Espectáculos Sábado, 20 de enero de 2018 | Edición impresa

La Mississippi: blusear en criollo

La ruta como un río. Así, en el camino, La Mississippi compuso su decimotercer disco. Un navegar por la música negra argentina.

Por Redacción LA

Que están presentando su nuevo disco. Que nos traen un viaje arrollador para transportarnos a las orillas de la negritud. 

Eso lo tenemos claro. Y para entrar más en atmósfera vamos escuchando de qué se trata Criollo, el más reciente material de la banda que ha surcado los bluses argentinos. 

Disco rodante

Hoy comienza la noche Barblue, que trae la potencia femenina de Clonti Benegas. Siguen los Rubí & Los Blues Deluxe y Chameleon Project. Es un encuentro y una fiesta. El logro de que una propuesta hecha por los músicos (impulsada por David Reyes) fue oída. 

La banda invitada para el cierre es La Mississippi. Ya blusera madura, se siente en su mejor momento profesional. Como Los Alfajores de la Pampa Seca, esa tripulación también cumple 30 años de remarla. Cosas que se respetan. Músicos que trabajan contra viento y marea. 

El quinteto bonaerense viene girando por todo el país. Ahora con la combi rumbo a Mendoza, resuena la letra de La montaña, el primer track de Criollo. Tapia canta como un eremita encendido por guitarras: “Estoy subiendo una montaña, / estoy dejando todo atrás, / sólo mi perro me acompaña,/ ya no distingo, en esta ciudad,/lo que es mentira y lo que es verdad".

Criollo contiene diez canciones nuevas compiladas en un "disco rodante". El número 15 en el orden de su discografía.

Hay una explicación: “Estos temas son el resultado de la composición durante y después de las giras de fines de 2016 y principios de 2017, y de las ideas que surgieron en las pruebas de sonido mientras brindaban sus shows por el territorio argentino en ese período”, explica Ricardo Tapia.

Decir “disco rodante” implica que la composición fluyó con olor a kilometraje, tomas de paisajes, filosofía de pampa y de hoteles buenos y baratos, parajes ruteros, salas y teatros diversos.

Los tres primeros temas que la banda estrenó fueron Odioso, La montaña y Mala memoria; los tres rotaron en forma exclusiva en FM Mega 98.3 el 27 de octubre de 2016, e impactaron bien en redes sociales y plataformas de escucha digitales. Misma suerte corrió Criollo, canción que da el nombre al disco.

En 2017 completaron el track-list con Cuando el corazón te guía, Qué onda wey y Tarde para hablar de amor, seguidas de Cuando vos no estás,

Promesas del ayer y Los caminos. Así como el disco se compuso durante los viajes y giras, las canciones se fueron “curando” durante los shows de la banda. 

Lo presentaron oficialmente en La Trastienda y ahora, aquí lo traen. 

“Criollo tiene musicalmente todo lo que la banda denomina ‘música negra argentina’, y no es otra cosa que el resultado de todo el aprendizaje de rock, blues, soul y demás yerbas eléctricas, más la forma de hablar, sentir, escribir y explicar desde nosotros: esta mezcla contradictoria de mate, fernet y champagne que somos los argentinos. Esperemos les gusten, somos como siempre, nosotros y nuestras canciones. Tratando de entendernos”, dice Tapia.

Ese nosotros que hoy es La Mississippi incluye, en formato quinteto, a la mitad de los miembros del octeto nacido a fines de los 80 en Florencio Varela. O sea, al propio Tapia (guitarrista, armoniquista y compositor, además de cantante), al guitarrista Gustavo Ginoi, al bajista Claudio Cannavo y al baterista Juan Carlos Negro Tordó.

Y sólo suma al tecladista Gastón Picazo, incorporado a la banda en 2004, poco antes de que lanzaran el disco Buenos Aires Blues. “Cada viaje tiene un mambo diferente”, asume Tapia. No es lo mismo ir por aire, pensando en panorámica, que ir en tierra de asombro en asombro. Y en el camino, le pide prestado a Woody Allen una frase de la película La otra mujer: “Un recuerdo no sabés si es algo que tenés o algo que perdiste”.

Claro que algunos temas surgieron de zapadas, de pruebas de sonido, de reverberancias. Odioso salió porteña, Los caminos se compuso de vuelta de Cosquín y Promesas del ayer partió de una charla que escucharon en un camarín en Quilmes. 

En el tema que da nombre al disco, el espíritu blusero encuentra el alma del payador: “Voy bajando del desierto hacia el mar, / y del río voy llegando a las sierras, / con mis ojos, viendo la realidad / de la gente que camina mi tierra”.

La ficha

II Festival de Blues

Día y hora: hoy a las 19.30

Bandas: Barblue , Rubí & Los Blues Deluxe, Chameleon Project, La Mississippi

Patio cervecero y Food Trucks.

Entrada libre y gratuita.