Mundo Martes, 13 de marzo de 2018

Kenia, la nueva meca de las inversiones inmobiliarias de los millonarios

Llamada la Miami de Africa, está cada vez más de moda para el turismo de lujo. Sus playas son increibles

Por Redacción LA

Kenia es el tercer país preferido por las grandes fortunas africanas para comprar propiedades inmobiliarias, con casi un cuarto de los "súper ricos" del continente que ya han invertido en el sector, detrás de Reino Unido y Estados Unidos. 

El 24 % de los "súper ricos" africanos tienen una propiedad en Kenia, detrás de Reino Unido, donde invierten un 67 %, y EEUU con un 33 %, según un informe de la consultora inmobiliaria británica Knight Frank publicado en el periódico local Daily Nation. 

"El hecho de que Kenia sea el principal destino africano para la inversión de los 'individuos con gran patrimonio neto' (HNWI en inglés) del continente habla del volumen de la fuerza y el crecimiento potencial del mercado inmobiliario", dijo el director comercial de la compañía, Ben Woodhams. 

De los 22.970 africanos con un patrimonio neto de más de 4 millones de euros, al menos 5.512 tienen una propiedad en el país. 

En el cuarto puesto de los países preferidos por los millonarios africanos figura Sudáfrica, con un 9 % de ellos haciendo inversiones. 

El estudio de Knight Frank también revela que un 59 % de las grandes fortunas kenianas tienen inversiones en el país, y el 27 % tiene propiedades en el extranjero. 

El barrio de Karen, uno de los más residenciales y exclusivos de Nairobi, es uno de los preferidos por las grandes fortunas. 

Además, el interés en el sector inmobiliario ha seguido creciendo a pesar de la disminución del 0,9 % de las compras de primeras residencias en 2017, y de la inestabilidad política del país en los últimos meses. 

"Después de las segundas elecciones presidenciales (a finales de octubre de 2017), hemos notado una subida en la demanda de propiedades para primera vivienda", indicó Woodhams, que aseguró que desde los comicios han vendido dos propiedades de más de 1,6 millones de euros.