Arquitectura Domingo, 14 de octubre de 2018

La cocina de un agente secreto

La propuesta se trata de una cocina comedor adaptable, separados entre sí pero en un mismo espacio físico.

De esta manera, se demuestra la capacidad de adaptación de los espacios al quehacer diario de las personas. Este lugar toma la tecnología y la adapta a diferentes situaciones de uso, pero sin perder la elegancia y simpleza del diseño. Esta  propuesta tiene como concepto la "Era dorada del cine", tomando como referencia las películas de espionaje de los años ´60, donde los espacios se transformaban, se ocultaban con el accionar de un botón, se hacía visible lo invisible.

Se pensó así en un mueble con dos grandes puertas que, al cerrarse sobre el sector central de la sala, esconden la cocina para que observemos un área de comedor, limpio y escultórico, con cuatro grandes lámparas que enmarcan esta sensación; mientras que al abrirse (y al descubrir también el anafe oculto en la mesa de comedor) todo se convierte en extremo funcional.  

"La cocina se transforma con un par de movimientos: es polifuncional, invita a reunirse y a disfrutarla", detalló Gastón Luna, diseñador. 

Fuente: Casa Capital y Häfele