Economía Viernes, 15 de marzo de 2019 | Edición impresa

Los lácteos aumentaron hasta 15% en los primeros meses del año

Advierten que se debe en parte a las inundaciones que hubo en Buenos Aires y Sante Fe. Se observan algunos faltantes.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

En lo que va de 2019 los lácteos tuvieron aumentos de hasta el 15% en Mendoza, mostrando un comportamiento bastante más inestable que el resto de los productos del rubro alimenticio.

De hecho, la suba promedio de los lácteos fue del 6% entre enero y marzo, mientras que el resto de los 56 artículos -alimentos, bebidas, perfumería y limpieza- que integran la canasta relevada mensualmente por Los Andes (se toman precios de la web del Gobierno “Precios Claros”), tuvieron un incremento general del 5%.  

Para comprender mejor la volatilidad de los precios, aquí, algunos ejemplos: La manteca La Serenísima tuvo un incremento de 9% y el queso untable Casancrem de 7% en promedio, entre los cuatro comercio relevados (Carrefour, Coto, Jumbo y Vea).

 

En cambio, el queso untable Finlandia Light por 300 gramos subió 1% y el clásico Tholem Tentaciones bajó un 1%.

En los yogures Yogurísimo, la variación es bastante diversa: en poco más de dos meses, el entero con cereales por 166 gramos trepó un 15% y el bebible entero de vainilla por 1,3 kilos, un 11%; en cambio el entero vainilla en botella de 185 gramos ascendió 6% y el entero firme frutilla por 190 gramos mantuvo su precio.

En tanto, la leche en sachet La Serenísima pasó de tener un valor medio de $ 39,71 a un precio de $ 42,48 de ayer (7% de suba). De todos modos, hubo un cambio de la línea. La leche relevada en enero (entera ultra fortificante) desapareció y en su reemplazo se tomó la clásica, con 3% de grasas.  

Raúl Villarreal, de la Unión de Kiosqueros de Mendoza, manifestó que la leche ha aumentado todos los meses y acumula un incremento mayor al del resto de los productos que se venden en kioscos y almacenes.

 

“Esto se debe, en parte, a las inundaciones en Santa Fe y Buenos Aires”, señaló. No obstante, planteó que lo más preocupante es la variación de los quesos, cuyos precios suben semanalmente.  

Falta de oferta

En un recorrido por súper e hipermercados de la provincia se pudieron comprobar algunos faltantes. En WalMart sólo se puede comprar leche líquida La Serenísima. Es la única marca que se consigue en las heladeras (en sachet) y en las góndolas (en caja).

En la sucursal Dorrego de esta cadena había un importante vacío en la heladera, en la zona de las cremas de leche y las mantecas y margarinas, aunque sí se podía optar entre distintas marcas de ambos productos.  

En las heladeras de Carrefour también ocupaban la mayor parte del espacio los sachets de La Serenísima, pero también había de Armonía. En los estantes se encontraban cajas de leche líquida de la primera marca y también de Ilolay, pero no había siquiera de la propia de la cadena de súper e hipermercados.  

 

En Jumbo se puede encontrar La Serenísima y Armonía. Lo mismo ocurre en Vea (ambos pertenecen a Cencosud), pero en las góndolas había diversidad de marcas como Tregar, Milkaut, Sancor, Vea y La Serenísima.

La crisis se hace sentir en el sector

La empresa de lácteos La Verónica recurrió al procedimiento preventivo de crisis. La empresa, que tiene tres plantas y 700 empleados, está trabajando a menos del 40% de su capacidad instalada.

Desde la firma señalaron que atraviesan dificultades financieras desde hace seis años, pero se han visto agravadas por las altas tasas de interés, que les complican los pagos de los créditos bancarios.  

 

Según todoagro.com.ar, por el momento descartan despidos,  pero la empresa está procesando apenas 200 mil litros diarios de leche, de los 600 mil que tiene capacidad para procesar.