Política Lunes, 12 de marzo de 2018

La Convención Nacional de la UCR avaló el proyecto de despenalización del aborto

La conducción de la Convención Nacional llamó a los diputados radicales a votar a favor de la iniciativa que legaliza esta práctica.

Por Télam

La mesa de conducción de la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical, que preside el cordobés Jorge Sappia, expresó hoy su respaldo al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) e instó a los diputados radicales a "legislar en favor" de la iniciativa, que produce una divisoria de aguas en el seno de Cambiemos. Fuentes cercanas al presidente del partido, Alfredo Cornejo, aclararon que no ha habido ninguna decisión orgánica del radicalismo sobre el tema.

“Con acierto el gobierno de Cambiemos avanza fuertemente en temas propios de la agenda de género, entre ellos el de la discusión de la problemática de la interrupción voluntaria del embarazo”, afirmó la mesa de conducción de la Convención Nacional.

 

En un comunicado, el máximo órgano partidario planteó que “la interrupción voluntaria del embarazo es una problemática de salud pública y de derechos”.

En ese sentido, consideró que "la experiencia sustentada en la legislación actualmente vigente permite afirmar que la penalización del aborto es un factor de criminalización de la pobreza, en tanto el acceso al servicio de interrupción del embarazo en condiciones de higiene, seguridad y resguardo de la salud, está directamente relacionado con los medios materiales disponibles para hacerlo”.

Las autoridades de la Convención instaron además a los diputados nacionales de la UCR a "legislar en favor del proyecto y de la salud pública, y a contribuir a un debate plural, sofisticado y enriquecido".

“Es saludable para la democracia y el fortalecimiento de la vida ciudadana que se den intercambio de opiniones, discusiones, debates y puntos de vista enriquecidos y bien argumentados y la Unión Cívica Radical tiene el deber y la responsabilidad de aportar visiones, argumentos y experiencias, y de contribuir a un debate de calidad”, afirmaron las autoridades de la Convención.

El respaldo institucional de la Convención al proyecto de ley ingresado en la Cámara de Diputados se produce en un contexto de divisoria de aguas en el seno del oficialismo, entre quienes apoyan (de mayoría radical) y quienes rechazan la iniciativa que legisla el acceso al derecho a interrumpir un embarazo de hasta 14 semanas de gestación.

Algunas de esas diferencias quedaron expuestas en la Asamblea Nacional PRO, del viernes pasado, donde tras de dirimir las cuestiones partidarias, el secretario general del PRO, Francisco Quintana, abrió el debate más conflictivo que habilitó la Casa Rosada en las últimas semanas.

El diputado Sergio Wisky, de Río Negro, planteó la postura favorable al aborto, explicó su proyecto de ley en ese sentido, y su par porteña, Carmen Polledo, fue la defensora de la posición antiabortista, que coincide con la postura del presidente Mauricio Macri y la de la mayoría de los ministros de su gabinete.