Mundo Club House Lunes, 6 de agosto de 2018

Maravillosos vestidores “low cost”

Te presentamos algunas ideas ingeniosas para que puedas cumplir el sueño de tener un vestidor divino a tu medida.

Por Redacción CH

Todos nos hemos imaginado, especialmente muchas mujeres, tener un maravilloso vestidor junto a nuestra habitación. Espacioso, ordenado, y con muchos pero que muchos zapatos. Parece muy caro poder tener un vestidor a medida, pero la realidad es que hay muchas opciones viables para diseñar nuestro propio armario con un precio ajustado. Te presentamos algunos vestidores low cost que te dejarán sin aliento.

SIMPLE Y SENCILLO

En las cosas más sencillas es en las que podemos encontrar la perfección. Si no tenés la posibilidad de instalar un armario ahora mismo, podés resolver ese problema, instalando dos simples percheros para la ropa y un estante de pared a pared para cajas y complementos. El único requisito es disponer de una pared libre en la que puedas instalar el estante. En el caso de los percheros, podés encontrar opciones para colgar en la pared o sujetos desde el piso. Puede ser muy práctico hacerse con unos con ruedas para darle movilidad a espacios reducidos.

EN EL BAÑO

En este caso, hay que disponer de un baño de unas dimensiones considerables, aunque no exageradas. Simplemente debemos ocupar una pared, puede ser la misma de la puerta de acceso al baño en la que acoplar unos armarios con estanterías o percheros, a elegir según lo que necesitemos. En grandes superficies podés encontrar armarios para montar vos misma, hay muchas medidas disponibles que pueden ser adecuadas al espacio que tengas. También podés contactarte con un carpintero para que te diseñe un armario a medida a tu espacio.

A MEDIDA

Lo mejor de hacerse un vestidor es adaptarlo a tus necesidades, conseguir que cada cosa tenga su sitio y resulte lo más práctico posible. En este tipo de vestidores se pueden añadir tantos estantes o percheros como necesités. Te animamos a tomar medidas en el espacio que tengas para poder adaptar cada prenda a un sitio, si tenés dudas no temas, podrás ir añadiendo o modificando el sistema sobre la marcha, con divisiones para dos, una zona para los peques de la casa, almacenaje en la zona más alta, etc. 

METÁLICO

La opción de hacerse un vestidor metálico tiene muchas ventajas. Es un sistema económico que puede incorporar piezas a medida según nuestras necesidades. Un punto a favor para este sistema es que ofrece suficiente ventilación para zapatos y ropa y, además, todo tiene suficiente visibilidad para no olvidar nada al fondo.

COMODIDAD

Si tenés la suerte de disponer de un dormitorio para hacer un vestidor, podés utilizar todas las paredes con estanterías. El truco para estos casos es disponer de un asiento central, podrás contemplar la ropa y sentarte para ponerte los zapatos, puede ser más útil de lo que imaginás. Para los complementos, lo mejor es disponer de una cómoda central que sirva para apoyar lo que necesités. Esta es una opción perfecta para espacios amplios.

AÑADÍ COMPLEMENTOS

Hay que tener en cuenta que un buen armario no es nada sin los complementos adecuados, intentá hacerte con cajas de distintos tamaños para tus complementos o ropa de otras temporadas. Podés subir las cajas a lo más alto o en la zona inferior. También los cajones son una buena opción aunque, a veces, se pueden quedar cortos de espacio, es mejor meter cosas pequeñas en ellos.

ILUMINACIÓN

Instalá luces en tu vestidor, y un buen espejo, por supuesto. Los mejores negocios estudian el tipo de luz que recibís cuando estás en el probador. En casa deberías poder hacer lo mismo. Recordá que la luz frontal, como la de un camerino, mejora el aspecto de tu cara y silueta. Si sólo tenés luces en el techo puede que te veas con peor aspecto del que tenés en realidad. Una lámpara de pie puede enchufarse junto al espejo sin ninguna complicación.

UN BARRAL ES SUFICIENTE

No te compliqués, un solo barral basta. Si sos capaz de colgar toda tu ropa en perchas podés tenerlo todo a la vista y sin arrugas. Es una buena opción, perfecta para dormitorios alargados o una zona de paso. En este caso, la inversión es mínima, podés darte el gusto de encargar un barral metálico a medida o de la madera que más de guste. ¡Cuanto más resistente mejor! tené en cuenta que va a tener que soportar mucho peso.

Fuente: habitissimo.es