Economía Viernes, 9 de noviembre de 2018 | Edición impresa

En Mendoza los precios subieron 42% desde la devaluación

El dato surge del relevamiento realizado por Los Andes sobre 52 productos que integran el programa de Precios Claros.

Por Sandra Conte y Bárbara Del Pópolo - sconte@losandes.com.ar

Desde la devaluación de mayo a la fecha, los Precios Claros que informa el Gobierno Nacional en la página web que lleva el mismo nombre mostraron un aumento promedio del 42%. Para poder seguir la evolución de los precios en súper e hipermercados mendocinos, se armó un listado de 52 productos y se eligió a cuatro cadenas de comercialización  (Vea, Carrefour, Jumbo y Walmart).

 

La lista incluye artículos de los rubros alimentación, limpieza y perfumería, y las variaciones de precios que tuvieron entre mayo y noviembre. En algunos casos los valores prácticamente se duplicaron en ese periodo.

Valores de referencia

El seguimiento de los Precios Claros evidencia un escenario más complicado que el reflejado por otros estudios. Para tener una referencia, la Canasta Básica Alimentaria tuvo una variación de 23% desde mayo (aunque el economista Pablo Salvador resalta que para conformarla se buscan los productos más económicos de cada rubro). La Canasta Básica Total para una familia tipo, en tanto, creció un 20% en el mismo período. 

Asimismo, el Índice de Precios al Consumidor para el Gran Mendoza acumula una variación del 37,2% en los primeros nueve meses de 2018. La inflación mensual, sin embargo, comenzó a acelerarse a partir de abril y alcanzó un pico el mes pasado, con un 7,6% de aumento con respecto a agosto. 

 

A nivel nacional, la suba de los precios minoristas ha sido este año de 32,4%, mientras que la de los mayoristas alcanzó el 66,1%, por lo que algunos estiman que esta diferencia se terminará trasladando a los valores para el consumidor final, pero con un cierto retraso por la caída del consumo ligada a la pérdida de poder adquisitivo de los salarios. 

Casi 100% de aumento

El precio en las góndolas locales de la harina de trigo 000 Cañuelas confirma que se trata, junto con el pan, del producto que más subió este año (por la inflación y la sequía).

La variación promedio desde mayo fue de 99%, pero en dos de los supermercados el aumento fue de 62% y 65%, y en otro de 170%, ya que pasó de costar $ 15,69 en los dos primeros y $ 10 en el tercero a $ 25,49, $ 25,90 y $ 27 respectivamente. 

Otro artículo que tuvo una suba importante fue el papel higiénico Elite simple hoja por cuatro rollos de 80 metros. En uno de los sitios relevados en la web, el importe era de $ 30,6 en mayo y ayer de $ 62,90 (+106%), y en otro pasó de costar $ 28,49 a $ 53 (+86%).

 

Aunque no se trata de productos de primera necesidad, algunos congelados muestran también incrementos significativos. Los bocaditos rebozados de pollo supercongelados Swift de 380 gramos costaban entre $ 50 y $ 89,49 hace seis meses y ascendieron a un precio de entre $ 152 a $ 160, lo que marca un crecimiento de entre 74% y 204% según el lugar elegido para realizar las compras. 

Por debajo de la media

Algunos productos han casi mantenido sus precios o han tenido incrementos por debajo del 20% desde que se disparó la cotización del dólar y comenzó a acelerarse la inflación.

Las galletitas leche Terrabusi Manon por 178 gramos costaban, en tres supermercados, $ 25,78 en mayo y ahora se venden a $ 25,66, por lo que en realidad tuvieron una caída de unos centavos. En el otro local de venta, pasaron de $ 23,55 a los mismos $ 25,66, lo que marca una suba de 9%, pero porque se partía de un valor más bajo.

El puré de tomate en tetrabrik La Campagnola por 520 gramos presenta una variación promedio de -4%, ya que en un sitio su valor cayó 15%, en otro 2% y en un tercero subió apenas 5%. El número actual en Precios Claros, en los tres lugares, es de $ 17,61.

El mismo producto, también de 520 gramos, pero de la marca Arcor creció un 12% en un súper, pero bajó 6% en otro. 

 

Las gaseosas tampoco han subido tanto como otros artículos. La Coca Cola de 1,5 litros pasó de $ 41,45 en mayo a  un valor de entre $ 46 y $ 50 -según el lugar- en la actualidad, por lo que la variación va del 11% al 22%. La light de 1,5 litros y la sin azúcar de 1,5 litros también incrementaron sus precios un 20% y un 21%. En los cuatro súper el importe rondaba los $ 38,50 y se elevó a $ 47, 50, excepto en uno de los negocios, donde se mantiene en $ 43 por unidad.

Las listas de proveedores llegan con aumentos

Los supermercados y mayoristas ya recibieron nuevas listas de precio con incrementos de entre el 7% y el 10% en promedio para el mes próximo. Sin embargo, los comerciantes consultados señalaron que les será imposible incrementar mucho sus precios sin sufrir el impacto de una nueva caída en las ventas. 

En este contexto, los comerciantes apelan a las ofertas para aumentar volúmenes de ventas. Al respecto, Mercedes Buj, una de las propietarias del autoservicio y mayorista que lleva su apellido, señaló que el consumo viene en retroceso y “aunque las listas de precios tienen aumentos variados que van del 7% al 10%, no se puede trasladar todo a precios”. Por otro lado, explicó que priorizan las ofertas puntuales para mantener y aumentar los volúmenes de venta.

 

Igualmente, Rubén David, de mayorista Oscar David, señaló que se observa cautela en sus proveedores. “Van a esperar a ver cómo están las ventas, porque si no son buenas no hay margen para aumentar y todos necesitan sacar stock para empezar bien el próximo ejercicio económico”, explicó.

El comerciante señaló además que todos los derivados de la harina han aumentado y entre estos encabezan la lista los budines y panes dulces tan esperados para las fiestas de fin de año, con incrementos interanuales que van del 25% al 30%.