Mundo Club House Miércoles, 6 de febrero de 2019

Luz y calidez vintage para tus espacios

Si querés saber cómo decorar un espacio con una lámpara vintage no te pierdas esta nota.

Por Redacción CH

La decoración vintage es una de las tendencias con más éxito en el ámbito de la decoración. Un estilo que abarca casi todo los sectores desde la decoración hasta la moda textil vintage. En esta nota te mostramos como con una simple lámpara podés darle ese toque de antaño.

Todas las modas vuelven. Y es que la decoración vintage ha conquistado a muchos sectores: la moda, la decoración, los automóviles… Un toque romántico en cualquier espacio del hogar puede dar un toque original e ideal para ser el centro de atención. Gracias al DIY, podemos crear nuestra propia lámpara vintage aunque, cierto es que es un gran trabajo debido a todos esos pequeños cristales que no solo da un toque elegante al espacio sino que ofrece mucha más luz.

Todos aquellos salones de años pasados estaban caracterizados por monumentales lámparas que ocupaban más espacio que cualquier otro artículo del mismo y eran el centro de atención. Las modas vuelven pero los tiempos cambian, actualmente podemos mezclar una infinidad de estilos y obtener resultados verdaderamente sorprendentes que pueden ofrecer toques con encanto a los espacios del hogar. Este tipo de lámparas suelen ser de techo, aunque es cierto que podemos incluso reducirlas a una de mesa.

Estas lámparas existen desde hace muchos años atrás, las llamadas lámparas araña que antiguamente no eran ni siquiera eléctricas sino que, por el contrario, se iluminaban con velas. Estos objetos lumínicos han protagonizado grandes escenas históricas.

En los tiempos que corren es normal poder ver este tipo de lámparas muy clásicas mezcladas con estilos modernos, ya que ahora podemos verlas en cualquier sitio, ya sea de techo, mesa o incluso pared. El diseño tiene un tamaño menor que antes, aun así dan un toque mágico al lugar en el que la queramos poner.

Por su particularidad, quedará mejor en un salón/comedor, que por ejemplo en una cocina o un baño. Aunque, dependiendo de su tamaño, puede darle un toque muy original a cualquier espacio. La inspiración que necesitás surgirá cuando veas tu hogar y pienses que falta algo que llame la atención y que atraiga a la vista. Crear un ambiente vintage con una lámpara de araña puede ser la clave.

Una lámpara de este tipo nunca puede romper la armonía decorativa, es decir, no podemos mezclar estilos de decoración muy radicalmente, ya que sería algo que cansaría a la vista tarde o temprano. Tampoco debemos ponerla con una decoración extremadamente antigua.  La explicación es fácil: podemos revivir tiempos pasados y tomar millones de ideas que pueden servirnos de inspiración pero, de esta manera, lo que vamos a crear va a ser un ambiente completamente antiguo que no nos inspire la armonía entre decoración e iluminación.

Otra idea, para los más osados, es la de intervenir la imagen de la típica lámpara vintage. Se trata básicamente de otorgar la parte opuesta: añadiendo colores muy llamativos, cambiando los materiales o sustituyendo algunas piezas por otras más modernas.

Cuando pensamos en este tipo de lámparas automáticamente pensamos en un salón o comedor. No siempre tiene por qué ser así puesto que las tendencias de decoración no tienen límites y aquel que quiere decorar su propio espacio puede sobrepasar cualquier barrera.