Mundo Viernes, 12 de octubre de 2018

Los looks de las estrellas y la realeza en la boda de Eugenia de York

La nieta de la reina Isabel II se casó con Jack Brooksbank. Kate y Meghan, las más elegantes

Por Redacción LA

Los miembros de la familia real británica y numerosos rostros famosos asistieron hoy en Windsor a la boda de la princesa Eugenia y Jack Brooksbank, con el que lleva de novia más de ocho años. 

Los invitados tuvieron que luchar con el fuerte viento de camino a la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, donde se celebró el enlace.

El cantante británico James Blunt (d) y su mujer, Sofia Wellesley (i)

La nieta de la reina Isabell II llevó un sencillo vestido blanco con escote en forma de V y sin velo. En la cabeza lucía una tiara de esmeraldas y diamantes. Su padre el príncipe Andrés la condujo hasta la capilla, donde se dio el "sí quiero" con Brooksbank ante 850 invitados.

Durante la ceremonia el tenor Andrea Bocelli cantó el "Ave Maria". La princesa Beatriz, hermana de la novia, fue su dama de honor.

La iglesia escogida fue la misma en la que el príncipe Harry y la duquesa Meghan contrajeron matrimonio en mayo.

Naomi Campbell a su llegada a la Capilla de San Jorge

Ambos acompañaron hoy a los novios, al igual que el príncipe Guillermo y su esposa, la duquesa Catalina. Meghan vistió un diseño azul marino y Catalina uno fucsia.

La reina Isabel II, que asistió junto su marido el príncipe Felipe, optó por un modelo poco llamativo en tono azul claro. La soberana británica llegó el jueves de Escocia, donde ha pasado el verano.

El príncipe Jorge (5) y su hermana la princesa Carlota (3) formaron parte del cortejo de pajes que acompañó a Eugenia hasta el templo

La reina Isabel II

Entre los invitados estaban los cantantes Robbie Williams, Ellie Goulding y James Blunt, las modelos Naomi Campbell y Kate Moss, así como las actrices Demi Moore y Liv Tyler.

Tras la misa, la pareja de recién casados dio un paseo en carroza por las calles de Windsor, donde había congregados miles de fans con banderas británicas.

La princesa Eugenia y su ya marido se conocieron en una estación de esquí en Suiza y mantuvieron una relación a distancia mientras Eugenia vivía en Nueva York por motivos laborales.