Turismo Domingo, 27 de enero de 2019 | Edición impresa

Mar profundo: los mejores lugares para bucear en Latinoamérica

Desde Puerto Madryn, pasando por las islas del Coco en Costa Rica y el Caribe. ¿Qué ofrece cada destino?

Por Redacción LA

Para quienes aún no les llegó la hora de descansar y disfrutar, tienen un poco más de tiempo para planificar su próximo destino, Latinoamérica es una región que ofrece una enorme cantidad de playas que, además de ser paradisíacas, invitan a practicar distintas actividades acuáticas, entre ellas el buceo.

A continuación, el meta buscador de vuelos, hoteles y alquiler de autos Skyscanner, recomienda los mejores destinos con playas adonde podés sumergirte y descubrir los secretos subacuáticos más deslumbrantes de Latinoamérica.

 

Puerto Madryn, Argentina.  A 1.300 km de Buenos Aires, hacia el sur, se encuentra la meca del buceo de nuestro país: Puerto Madryn. Para muchos, este es un gran destino para el avistaje ballenas en invierno y primavera, y para ver pingüinos en Punta Tombo durante el verano.

Sin embargo, también se caracteriza por su amplia riqueza en flora y fauna marina y por poseer múltiples posibilidades de buceo y snorkeling. Una de las opciones es hacerlo con lobos marinos, un clásico de la región: si bien esta experiencia se puede vivir en cualquier estación del año, se recomienda hacerlo en primavera y verano. El momento más económico para viajar es marzo.

Puerto Madryn. Buceo con lobos en el sur argentino.

Fernando de Noronha, Brasil. La isla Fernando de Noronha, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es uno de los mejores lugares de Brasil y del mundo para disfrutar de la naturaleza y del buceo.

La mejor época para conocer las aguas transparentes de este paraíso es entre setiembre y octubre. Hay mejor visibilidad y el mar se encuentra más calmo, aunque se puede visitar todo el año.

Con o sin experiencia en buceo, quienes visiten la Isla pueden acceder a distintos tipos de cursos para practicarlo o iniciarse con buceo de bautismo.

La única forma de llegar a la isla es en avión desde Recife o desde Natal, y dicen que el momento más económico para viajar es abril.

 


Isla de Pascua, Chile.  Más allá de las enigmáticas estatuas moai y su cultura ancestral, esta isla de la Polinesia chilena es un lugar perfecto para practicar actividades acuáticas como el snorkeling y el buceo gracias a sus aguas claras que permiten una visibilidad desde hasta 60 metros. Esta característica única, se debe a la ausencia de plancton y, fundamentalmente, a la falta de contaminación tan poco habitual gracias al turismo responsable.

Lo extraordinario de este lugar es que su fauna marina. Está compuesta por 160 especies, de las cuales el 26% es endémica de la Isla de Pascua, es decir, que no puede verse en ningún otro lugar. Además la temperatura de sus aguas oscila entre los 18° y 26° grados, lo que hace a la experiencia de buceo inolvidable.

El momento más económico para viajar es agosto.

 

Islas Galápagos, Ecuador. Este archipiélago del Pacífico, ubicado a unos mil kilómetros de la costa ecuatoriana, no solo es famoso por su biodiversidad -y por haber inspirado a Charles Darwin para establecer su teoría de la evolución por la selección natural- sino también es uno de los mejores destinos del mundo para hacer buceo, con una fauna submarina espectacular compuesta de tiburones, rayas, tortugas, pingüinos, leones marinos, morenas, caballitos de mar, peces de toda clase, delfines y hasta ballenas.

Su fondo marino, con tramos de arrecife de coral y arena, alberga peces ángel, peces trompeta, peces globo, morenas, peces loro, peces mata, peces guitarra y tiburones de aleta blanca. En este contexto, el buceo es sin duda uno de los atractivos que más turistas cautiva y una actividad casi obligatoria para quienes quieran llevarse un recuerdo mágico del espíritu de las Galápagos.

El momento más económico para viajar es octubre.

 

San Andrés, Colombia. Conocido por su mar de siete colores -que va del azul profundo hasta el verde aguamarina traslúcido-, San Andrés alberga una biodiversidad marina única y digna de cualquier premio.

La fauna marina se debe, sobre todo, a los arrecifes de coral del lugar, que se reflejan en la superficie y generan un espectáculo inolvidable. Por ello, en 2001 fue nombrado por la Unesco como reserva de biósfera y es ideal para aficionados del buceo, ya que se dictan cursos para buzos avanzados y se pueden obtener certificados PADI y NAUI.
Las inmersiones pueden hacerse de día y de noche y hay muchas opciones para hacerlo.

Caribe. El mar de los siete colores, como le dicen al mar Caribe en la isla de San Andrés, Colombia.

Riviera Maya, México. El Caribe mexicano posee muchísimas playas paradisíacas con joyas marinas que enamoran a cualquier aficionado al buceo y una de ellas es el Arrecife Mesoamericano, reconocido por ser el más grande Arrecife de Coral del Hemisferio Occidental y el segundo Arrecife de Coral más grande del mundo en su tipo, después del de Australia.

Este arrecife abarca países como Belice, Honduras y Guatemala y mide mil kilómetros en su totalidad, de los cuales 300 kilómetros corresponden al Caribe mexicano.

Aquí se alojan muchas especies en amenaza y en peligro de extinción, como tortugas marinas, mantis, caracol reina, el arrecife negro y el coral de cuerno. Se estima que un 25% de la vida acuática del planeta vive en estos ecosistemas.

Los mejores sitios para bucear a lo largo del mismo son Isla Mujeres y Holbox, conocidos por ser hábitat del tiburón ballena, el pez más grande del mundo. También se puede disfrutar de experiencias extraordinarias en Tulum y Cozumel, entre otros lugares.

Maya. El buceo es muy popular en la Riviera Maya.

Isla del Coco, Costa Rica.  Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997 y escenario de la clásica película Jurassic Park, esta isla es uno de los mejores puntos de buceo en Costa Rica gracias a las aguas cálidas del Pacífico que la rodean.

El océano es hogar de una gran variedad de criaturas, incluyendo al tiburón martillo, rayas, delfines nariz de botella, orcas, atunes, ballenas jorobadas, tiburones de arrecife y numerosos animales endémicos.

Costa Rica. Buceo del científico junto a una tortuga de las islas del Coco en Costa Rica.

Llegar a la isla demanda aproximadamente 30 horas en bote, con recorridos ocasionales desde Puntarenas en la costa del Pacífico Central. Debido a su ubicación, la mejor época para bucear en la Isla del Coco es en temporada seca, entre septiembre y octubre.