Sociedad Martes, 13 de marzo de 2018 | Edición impresa

Los cinco tramos más peligrosos de las rutas mendocinas

Policía Vial destaca que en zonas rurales y de montaña se producen más hechos. Están vinculados a conductas riesgosas en el manejo y otros.

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

La mayor cantidad de incidentes de tránsito se produce en las rutas de la provincia, concretamente en lo que la Policía Vial tiene identificado como zona rural y de montaña.

Pero en ese contexto, señalan cinco tramos de ruta que son considerados como “puntos negros”, donde se concentra la mayoría de casos con consecuencias fatales. 

En 2017 se registraron 48 hechos en zona de montaña, 76 en zona rural y 69 en zona urbana. Estos teniendo en cuenta que tuvieron víctimas que fallecieron en el lugar.  De lo ocurrido en ese período se desprende que 64% corresponde a las dos primeras categorías, en las cuales los choques son casi totalmente en ruta. Así lo señaló el jefe de la Policía Vial, Oscar Hómola quien dijo que no suelen suceder en calles internas.

Señaló que dos de esos puntos “calientes” son la ruta 188 en el Sur y la ruta 7 entre La Paz y Santa Rosa. 

La mayoría de los hechos se concentra durante el atardecer y la madrugada. Son tramos donde la ruta está en buenas condiciones y con buena iluminación, además son rectos, sin demasiadas dificultades. Justamente por eso se supone que influye el cansancio del conductor y al ser un trecho recto puede relajarse y/o aumentar la velocidad. 

Hómola señaló que suelen ser autos y no camiones los afectados y que es común que los primeros impacten desde atrás a los grandes rodados porque los conductores se quedan dormidos. También son habituales los vuelcos ya que al quedarse dormidos y despertar volantean y provocan esa reacción en el vehículo. En ese contexto suelen resultar heridos los acompañantes por no llevar cinturón de seguridad, una de las principales problemáticas.

De los fallecidos en 2017, 71 personas iban como acompañantes y 42 eran conductores. En el punto de ingreso a la provincia los incidentes ocurren sobre todo en la mano de circulación con sentido Este-Oeste, cuando -según las interpretaciones- los conductores ya están llegando a destino y vienen cansados del viaje. “Se da con mucha gente que no es de la provincia y a pesar de haberse detenido en Desaguadero”, agregó. 

Un tercer trecho complicado es la ruta 153 entre Las Catitas y Monte Comán, advirtió que es peligrosa por la geografía, no tiene iluminación y hay muchos animales. “Hay mucho vuelco, aunque en menor medida que en las anteriores”, destacó.

La misma situación se presenta en un cuarto tramo que suma siniestros: la recta de la ruta 143 entre Pareditas y San Rafael.

Un quinto punto es en zona de montaña, un sector que ya nos tiene acostumbrados a noticias de esta índole. Se trata de la ruta 7 desde la intersección con la ruta 40 y hasta Las Cuevas. Es un trayecto de montaña con los consecuentes riesgos si no se toma la conducción con responsabilidad, ya sea en cuanto al manejo como a las medidas de seguridad. 

“Todos quieren llegar rápido por lo que hay adelantamientos incorrectos, justamente a lo que se debe la mayoría de los incidentes, no se producen tanto por fatiga sino más por una inconducta en el manejo”, manifestó el funcionario de Seguridad Vial. 

Un caso emblemático es el de la mayor tragedia vial de la provincia. Ocurrió el 18 de febrero del año pasado cuando un colectivo de la empresa trasandina Tur Bus volcó cerca de las dos de la mañana en el kilómetro 1.223 del corredor internacional en la zona conocida como Curva del Yeso. Se dirigía de Mendoza a Chile y dejó como saldo 19 víctimas fatales. 

Tardes peligrosas

De acuerdo a un relevamiento realizado por Los Andes en las publicaciones sobre incidentes viales con fallecidos, la mayoría de ellos ocurren de día, específicamente por la tarde. Otra gran proporción ocurre por la madrugada. 

Fabián Becerra, jefe interino de la Policía Vial de Mendoza reconoció que esto es así: ocurren entre las 17 y las 20 horas, momento en el cual la gente retorna a sus hogares luego de la jornada laboral. En esa instancia influye el grado de cansancio y la luz solar ya que puede encandilar mientras que más tarde, se reduce la visibilidad. 

Por otra parte dijo que muchos deciden cerrar el día laboral tomando algo fresco que puede ser una bebida alcohólica lo cual impactará en sus reflejos y sistema nervioso. 

Otro dato que se desprende de lo ocurrido estos primeros meses de 2018 es que gran parte de los accidentados son motociclistas. Al respecto Becerra dijo que puede estar vinculado a que utilizan este rodado para trabajar y al crecimiento del parque automotor. 

Hómola destacó: “Hay un gran volumen de motos que circula en la provincia, ya no vienen de baja cilindrada y desarrollan mucha velocidad. Además tienen poca estabilidad porque tienen ruedas pequeñas a lo que se suma falta de destreza en el manejo y el no uso del casco”.

Los siniestros viales ya se llevaron 32 vidas este año 

De acuerdo a datos proporcionados por la Policía Vial, en 2018 ya han fallecido 32 personas en incidentes viales en la provincia, teniendo en cuenta las muertes en el lugar a lo que hay que sumar quienes fallecieron con posterioridad. Nueve de ellos eran conductores de vehículos y 10 de motos, 7 eran acompañantes de vehículos y 2 de motos; también perdieron la vida 3 ciclistas a los que se suma un peatón. 

En enero fallecieron 14 personas, en febrero 12 y 6 en marzo. Se trata de un número total bastante inferior al del año anterior durante el mismo período ya que en ese entonces ocurrió el dramático accidente del colectivo de Tur Bus en alta montaña que dejó como saldo 19 fallecidos. 

En enero de 2017 habían sido 11 las muertes, lo que se elevó a 28 en febrero. En 2016 fueron 20 en enero y 7 en febrero.

El jefe de la Policía Vial, Oscar Hómola advirtió que no hay un patrón sino que año a año se producen marcadas fluctuaciones, mientras que en la provincia no hay un incremento estacional pese a que en verano hay más transito. 

Peatones más cuidadosos

En poco más de dos meses que transcurrieron de 2018 se redujo notoriamente la cantidad de fallecimientos de peatones en Mendoza. En 68 días, hasta el 9 de marzo perdió la vida un peatón.  Es un número marcadamente menor del que se registró en 2017, cuando murieron 18 peatones en todo el año con un promedio de1,5 por mes. En definitiva en más de dos meses no se llegó al valor mensual del año anterior. En todo 2016 habían sido 15, lo que igual supera el promedio de una persona por mes. 

Muertes de varones llegan a triplicar a  las de mujeres

En 2017 fallecieron 134 varones en incidentes de tránsito y  59 mujeres. El número es más del doble pero mucho mayor fue la diferencia en 2016 cuando perdieron la vida 104 varones y 31 mujeres.

Los 6  fallecidos en lo que va de marzo han sido todos varones. Fabián Becerra, jefe interino  de la Policía Vial dijo que la notoria diferencia entre hombres y mujeres puede deberse -y aclaró que sin ánimo de ser machista en esta lectura- a que muchos varones desempeñan actividades en las que utilizan más el vehículo. Por otra parte se ha dicho en muchas oportunidades que los varones, especialmente los más jóvenes , suelen tener conductas más arriesgadas en el manejo. 

La edad de mayor riesgo es entre los 26 y los 35 años, pero puede extenderse a partir de los 19.