Más Deportes Viernes, 13 de julio de 2018 | Edición impresa

Los motivos para elegir a Pitana

Es el preferido del “capo” de los árbitros de FIFA. Su desenvolvimiento en partidos complicados fue clave para llegar a la final.

Por Redacción LA

Autoridad para llevar los acciones del juego. Liderazgo que se note a simple vista para jugadores, comentaristas de TV y la audiencia global. No permitir que los partidos se salgan de su cauce.

Esos son los atributos que ve la FIFA en Néstor Pitana y sus colaboradores para designarlo como el árbitro de la final. El árbitro venía con una continuidad interesante a medida que pasaban las rondas del Mundial y ser elegido para Francia-Croacia es una secuencia casi natural.

“Cuando se sienten a hacer las designaciones para la final, seguramente se van a mirar y van a decir: ¿Por qué vamos a pararlo ahora si viene tan bien...?”, se preguntaba Horacio Elizondo, ex árbitro mundialista, en una entrevista con La Nación.

Néstor Pitana comenzó su camino en el Mundial con el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita. Antes de ese debut, Pierluigi colina los describió: “Es fuerte como una roca. No va a permitir que los jugadores se lo lleven por delante con sus pedidos y reclamos”, comentó el presidente de la Comisión de Árbitros de la FIFA.

El italiano es el fanático número uno de Pitana en este campeonato. Eso tal vez explique su designación para la final. El otro candidato era el iraní Alireza Faghani, el árbitro que tuvo un gran desempeño en el partido que sacudió de entrada al Mundial: México-Alemania y luego llevó adelante Argentina-Francia. Faghani no dirigió en Brasil 2014 pero ejerció un rol de seguimiento y de control de los árbitros muy relevante para la FIFA.

Llegó como uno de sus “protegidos” a Rusia, pero Pitana ganó esa pulseada.

 Pitana expresó en las redes sociales lo honrado que se siente por haber sido elegido para dirigir la final. Su designación para abrir y cerrar el Mundial está en sintonía con el tipo de arbitraje que la FIFA quería este campeonato. 

En definitiva, el árbitro misionero, fue el primero de los argentinos en largar y el único en llegar a la meta.

Algo personal

El misionero de 42 años, profesor de Educación Física, jugó de joven al fútbol en los equipos de 20 de Junio, Corpus, Tigre de Santo Pipó, Guaraní Antonio Franco de Posadas, Textil Mandiyú de Corrientes.

Luego incursionó en el básquetbol, debido a su elevada estatura (1,92), e integró el seleccionado misionero Sub-18.

También fue extra de cine, ya que actuó unos minutos en la película La Furia (filmada en Misiones en 1997), en la que interpretó a un guardiacárcel, acompañando a los protagonistas Diego Torres y Laura Novoa.