Economía Martes, 12 de febrero de 2019

Le reclaman a Cornejo que asigne presupuesto para paliar la crisis vitivinícola

La UCIM, bodegueros y viñateros solicitaron acciones concretas para ayudar a la industria provincial.

Por Redacción LA

La Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), con el apoyo de referentes del sector exportador, bodeguero y viñatero de la provincia envió una carta al gobernador, Alfredo Cornejo, para que "reasigne partidas dentro del Presupuesto provincial para acudir en ayuda urgente de quienes con su actividad, generan producción genuina y puestos de trabajo que dinamizan al resto de la economía provincial".

En la misma se hace referencia a la "la acuciante situación que atraviesa la vitivinicultura" y le solicitan al mandatario "que intervenga con acciones concretas para ayudar a la industria mas representativa de la provincia". 

 

La carta se envió luego de una reunión que mantuvieron los representantes de la UCIM con referentes de distintos sectores de la actividad, quienes explicaron las dificultades que están atravesando. La fuerte presión impositiva, el incremento de los insumos, los altísimos costos laborales y previsionales, fueron temas comunes a todos los ámbitos de la producción. 

Así, Eduardo Córdoba, Presidente de la Asociación de Viñateros de Mendoza, señaló que actualmente "no hay financiación adecuada para los 14.000 productores, de los cuales el 80% son pequeños que no pueden acceder al crédito". Y relató que en los últimos 8 años desaparecieron 1.000 productores hay muchas viñas abandonadas, lo que implica una vivienda menos y al menos dos familias sin trabajo por cada una. Este sector contiene a las familias trabajadoras y reproduce la cultura del trabajo.

 

Por su parte, Sergio Villanueva, Gerente de la Unión Vitivinícola de Mendoza comentó que "el mercado interno se  lleva el 80% de la producción, y hoy no hay mercado interno (volvió a caer un 6%) y se avisora un estado de crisis".

"Con un dólar retraído la exportación era un poco más lenta y con el dólar competitivo se hacía más fácil exportar. Ambas situaciones permitían complementar. Hoy estamos mal en los dos aspectos", sumó.

 

Villanueva propuso que a largo plazo se modernice todo el esquema vitícola y que se replantee la industra a partir del consumidor. 

Como representante de Fecovita estuvo Gustavo Arangüena, quien se refirió a la situación del productor primario como "catastrófica". "Los productores asociados tienen medianamente asegurada la comercialización (sin precio y sin condición) pero el productor independiente está perdido. Las tarifas de luz aumentaron sideralmente. El mercado interno está difícil de reactivar por la situación del país. La innovación y el desarrollo deben generar productos nuevos", agregó.

En este contexto, Arangüena dijo propuso "eliminar retenciones y aumentar las exportaciones". 

El Director Ejecutivo de Bodegas de Argentina, Juan Carlos Pina, también consideró que se necesita apuntar al mercado interno, y exportar pasas, uva, mosto, vino a granel (aunque señaló que falta estructura), vino en tetra y en caja, pero para ello consideró que se necesita "un país normal", con reintegros de al menos el 10%, y sin retenciones.

Fernando Morales, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes y Exportadores de Mosto, se refirió además a la falta de acuerdos bilaterales como un impedimento para conseguir nuevos mercados. 

Y propuso "ayudar a aumentar la exportación de mosto, quitando retenciones y reintegros; que el Gobierno Provincial tome el tema en sus manos y que además de defender toda la producción vitivinícola, empuje en el Congreso Nacional la Ley de Jugos Naturales, que no avanza por falta de voluntad política". 

Finalmente, Diego Salvarredi, productor y exportador de Uvas en Fresco, contó que  mientras que antes Argentina exportaba 5 millones de cajas, en 2013 pasó a 1 millón, y en 2017 a 200.000 cajas. "Competitivamente estamos fuera del mundo, solo nos queda Brasil", lamentó.

 

Salvarredi apuntó contra los "altos impuestos, costos laborales", la Brasil dependencia y solicitó en cambio una menor presión impositiva, y la eliminación de la obligación de fumigar. 

 

El texto enviado al Gobernador y al ministro de Economía, Martín Kerchner:

De nuestra estima:

Ante la llegada de la vendimia vitícola 2019 y teniendo en cuenta las opiniones recogidas entre las Cámaras Específicas de la actividad madre de Mendoza, que en reunión mantenida en UCIM el día 6 de febrero, mayoritariamente solicitaron una mayor injerencia del Gobierno Provincial en la defensa de la producción y comercialización de la vid en todas sus etapas, desde nuestra Institución y apoyando al reclamo de esas Cámaras, solicitamos al señor Gobernador implementar la reasignación de partidas dentro del Presupuesto, para acudir en ayuda urgente de quienes con su actividad, generan producción genuina y puestos de trabajo que dinamizan al resto de la economía provincial.

No actuar con la premura y eficiencia que la situación exige, llevará al abandono de más unidades productivas, especialmente aquellas más frágiles en cuanto a organización empresaria y volumen, produciendo un daño irreparable al tejido social y ahondando la crisis económica que transitamos.

Somos conscientes que ésta sería una solución transitoria, pero mientras apuntamos a las soluciones de fondo, ayudemos a que los productores más débiles puedan seguir con su actividad.

Esperando que nuestra propuesta sea acogida con la premura que requiere, lo saludamos con atenta consideración.

Ing. ALBERTO O. LUCERO                                     Arq.  JUAN JOSÉ CERVA FRIS

                                    Secretario                                                             Vicepresidente 2º   

                                                                                                           a cargo de la presidencia