Turismo Domingo, 24 de junio de 2018 | Edición impresa

La fiesta de las ferias en Simoca, un baño de multitudes en Tucumán

Este tradicional mercado de artesanías, folclore y gastronomía reúne a 60.000 visitantes por día. Se realizará todos los sábados de julio.

Por Télam

La Fiesta Nacional de las Ferias, que comenzará el 30 de junio en la ciudad tucumana de Simoca y se desarrollará todos los sábados de julio, convocará a unos 60.000 visitantes por jornada con sus artesanías, bailes, música y gastronomía ancestral, destacaron desde el Ente Tucumán Turismo, que lanzó la actividad en la ciudad de Buenos Aires. 

Simoca, una de las ciudades más importantes del sur provincial, es el paso obligado a San Miguel de Tucumán, a Salta y Jujuy, por la Ruta Nacional 9 que viene desde Santiago del Estero, por lo que allí se desarrolló “este mercado espontáneo”, describió la vicepresidente del Ente Tucumán Turismo, Elena Colombres Garmendia.

“La ciudad cuenta con 18.000 habitantes y cerca de 200 camas de hotelería pero ofrece un camping municipal, un balneario y una plaza principal, y tiene una bellísima cascada que sirve para sofocar los más de 40 grados que pueden hacer aquí en verano”, dijo el intendente local, Marcelo Herrara. 

En la presentación, realizada en la Casa de la Provincia de Tucumán en la ciudad de Buenos Aires, los funcionarios dieron detalle de la octava edición de la Fiesta de las Ferias, que, según Herrera, llega a reunir “60.000 personas en la fiesta y unas 5.000 en un fin de semana común”.

El jefe comunal agregó que desde la madrugada llegan “los sulkys del campo -esta ciudad es la Capital Nacional del Sulky y tiene su propia fiesta nacional de ese carromato- cuando se empiezan a encender los fuegos y a cocinar el pan al rescoldo y la tortilla a la parrilla, que será acompañada por unos mates cocidos con yuyos, y ya a media mañana están listas las empanadas”.

Desde la madrugada llega la gente en sulky y empieza a encender el fuego y a cocinar. El festejo se realiza desde fines del siglo XIX.

Y agregó:  “después estará el locro y el lechón o los cabritos asados preparados, mientras se escucha la música y aparecen los ballets folclóricos desde las 11 de la mañana, que duran hasta la medianoche con nuestros artistas que bailan y cantan”.

Herrera recordó que a fines del siglo XIX, cuando llegó el tren a Tucumán, “los productores venían a la estación para traer sus productos, papas, zapallos y carnes que cambiaban con el arroz y los fideos que podían ofrecerles los viajeros y así comenzó el intercambio. Ese trueque - se mantiene vivo en estos días con los sulkys, ya que en la ciudad tenemos empadronados más de 1.000 de esos vehículos que son los únicos que pueden salir del campo cuando llueve, por los caminos, para transportar a la gente y su producción”. 

En este edición invitaron al grupo Los Huayras para la apertura y el cierre pero también se presentarán Facundo Toro y Sergio Galleguillo, entre otros artistas, de manera que cada sábado haya un cantante diferente para cerrar la noche. 

Ernesto Albaca, director de turismo de la ciudad, puntualizó que desde Simoca se está a 50 kilómetros al sur de San Miguel, a 55 del dique El Cadillal, a 83 de la cascada Salto Los Pizarros, de 80 metros de altura, “como las Cataratas del Iguazú”, detalló, y hacia el oeste, la selva de Yungas donde hay lugares para saltar en parapente, hacer caminatas o rapel. 

Respecto de la cantidad de plazas hoteleras, el funcionario reclamó “créditos blandos para construir más habitaciones de hotel o cabañas para alquilar a los casi 500.000 turistas que vienen a Simoca por año”.