparte, somos muchos los músicos que tenemos que darnos nuestros espacios”. La cantante y Alejandra investigan entre las formas y los sonidos tradicionales y contemporáneos buscando su equilibrio. Terminado su nuevo disco, el que le sigue a “Palmas y Pañuelos”, se encaminan a la filmación de su cuarto videoclip. 

“El secreto está en no parar. Nos gusta presentarnos en bibliotecas populares o muestras de arte e ir sembrando la cultura. Esa es nuestra forma de sentir y pensar, aparte de que tenemos que ir adaptándonos a los tiempos que corren y los nuevos caminos de comunicación”, afirma Laura. 

 

Seguir subiendo en el camino

Después de esta presentación, signada por la composición propia de los artistas y una mixtura de sonidos, el futuro parece alentador: “Hemos hablado con directores de Cultura que están interesados en empezar a armar este ciclo como un festival. Los festivales que ya existen, son bastantes comerciales. Sin menospreciar a los artistas más convocantes, siempre están los mismos, y justamente son masivos porque tienen espacio para mostrarse”. 

El folclore local, sus historias y sus paisajes estarán plasmados en canciones que no pertenecen a ninguna danza en particular, sino que celebran las fusiones de todas nuestras corrientes musicales propias. Clásicas cuecas y piezas populares también serán interpretadas en este espectáculo, como una necesidad de poner en alto la voz popular y no perder las raíces.

A partir de las 22, en el Cine Teatro Imperial de Maipú (Perón y Pescara), sonarán los sonidos urgentes. La entrada tiene un valor de $150 para público en general; y $100, para estudiantes y personas jubiladas.