Sociedad Policiales Lunes, 10 de septiembre de 2018

Manifestación en San Rafael para pedir justicia por Genaro Fortunato

A la misma hora que se conocían los fundamentos del fallo judicial, unas 200 personas acompañaron a los padres del joven fallecido.

Por Redacción LA

Alrededor de 200 personas acompañaron a los padres de Genaro Fortunato durante la manifestación que se realizó esta noche en pleno centro de la ciudad de San Rafael para repudiar el fallo y reclamar justicia.

Entre aplausos y pancartas, los manifestantes exigieron justica por Genaro y reclamaron cárcel para Julieta Silva, quien hace una semana fue condenada a tres años y nueve meses de prisión domiciliaria por atropellar y matar al joven sanrafaelino.

La gente llegó al kilómetro cero de la ciudad de San Rafael a las 20, que era la misma hora en la que el tribunal daba los fundamentos del fallo que condenó a Silva.

Tanto Miguel Fortunato como Graciela Linares, padres de Genero, decidieron estar en la manifestación y no en la lectura de los fundamentos porque no están de acuerdo con el fallo. "Decidimos estar acá con todo esta gente maravillosa y no tenía mucho sentido ir a escuchar un fundamento de algo con lo que no estamos de acuerdo", afirmó Graciela.

Los padres del chico fallecido hace un año -cuando fue arrollado por Julieta Silva al salir de un bar en el sur provincial -agradecieron a todos los que los acompañaron en su reclamo de justicia. "Es un vacío enorme, una sensación de ausencia infinita, que no es fácil de sobrellevar, de digerir", señaló Miguel Fortunato.

 

La convocatoria para la manifestación se hizo a través de las redes sociales y en un posteo de Facebook, Agostina Fortunato, hermana del chico, escribió: "Cualquiera podría haber sido Genaro. Necesitamos que nos ayuden a pedir justicia"

La familia del joven reiteró que apelarán el fallo y sostuvieron lo mismo que dijeron cuando se conoció el fallo: que van a pedir una pena más dura y justicia por su hijo. "Sí, vamos a apelar, vamos a apelar, como sea. Los accidentes ocurren pero esto no fue un accidente", concluyó Graciela Linares.