Política Sábado, 24 de febrero de 2018 | Edición impresa

Aborto legal: así votaría cada uno de los mendocinos en el Congreso

Los legisladores adelantaron su posición respecto a la despenalización de esta práctica. Sus argumentos, a favor y en contra.

Por Juan Manuel Torrez y Agustín Haudet - jtorrez@losandes.com.ar

Luego de la masiva marcha y el “tuitazo” en las redes sociales el lunes exigiendo una ley a favor de la despenalización del aborto, el Gobierno nacional indicó que no obstaculizará el debate en el Congreso. 

Fue el jefe de Gabinete de Mauricio Macri, Marcos Peña, quien sostuvo en una reunión con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, más los jefes de bloque oficialistas (UCR, PRO y Coalición Cívica), que es el Parlamento el que debe decidir si abre las puertas o no a este debate, que ya se instaló puertas para adentro del ámbito legislativo.

Es más, hubo una reunión interna de diputados nacionales del PRO y trascendió que el partido que gobierna dará libertad de acción a cada uno de sus legisladores.

Se da por seguro que el proyecto de ley que va a proponer la despenalización del aborto ingresará por la Cámara de Diputados. Allí, mujeres de todos los partidos ya se preparan para dar batalla y defender esta iniciativa. 

Algunas de ellas, como Victoria Donda, planean pedir una sesión especial para el 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer), para debatir un proyecto que, según Donda, “reúne los consensos trasversales de todos los bloques, que es el de la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito”.  

Como en la misma sociedad, entre los políticos se escuchan voces a favor y en contra. Los que apoyan la iniciativa hablan de “una cuestión de salud pública urgente”.

Otros dicen que este proyecto nunca contará con el aval del Congreso y aseguran que el tema fue instalado por el Gobierno nacional para “tapar los graves problemas económicos que sufre la población”.

Ahora surge el interrogante de cómo estará representada la opinión de los mendocinos en las intensas discusiones que ya se anticipan. Pero, según el relevamiento que hizo Los Andes, entre los 10 diputados nacionales que tiene Mendoza, la mayoría está en contra de la legalización del aborto. 

Uno por uno

Luis Petri. El diputado de Cambiemos adelantó que votará en contra de la legalización del aborto porque está a favor de mantener la regulación del aborto por el artículo 86 del Código Penal.

“Debe mantenerse el encuadre jurídico de penalización y despenalización: si hay riesgo de vida para la mujer o se trata de casos de violaciones, se debe cumplir la ley y establecerse la no punibilidad en esos casos, así como también las sanciones en los casos punibles”.

Claudia Najul. La ex ministra de Salud, que en declaraciones anteriores había sostenido estar “a favor de la vida y en contra del aborto”, evitó ahora pronunciarse de manera taxativa y sostuvo que no se trata de un debate “de consignas simplistas”. 

“Las posturas extremas no llevan a ningún lado”, indicó, y pidió un abordaje integral del tema. En este sentido, manifestó que “nadie quiere llegar al aborto” y que la práctica representa un “fracaso” del sistema de Salud. 

Luis Borsani. El diputado radical se mostró en contra de la despenalización del aborto pero manifestó que es un tema muy sensible por lo que toda la sociedad debe manifestarse. Dijo que escuchará la opinión del pueblo mendocino con respecto al tema para tomar una decisión a la hora de votar, más allá de su postura personal. No obstante, aseguró que ya se debería “ampliar el aborto no punible a todos los casos de violación” y que se debe garantizar la salud de la madre. 

Federico Zamarbide. El radical sanrafaelino fue escueto en su opinión: comentó que está trabajando una postura sobre el tema, pero comentó que si hoy debiera votar, lo haría en contra. “No se trata de ninguna cuestión religiosa”, aseguró Zamarbide, y agregó que se debe cumplir la actual legislación marcada en el Código Penal.

Stella Huczak. La diputada alvearense del PD-PRO fue concreta: está en contra del aborto generalizado. “Tenemos que prevenir antes que matar”, expresó, y añadió que hay muchos métodos anticonceptivos. No obstante, reconoció que falta información en la población sobre educación sexual.

Rubén Miranda. El legislador peronista expresó que está a favor de la legalización del aborto porque es una problemática que, si bien no está legalizada, “existe en el país y las personas humildes terminan siendo las más desprotegidas, porque no pueden acceder a los métodos más seguros por los altos costos que se deben pagar”.

