Sociedad Domingo, 8 de julio de 2018 | Edición impresa

Los “otros” Uber que llegarían a la provincia

Con el avance de la Ley de Movilidad, otras dos plataformas tecnológicas para pedir autos desde el celular se acercan: Easy Taxy y Cabify.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

La propuesta de la nueva Ley de Movilidad y Transporte (impulsada por el Gobierno y que ya cuenta con media sanción en la Legislatura) no sólo le abre las puertas a Uber en Mendoza, sino a todas aquellas plataformas tecnológicas que sirven de puente entre el usuario y los servicios de transporte.

Cabify e Easy Taxi son dos de estas empresas que -al igual que Uber- asoman y ven con muy buenos ojos el proyecto de ley y la posibilidad de llegar a Mendoza. 

 

Ambas ya operan en el país, aunque con un perfil un poco más bajo que Uber. Quizás porque optaron por adecuarse al marco regulatorio para los taxis en los países y ciudades donde operan, lo que evitó llevarlas a estar en medio de la polémica y los constantes enfrentamientos con los taxis tradicionales. 

Consultados por Los Andes, los responsables de ambas empresas adelantaron que ven con muy buenos ojos la llegada a Mendoza (aunque no hablan de fechas) y dejan bien en claro que su trabajo se desarrolla siempre dentro de la legalidad, para diferenciarse de la siempre cuestionada Uber. Es esta adaptación a las normas locales lo que lleva a que sean más servicios caros que la anterior plataforma.

 

Easy Taxi fue fundada en Río de Janeiro, Brasil,  en 2011 y opera en 170 ciudades de 12 países. En la Argentina brinda servicios en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Villa Carlos Paz, Ezeiza y Rosario. Si bien es similar a Uber, ofrece un servicio diferente porque vincula a pasajeros con conductores de taxis habilitados, no con autos particulares. 

Cabify, en tanto, es de origen español y ofrece exclusivamente remises, en lugar de taxis o autos particulares. Se destaca por la personalización del viaje: se puede elegir entre distintos programas de fidelidad y permite acumular millas cada vez que se pide un vehículo.

 

Testimonio de una pasajera mendocina

“Mi experiencia con Cabify en Buenos Aires fue excelente. Necesitaba ir al aeropuerto para volver a Mendoza y no tenía efectivo. Entonces lo usé para pagar con tarjeta. Pude reservar el auto con tiempo, el chofer era muy educado y el auto estaba limpio. Él me contó que tiene todo en regla y por eso no tienen problema con los taxistas. Apenas llegamos confirmé el pago con tarjeta y al minuto me llegó un mail con la confirmación, y hasta me hicieron un descuento especial por ser la primera vez”. (Beatriz, 31)