Política Sábado, 15 de septiembre de 2018 | Edición impresa

La Provincia resignará en 2019 más de $2.000 millones

El gobierno mendocino deberá hacerse cargo de los subsidios al transporte y la tarifa social eléctrica.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

En medio de reuniones y negociaciones permanentes, el Gobierno nacional avanza para que las provincias firmen una adenda del Pacto Fiscal, que tiene el objetivo de realizar ajustes necesarios “compartidos” para llegar al equilibrio fiscal en 2019, que fue lo que se prometió al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Si finalmente se firma este compromiso, una suerte de Pacto Fiscal II de la era Macri, la provincia resignará unos 2.100 millones de pesos el año que viene por una serie de traspaso de subsidios, aunque también mejorará su recaudación por coparticipación, lo que servirá de compensación.

Se espera que el gobernador, Alfredo Cornejo, firme este acuerdo la semana que viene, según estimaron desde el Ministerio del Interior de la Nación.

 

No obstante, se necesita la aprobación del Congreso de la Nación y también de las legislaturas provinciales. El Poder Ejecutivo local se jacta periódicamente de tener las cuentas ordenadas, por lo que afirman que podrá hacerse cargo del ajuste previsto a nivel nacional. 

Esta semana, en la reunión de ministros y luego de gobernadores en Casa Rosada, la Nación entregó el borrador de la actualización del Pacto Fiscal.

La ministra de Hacienda, Paula Allasino, explicó los pormenores del borrador a Los Andes, que fue firmado ya por el gobernador de Salta, el peronista Juan Manuel Urtubey, y aseguró que al subir la recaudación de impuestos mejorará la coparticipación  y se compensará en cierto punto la quita de los subsidios.

Además, el documento marca un “compromiso” de la Nación de presentar un presupuesto con equilibrio fiscal primario en 2019 y con un superávit del 1 por ciento en 2020.

Pérdidas

En primer lugar, tal como se adelantó días atrás, la Provincia se deberá hacer cargo de los subsidios nacionales al transporte público. Allasino confirmó que este año se giraron por este concepto unos 1.700 millones de pesos. 

Mientras tanto, desde Servicios Públicos aseguran que se podrá absorber este subsidio y que el valor del boleto no va a estar asociado a esta pérdida, sino a lo que pueda subir el costo del sistema. 

Otro punto que está en el borrador es la reducción de la transferencia de la tarifa social eléctrica, en la cual se deberá definir cómo seguirá este tipo de compensación.

La ministra dijo que, en base a datos del Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE), la Nación envió 398 millones de pesos en lo que va del año para financiar la tarifa diferencial. 

Compensaciones

En esta nueva versión del pacto fiscal, que necesita el visto bueno de los gobernadores, éstos buscarán que no impacte demasiado en sus cuentas el ajuste. De esta manera, hay una serie de ítems tributarios que compensarán en parte la resignación de recursos.

Uno de ellos es el compromiso de la Nación de presentar un proyecto de ley que aumente las alícuotas del impuesto a los bienes personales, lo que engrosaría la coparticipación que recibe Mendoza. 

Se rompería así, a través de una ley, el acuerdo fiscal del 2017 en el cual se estableció que no se subiría la alícuota sino los montos no imponibles, destacó Allasino. 

También se pospondrá -si se firma- por un año calendario la baja progresiva del impuesto a los sellos y esto significará un alivio para la caja de los mandatarios locales. En Mendoza, se estaba disminuyendo la alícuota en una serie limitada de operaciones, acotó.

La mayor recaudación también provendría del Impuesto a las Ganancias, ya que se planean derogar todas las imposiciones que establezcan exenciones para empleados y funcionarios públicos, tanto nacionales, como provinciales y municipales, como no contemplar el cobro de viáticos y otros conceptos en el monto imponible. Sin embargo, este punto no alcanzará al Poder Judicial, sostuvo la funcionaria, sino que será sólo para la órbita del Ejecutivo. 

Otro punto del Impuesto a las Ganancias involucrará a cooperativas y mutuales de crédito y financieras. Se eliminará las exenciones del pago “en los resultados provenientes de actividades de ahorro, de crédito y/o financieras o de seguros y/o de reaseguros de entidades cooperativas y mutuales”, plantea el borrador.

Allasino sostuvo que aún no tienen un número estimado de lo que podría subir la coparticipación de Mendoza, pero dejó en claro que Mendoza “está bien parada” para poder sortear estos problemas. 

Además, destacó que se respetará la baja acordada de Ingresos Brutos, “lo que era una preocupación de los empresarios”.

Un impuesto que “sostiene” ingresos

La postergación por un año de la reducción de alícuotas del impuesto a los Sellos, en caso de que se concrete, tendrá un impacto significativo en las cuentas públicas de Mendoza. Es que el monto anual percibido por ese concepto representa el 12% de la recaudación total de tributos provinciales.

El impuesto más importante es Ingresos Brutos, con una participación del 73% sobre el total recaudado. El año pasado, por ejemplo, se percibieron $ 16.651 millones por este impuesto, sobre $ 22.709 millones totales, según las estadísticas publicadas por Administración Tributaria Mendoza (ATM). 

Sin embargo, el Gobierno de Mendoza continúa con el plan plurianual de reducción progresiva de alícuotas de Ingresos Brutos, por lo que su peso relativo podría disminuir algunos puntos en los próximos años. 

 

Por eso, es de suma importancia para la Provincia poder mantener la alícuota de Sellos sin cambios. En 2017, se recaudaron $ 2.785 millones por ese concepto y en 2018 ya se acumulan $ 2.280 millones hasta agosto.

Además, es una carga tributaria que está presente en algunas actividades muy relevantes para la economía, como los patentamientos y transferencias de autos, las operaciones de compra-venta de inmuebles y algunas operaciones financieras, entre otras.

La Ley Impositiva de Mendoza establece, por ejemplo, una alícuota en concepto de Sellos del 2,5% en las transferencias de inmuebles. También se paga 3% por la inscripción de vehículos cero kilómetro y 4% por las transferencias de rodados usados hechas entre particulares.

 

El Fondo de la Soja inició la caída de envíos

También hay que recordar la reciente eliminación del Fondo Federal Solidario, llamado comúnmente “Fondo de la soja”, que no se encuentra en el borrador porque ya fue derogado por parte de la Nación el mes pasado.

Mendoza debió resignar 285 millones de pesos este 2018, mientras que el año que viene se estima que serán 708 millones de pesos los que no llegarán de las retenciones a las exportaciones, que se repartían a provincias y municipios para financiar obras.

De manera complementaria, también se frenó la baja de los reintegros a la exportación, por lo que desde la provincia indicaron que mejorará la coparticipación en 678 millones de pesos.