Sociedad Miércoles, 10 de octubre de 2018

Mañana comienza en Mendoza el juicio por la apropiación de la nieta 117

Se trata del caso de Claudia Domínguez Castro, la nieta de María Domínguez. Una de las referentes locales de Abuelas de Plaza de Mayo.

Por Eduardo Luis Ayassa - eayassa@losandes.com.ar

Mañana en los Tribunales Federales se iniciará un nuevo juicio por delitos de lesa humanidad y el caso que llega a debate tiene un ingrediente inusual. El expediente tratará la sustracción de una beba del poder de sus padres, quien terminó siendo entregada a un matrimonio que también será juzgado en esta instancia.

 

El militar se llama Segundo Héctor Carabajal, quien fuera agente de inteligencia del destacamento 144, que funcionaba en una casa de Martínez de Rosas y Emilio Civit, en plena 5° Sección de Capital. Desde allí se llevaban adelante los operativos de secuestro, tortura y desaparición de personas en nuestra provincia.

Hoy, aquella niña se llama Claudia Domínguez Castro y se la conoció como la nieta recuperada 117.  La joven es la nieta de María Domínguez, una de las referentes de Abuelas de Plaza de Mayo en Mendoza. 

Los acusados en este juicio son Julio Humberto Bozzo y Antonia Clementina Reitano, ambos con domicilio en Guaymallén y que llegan en libertad a la sala de debates.

Distinta es la situación del militar retirado Segundo Héctor Carabajal, quien desde que fuera rechazado su pedido de excarcelación está preso en la cárcel San Felipe.

 

Carabajal está imputado como coautor de los siguientes delitos: sustracción, retención y ocultamiento de una menor de 10 años; y falsedad ideológica de documentos públicos destinados a acreditar la identidad, en tres hechos. Con igual imputación llega a debate el matrimonio Bozzo-Reitano.

El Tribunal está integrado por Alejandro Piña (presidente) Alberto Daniel Carelli y María Paula Maris. De acuerdo a lo que trascendió, el juicio durará unos 3 meses.

El caso

Gladys Cristina Castro nació el 23 de noviembre de 1953 en Guaymallén y trabajaba en una panadería; Walter Hernán Domínguez (chofer de micro), el 30 de marzo de 1955; ambos militaban en el Partido Comunista Marxista Leninista.

La pareja fue secuestrada el 9 de diciembre de 1977 en su casa de Godoy Cruz. Fue cerca de las 2 de la madrugada, cuando cuatro sujetos encapuchados y uno sin capucha, armados y vestidos de civil, ingresaron por la fuerza.

Gladys estaba embarazada de seis meses: esperaba su bebé para marzo de 1978, pero desde aquel día nada se supo de la joven; tampoco de Walter ni del bebé por nacer.

 

En 1994 el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) de Mendoza envió a Abuelas de Plaza de Mayo una denuncia anónima sobre una joven nacida en marzo de 1978 que apareció en el hogar de una pareja mayor de un día para el otro.

A mediados de 2009, la denuncia fue derivada a la Conadi (Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad) para que pudiera investigar el caso y recién el 27 de agosto de 2015 se conoció -pruebas de ADN mediante- que la joven (Claudia) es la hija de Walter y Gladys.