Política Miércoles, 11 de julio de 2018 | Edición impresa

Macri cenó con Cornejo para limar asperezas en Cambiemos

La coalición gobernante cierra filas con la mirada puesta en la negociación con los gobernadores del PJ por el presupuesto 2019.

Por Leandro Boyer - Corresponsalía Buenos Aires

El presidente, Mauricio Macri, recibió a los gobernadores radicales Alfredo Cornejo (Mendoza) Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) para evaluar cómo negociar con el peronismo la aprobación del Presupuesto 2019 y para reforzar la unidad de Cambiemos tras el vendaval que desató Elisa Carrió. 

Según supo este diario, la cúpula del radicalismo comenzó a elaborar una hoja de ruta para facilitar las conversaciones con los representantes del denominado PJ dialoguista. El plan que le propusieron a Macri contempla tanto las variables económicas como las políticas, para evitar que esa extensa puja debilite a la alianza oficialista.

 

Para pulir algunos detalles de la propuesta, los tres mandatarios provinciales se reunieron en un hotel del centro porteño con otros representantes del radicalismo, entre los que figuraron el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, y el titular del interbloque de Cambiemos en Diputados, Mario Negri.

“Se analizó la agenda económica y cómo acompaña Cambiemos, unido hacia adentro, todo este proceso de discusión con el PJ dialoguista que va a ser difícil y largo”, revelaron allegados al encuentro.

Más tarde, Cornejo, Morales, Valdés y Negri continuaron con las deliberaciones en la Casa Rosada, donde fueron recibidos por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Y los detalles del plan de la UCR finalmente llegaron a los oídos de Macri entrada la noche, cuando los mandatarios provinciales concurrieron a cenar a la Quinta de Olivos

 

La cumbre de Macri con Cornejo, Morales y Valdés se coordinó en los últimos días de junio, apenas después del encuentro que referentes del gobierno nacional mantuvieron con los dirigentes del peronismo dialoguista: el gobernador cordobés, Juan Schiaretti; el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey; el jefe del bloque Justicialista en el Senado, Miguel Pichetto, y líder del Frente Renovador, Sergio Massa. 

Aquel cónclave reavivó el malestar de los radicales que reclaman mayor participación en las negociaciones que lleva adelante la Casa Rosada. 

Además, durante la cena en la Quinta de Olivos los radicales elevaron su pedido a la Casa Rosada para que sosieguen a la líder de la Coalición Cívica (CC). Y por la situación, incluso Macri se vio obligado a ratificar la “fortaleza” de Cambiemos ante sus ministros en la reunión de gabinete que encabezó ayer. 

Peña reprodujo la conversación que el Presidente mantuvo con su equipo y, sin mencionarla, trató de calmar a Carrió: “Hay que tener cuidado de no herir susceptibilidades o decir cosas que, por más que puedan ser chistes, puedan llegar a herir susceptibilidades”.

 

El jefe de Gabinete recordó que Cambiemos “existe hace tan solo tres años y que se sustenta a partir de la diversidad de orígenes, de tres fuerzas políticas que han convergido por decisión de los argentinos y de sus líderes para ofrecer una alternativa republicana”. 

“En ese contexto, es natural, como puede ocurrir como en cualquier familia o en cualquier grupo humano, que pueda haber diferencias”, amplió el funcionario nacional.  

Según trascendió, en la reunión de gabinete, Macri llamó a “cuidar” a Cambiemos y dejó en claro que esa es “una tarea de todos los dirigentes” que integran esa alianza. Y según Peña, “todos los dirigentes son muy conscientes” de esa misión y la vienen “haciendo a su manera”. 

 

El Gobierno quiere ahorrar $ 20 mil millones

El Gobierno publicó su decreto con el “control de gastos” con el que el equipo del presidente Mauricio Macri pretende paliar el déficit. Con el decreto 632/2018 del Boletín Oficial se espera un ahorro de más de 20.000 millones de pesos. 

Entre las decisiones, se destaca que a partir de ayer, la administración central, organismos descentralizados y autárquicos “no podrán efectuar nuevas designaciones ni contrataciones de personal de cualquier naturaleza o fuente de financiamiento” hasta el 31 de diciembre de 2019. 

Quedan exceptuados la Administración Federal de Ingresos Públicos, el Servicio Penitenciario Federal, las Universidades Nacionales y las Fuerzas Armadas y de Seguridad. Los concursos en marcha, o casos de movilidad interna también quedan exceptuados.

Los convenios de asistencia técnica suscriptos con universidades quedarán sin efecto desde enero del próximo año y no podrán celebrarse nuevos.

Se trata de una metodología por la que el Gobierno tiene contratadas unos 6.000 empleados.

 

El decreto da por finalizadas bonificaciones e incentivos al sueldo de los empleados públicos y quedarán suspendidos los pagos extras hasta diciembre de 2019.

Respecto de viáticos, el decreto indica que deberán disminuir en un 30%, de acuerdo a lo que establezca un informe del Ministerio de Modernización; “el Ministerio de Hacienda podrá limitar las cuotas presupuestarias correspondientes”.

En el caso de los vehículos oficiales, la Agencia de Administración de Bienes del Estado deberá realizar un relevamiento de los vehículos existentes en el lapso de treinta días con un informe para definir cuántos vehículos requiere cada una y se enajenarán los sobrantes. Se suspenden los procesos de compra de nuevos vehículos ya iniciados.

 

Los entes descentralizados tienen 90 días para remitir a Jefatura de Gabinete un plan para revisar las estructuras.

Similar condición tienen las empresas y sociedades del Estado, quienes deberán informar “la estructura orgánico funcional, el régimen de empleo y de contratación de servicios personales aplicable, la estructura salarial, régimen de compensaciones, y la planificación de gastos en personal prevista para el ejercicio 2019 a los efectos de realizar una evaluación integral”.