Sociedad Sábado, 10 de febrero de 2018

La explicación que dio la clínica acerca de la inesperada muerte de Pérez Volpin

Desde el sanatorio La Trinidad descartaron que el endoscopio haya lesionado el estómago y explicaron por qué no filmaron el procedimiento.

Por Redacción LA

Tras el sepelio y último adiós a la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin, el sanatorio La Trinidad dio su versión acerca del desenlace fatal e inesperado de la querida conductora de El Trece. Descartaron que las lesiones las haya provocado el endoscopio e indicaron que la paciente arrastraba dolores abdominales -un "cuadro complejo"- hace unas tres semanas.

"Esas lesiones no las pudo haber provocado el endoscopio, porque este aparato tiene un tubo de goma", aseguraron fuentes de la clínica a Clarín, luego de que trascendiera que en la autopsia al cuerpo se hallaron entre 10 y 12 incisiones en la cara posterior del estómago “como si le hubiesen pasado un arado por encima o un peine afilado”.

En las últimas horas se conoció que los profesionales médicos del sanatorio La Trinidad no grabaron la endoscopía durante la cual falleció Pérez Volpin, en medio de un allanamiento ordenado por la Justicia en el que se secuestró información de equipos y de la historia clínica de la periodista para saber qué determinó su inesperada muerte.

Sin embargo, la clínica justificó la falta de registros e imágenes del procedimiento digestivo, ya que voceros del lugar sostuvieron que “nunca” se hacen videos en esas intervenciones, aunque sí se sacan fotos.

“En este caso no hubo tiempo de tomarlas, ya que la práctica debió suspenderse a los cuatro minutos de haber empezado por un alerta que dio la anestesista”, dijeron desde el sanatorio, y revelaron cómo se dio cuenta el endoscopista de que algo andaba mal.

“Tuvo que retirarse el aparato una vez que había llegado al duodeno porque la anestesista detectó que Débora tenía baja saturación de oxígeno. Lo normal es de 97 a 98 y ella tenía 64. Por eso no se tomaron imágenes, porque la salud de la paciente se agravó”, se justificaron.

El Sanatorio, en el único parte que emitió, aseguró que la legisladora porteña presentaba "un cuadro abdominal complejo" y que fue sometida a una endoscopía digestiva alta" durante la cual murió.

Una de las hipótesis de la familia de la periodista es que el equipamiento utilizado para realizar la endoscopía no estaba en condiciones de ser utilizado, lo que fue descartado completamente por las fuentes del sanatorio, según indicaron a Clarín.

La causa en la que se investiga la muerte de la legisladora porteña y ex conductora del noticiero “Arriba argentinos” está caratulada como “homicidio culposo”.

El abogado de la familia de Pérez Volpin, Diego Pirota, dijo ayer a la prensa que "si ingresa una persona sana que no presenta ninguna lesión a realizarse un procedimiento y 18 minutos después fallece y encuentran que hay lesiones en el esófago y en el estómago, no tengo ninguna duda (...) que esas lesiones se provocaron durante el procedimiento".

Pirota enfatizó en declaraciones al canal de noticias TN: "No tengo dudas de que algo sucedió durante el estudio". Y sostuvo que a 72 horas de lo ocurrido "necesitamos una explicación seria".

El abogado continuó: "Ahora, si esas lesiones se provocaron por una imprudencia o por razones naturales del procedimiento lo desconocemos, pero doy por sentado que esas lesiones existen por una cuestión lógica y por lo que informaron los peritos".

El perito de la familia de Perez Volpin, Ernesto Da Ruos, detalló que recién el 16 de septiembre, cuando se conozcan los estudios histopatológicos complementarios a la autopsia, se podrá saber si las lesiones eran preexistentes o producto del procedimiento de endoscopía.

En este sentido apuntó que es apresurado hablar ahora de presuntas responsabilidades ya que las lesiones pudieron haber sido provocadas también durante las maniobras de resucitación a las que fue sometida Pérez Volpin.

La periodista asistió el lunes al sanatorio para tratarse de un dolor abdominal y el martes falleció por un paro cardiorrespiratorio durante una endoscopía.

El resultado de la autopsia destaca que se encontraron "perforación de esófago con insuflación, neumotórax y perforación de estómago".

Los restos de Perez Volpin fueron velados en la Legislatura porteña y partieron ayer a las 13 hacia el cementerio de la Chacarita, previo paso por las instalaciones de El Trece, donde la periodista trabajó durante 20 años, antes de renunciar para pasarse a la política de la mano de Martín Lousteau por el partido Evolución Ciudadana.

La pareja de Perez Volpin, el periodista deportivo Enrique Sacco, antes de que parta el cortejo fúnebre hacia el cementerio agradeció la gran cantidad de personas que se acercó para despedir a Pérez Volpin y destacó que la familia "no busca venganza, sólo quiere saber la verdad de lo que pasó".