Opinión Viernes, 12 de octubre de 2018 | Edición impresa

La Cristoforo: historia, patrimonio e integración - Por Fabiana Mastrangelo

Por Mg. Fabiana Mastrangelo - Junta de Estudios Históricos. Filial Godoy Cruz

Todos los 12 de octubre la antigua Sociedad Italiana Cristoforo Colombo, ubicada en calle Antonio Tomba del actual departamento de Godoy Cruz, conmemoraba su aniversario de fundación. 

Más allá de las circunstancias de conquista y colonización que rodearon al posterior desembarco de Colón y que hoy son motivo de debate, la llegada a América del navegante genovés fue una realidad histórica digna de ser recordada por sus compatriotas. Ello justifica que con su nombre identificaran a la mencionada sociedad. 

Actualmente en la sala de la inmigración del Centro Patrimonial Artístico Cristoforo Colombo (sede de aquella antigua sociedad restaurada en 2018 por la Municipalidad de Godoy Cruz) se pueden ver fotos de los elegantes y concurridos banquetes realizados en esa emblemática fecha.

Esta antigua Sociedad Italiana fue creada en 1900, durante el período en el que el departamento se llamó Belgrano (1887-1909). Los vecinos y asistentes solían abreviar su denominación y llamarla "La Cristoforo". 

El socio fundador nº 1 fue Carlo Ceriotto, oriundo de Verona, primer contador de la Bodega Tomba y primo de su dueño. Hoy se puede ver una escultura en bronce de este primer socio, donada por sus bisnietas, en la referida sala de la inmigración.

La preocupación básica de estas sociedades era la atención de los servicios médicos y farmacológicos, de sepelio y de asistencia en la enfermedad. 

Otro motivo recurrente de las reuniones sociales era la celebración de las fiestas patrias italianas, la visita de un personaje ilustre proveniente de la amada y lejana tierra o acontecimientos personales de la familia real. Recordemos que Italia tuvo un gobierno monárquico hasta la instauración de la República el 2 de junio de 1948.

El edificio de la Cristoforo Colombo de Godoy Cruz es característico de las varias instituciones y asociaciones italianas de fines del siglo XIX y principios del XX que hubiera en diferentes ciudades del país. 

Se distingue en su frente por una estatua, que representa a la patria italiana protegida por el escudo de armas de la casa reinante de los Savoia, cruz blanca sobre campo rojo, y dos águilas imperiales donadas por la reina Margherita de Italia, coronan el frente y proclaman la adhesión a la unificación de la península bajo la monarquía sabauda. 

Cada fecha patria reunía a los inmigrantes en festejos y banquetes conmemorativos de su país de origen. 

A comienzos del siglo XX la ciudad de Mendoza y de Belgrano (hoy Godoy Cruz) durante esas festividades parecían ciudades italianas debido a la profusión de banderas de los edificios. Esto evidenciaba la proporción de inmigrantes arribados a la zona.

La Cristoforo ha quedado en la memoria colectiva de los vecinos. A partir de esta mirada podemos comprender a la ciudad como un organismo vivo compuesto por la red de lugares históricos y culturales (lo tangible) junto con las anécdotas, la memoria y el testimonio de los vecinos (lo intangible). 

Existen diferentes espacios y tiempos en el que interactúan los habitantes y que podemos observar cotidianamente. Como afirma el arquitecto y doctor en historia Adrian Gorelik, "La ciudad es un museo vivo de las decisiones culturales que cada sociedad ha tomado".

Una decisión cultural que tomaron los gobernantes a fines del siglo XIX fue abrir las puertas a la inmigración. Esto ha quedado registrado en el espacio y en la memoria de sus habitantes como es el caso que estamos analizando: el edificio "La Cristoforo" fue construido en 1913; actualmente tiene una significación profunda para los vecinos. Existe una real integración con la comunidad. 

Hoy, 12 de octubre de 2018, continuamos tomando decisiones culturales como oportunidad para poner en práctica concepciones integradoras sobre la historia y su vinculación con el presente. 

Con tal motivo, en la ciudad donde recordamos a "La Cristoforo" se realiza una jornada referida a los "Desafíos de una ciudad inclusiva y educadora". A ella acuden representantes de diferentes ciudades argentinas y latinoamericanas. Abre el encuentro la conferencia del historiador Luis Alberto Romero con el tema "Urbanidad y ciudadanía en Occidente". Asimismo en la noche se inaugura la muestra Fader en Godoy Cruz, justamente en el Centro Patrimonial y Artístico Cristoforo, recordando a aquellos italianos de principios de siglo, hoy también tendremos un banquete de la cultura.

El camino señalado tiene como norte integrar diferentes dimensiones del espacio y del tiempo de la ciudad. Valoramos el patrimonio y la historia de sus habitantes y las propuestas inclusivas y educadoras de las nuevas generaciones.