Omar Félix. El diputado peronista, al igual que en la campaña legislativa del año pasado, fue tajante con su postura en contra de la despenalización del aborto. “Mi opinión la expresé siempre y no tengo nada que agregar, salvo que el Gobierno nunca habló del tema y ahora lo instala como acción distractiva”, enfatizó. 

Guillermo Carmona. El legislador del Frente para la Victoria (FPV), al igual que Najul, dijo que debe estudiar el proyecto para dar su opinión, aunque comentó que se debe enfocar la situación “en una realidad que tenemos, que es el alto nivel de mortalidad y riesgo sanitario, como es el aborto clandestino”.

También añadió que la respuesta a la problemática actual “no es una sola medida sino un conjunto”, con políticas de educación sexual y lo relativo a la prevención del embarazo.

Con respecto a los dos diputados restantes, Susana Balbo sostuvo que dará su opinión a su regreso de una conferencia que tiene en la India.

En tanto, el legislador del Partido Intransigente, José Luis Ramón, aclaró que dará su opinión por escrito en un documento.

No obstante, dejó en claro que para él se trata de una “cortina de humo” del gobierno de Macri “para evitar hablar de los graves problemas de la economía familiar”.

Una “cortina de humo”

Si bien los diputados opositores festejaron la posibilidad de que se pueda dar el debate sobre el aborto, para ellos se trata de una “maniobra de distracción” por parte del gobierno nacional para “tapar” los problemas económicos del país.

“La semana pasada fue el caso Chocobar y la pena de muerte, esta semana (Hugo) Moyano y ahora el aborto. Espero que no tenga que ver con una maniobra distractiva”, sostuvo Guillermo Carmona.

También Miranda enfatizó en que es una práctica recurrente de Cambiemos “intentar tapar con estas maniobras para que la sociedad se distraiga en otra cosa”.

Para Omar Félix, es una “acción distractiva ante los reclamos de la sociedad por los aumentos de tarifas, los bajos salarios y la mala situación de la economía".

En tanto, para José Ramón se trata de una “típica maniobra del operador publicitario Durán Barba” para ocultar “la falta de respuesta a los problemas económicos”. 

Los Senadores

Los senadores nacionales mendocinos también anticiparon su postura. A favor de la despenalización se mostró la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti. Para la legisladora es “un tema de salud pública ya que hay 500 mil abortos clandestinos cada año” y debe predominar la “justicia social”. 

En tanto que Julio Cobos se mostró en contra. “Mi postura ha sido y es a favor de la vida y en contra de la interrupción del embarazo. Entiendo que hay casos excepcionales que la ley y los fallos judiciales estipulan y los comparto y para esto existe un protocolo”.

Por su parte, la senadora radical Pamela Verasay sostuvo que apoyaría la legalización del aborto teniendo en cuenta el alto índice de muertes de mujeres embarazadas por abortos y en un contexto en el que “el Estado llega tarde” a intentar solucionar el problema. No obstante, sostuvo la necesidad de un abordaje integral, con educación sexual e información sobre anticoncepción.

Qué dice la Ley

Tal como establece el Código Penal argentino, el aborto es un delito, aunque en algunos casos, enumerados en el artículo 86, el mismo es no punible. 

Estos son, por un lado, si el aborto “se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios”; y por el otro, “si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente”. 

En este caso, “el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto", marca el artículo.

El Gobierno nacional “no va a obstaculizar” la discusión del tema

Cambiemos se declaró dispuesto a abrir en la Cámara de Diputados una discusión sobre la despenalización del aborto pero rechazará una propuesta para debatir la iniciativa sobre tablas en una sesión especial el 8 de marzo, ya que sostiene que el controvertido proyecto requiere de un amplio y serio tratamiento en las comisiones parlamentarias.

El oficialismo está listo para habilitar un amplio análisis con especialistas, en conjunto con medidas para la prevención del aborto, pese a que tanto en el PRO como en el radicalismo la posición mayoritaria rechaza este proyecto impulsado la organización la “Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito”. 

El debate por la legalización del aborto desembarcó con fuerza ayer en el Parlamento, después de muchos años de resistencia, luego de que el jueves el jefe de Gabinete, Marcos Peña, indicara a los jefes parlamentarios de Cambiemos que el Gobierno “no va a obstaculizar” la discusión del tema. 

La cuestión fue abordada en un encuentro que el jefe de los ministros mantuvo en la Casa Rosada con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y con las autoridades de los bloques de PRO, la UCR y la Coalición Cívica. “Es un tema del Parlamento", definió Peña, en lo que fue interpretado como una “libertad de acción” por parte de algunos de los legisladores presentes.