Política Viernes, 12 de octubre de 2018

La Justicia procesó a siete dirigentes del sindicato de Camioneros por extorsión

Fueron imputados por "amenzas y coacción moral" a empresarios y se les embargaron bienes que rondan entre los 75 y los 100 mil pesos.

Por Redacción LA

La Justicia procesó a miembros de la cúpula del gremio de Camioneros por delitos de “extorsión y asociación ilícita” en una causa por supuestas amenazas contra directivos de una empresa de transporte de carga. Siete de ellos ostentan el cargo de secretario en el sindicato que conduce Pablo Moyano.

El juzgado nacional prcesó y embargó los bienes de Jorge Osvaldo “El Pájaro” Zenklusen, Mario Villalba, Armando Altamirano, Juan Alberto Acevedo, David Tamola, Paulo Villegas, Emilio Puebla y otros que ocupan cargos de secretarios del sindicato.

 

La causa está a cargo del fiscal federal Martín López Perrando y la jueza Vilma López. La misma se inició el 10 de mayo pasado tras una denuncia que el abogado Jorge Omar Feldman efectuó invocando su carácter de apoderado para asuntos judiciales de la empresa de transporte Expreso Pontevedra SA.

Nancy Gabriela Pastorino y Carlos Domingo Pachilli, presidente y vicepresidenta de la firma, respectivamente, comparecieron ante la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 12 para ratificar la denuncia.

 

Ambos directivos adujeron que entre diciembre del año 2017 y mayo de 2018 habían recibido “sucesivos llamados telefónicos y celebrado reuniones bajo coacción con los miembros del Sindicato de Choferes de Camiones quienes le exigían el pago de una deuda de un millón novecientos noventa y nueve mil seiscientos pesos por diferencias en la cantidad de kilómetros que se liquidaban a los choferes, sin exhibirle ningún tipo de documentación que respaldara ese reclamo", se lee en los considerandos del fallo.

Luego, "Pachilli y Pastorino expusieron que el reclamo les parecía una “locura” ya que todo el personal que trabaja para su empresa “se encuentra debidamente registrado” según la legislación laboral vigente y “perciben sus sueldos de acuerdo a las pautas establecidas por convenio”.

 

Los transportistas señalaron además que fueron amenazados. De no pagar los miembros del Sindicato intervendrían ante las empresas dadoras de carga para que no tuvieran más trabajo (impedían la salida e ingreso de los camiones).

Hoy, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°38 trabó embargos por hasta 100.000 pesos sobre varios de los procesados.