Política Martes, 13 de febrero de 2018

Los empleados judiciales se reunieron con Nanclares por su paritaria

El gremio, que lleva dos años sin ser reconocido para discutir sueldos, le planteó al titular de la Corte su situación.

Por Horacio Meilán - hmeilan@losandes.com.ar

La paritaria de los empleados judiciales sigue sin concretarse, ya que el gremio aún no es reconocido como parte integrante de las discusiones. La situación es tal, que hay amplias posibilidades de que -como ocurrió en 2017- el tema lo resuelva unilateralmente el Gobierno, por decreto.

Por esa y otras razones, representantes del sindicato, encabezados por el histórico dirigente Carlos Ordóñez, se reunieron con el titular de la Suprema Corte, Jorge Nanclares.

El encuentro se realizó el miércoles pasado. “Por un lado nos reunimos para exigir a la Corte, como nuestra patronal, el ámbito paritario, para poder discutir salarios”, explicó Ordóñez. “Por otro, buscamos generar comisiones mixtas en donde poder discutir condiciones de trabajo”, agregó.

Ordóñez calificó de “buena” la reunión, en tanto que Nanclares se comprometió a estudiar la propuesta y responderla luego de consultarla con el resto de los ministros del Tribunal. Se especula con que esa respuesta llegue esta semana.

Está claro que la intención principal del gremio era expresarle al jefe de la Justicia “la necesidad urgente de reanudar el ámbito paritario”. Así lo graficó un comunicado que emitió el área de prensa del sindicato, donde también se confirmó que le hicieron notar al juez, “el atraso de los sueldos”.

Esa necesidad se basa en que por segundo año consecutivo, la Asociación de Empleados y Funcionarios Judiciales, quedó afuera de las discusiones salariales.

 
 

La razón es que el Ministerio de Trabajo no lo ha reconocido todavía como gremio apto para paritar. En consecuencia, tampoco lo reconoce la Subsecretaría de Trabajo local. 

Todo se remonta a junio de 2016, cuando se hicieron las elecciones gremiales en las que triunfó la oficialista lista Verde, pero la opositora lista Bordó impugnó el proceso en la cartera que conduce Jorge Triaca.

El Gobierno nacional hizo lugar al reclamo. Incluso llegó a intentar la intervención de la sede sindical, en marzo del año pasado, aunque no pudo ocuparla por la resistencia de los propios gremialistas.

En paralelo el sindicato llevó el caso a la Cámara Nacional de Justicia del Trabajo, que en julio falló a su favor. Pero ese fallo aún no está firme, porque el Ministerio apeló ante la Corte, donde el caso está ahora.

En base a eso, la Subsecretaría de Trabajo sigue sin reconocer al gremio y la paritaria permanece trunca. “Nos podrían incorporar. Saben perfectamente quienes somos”, dijo Ordoñez al respecto, calificando de “ilegal” la actitud del Ministerio nacional. “Hay una decisión política de intentar debilitar al gremio”, añadió. 

Ordoñez asegura que la reunión con Nanclares “no es para que interceda ante el Gobierno” por la ausencia del gremio. Pero sí se quejó de que debería ser con ella -como actor principal de la patronal- que se entablara la discusión.

Hasta marcó la “parcialidad” de la Subsecretaría de Trabajo, por pertenecer al Ministerio de Gobierno, el mismo que discute los valores y porcentajes de sus futuros salarios.

En tanto otras fuentes de la Justicia se mostraron dudosas ante esa posibilidad. “El Poder Judicial no es autárquico. En ese sentido, la discusión salarial debe darse con el Ejecutivo, que es el que administra los fondos provinciales”, dijeron.

El Ejecutivo ha dicho que “sigue esperando” que se resuelva el tema. Aunque esa espera es finita y sigue latente la posibilidad de que un decreto sea el medio por el cual los judiciales tengan su aumento. Si así sucede, será del 15,7% en tres tramos, como el del resto de los estatales.