Más Deportes Martes, 13 de marzo de 2018 | Edición impresa

Junín perdió su identidad de juego y lo pagó caro

En La Rioja, cayó ante Amancay por 104-87. En el primer tiempo mostró una cara formidable y lo ganó por 13 puntos.

Por Redacción LA

Habrá que repasar y mucho para encontrar un partido de Junín tan malo desde lo netamente defensivo: recibió ¡104 puntos!, de los cuales, 59 fueron en el segundo tiempo. Sin dudas, que las desconcentraciones defensivas le pasaron factura al Verde. Por esta razón, cayó ante Amancay por  104-87.

Y eso que la primera mitad fue toda de Junín Básquet. El goleo de Funes y  Guevara desd el perímetro, más la presencia de Agustín Paparini en la zona pintada, era determinante (29-22).

En el segundo capítulo, el quinteto de Diego Cabañez, continuó dominando las acciones. Puntos por doquier y máxima diferencia de 13 puntos: 58-45.

Pero, tras el descanso largo, todo cambió. Junín perdió su identidad de juego y perdió fuerza tanto en ataque como en defensa. Ingresó al último cuarto con una ventaja de dos puntos (74-72), pero la presión de Amancay fue asfixiante, lo que provocó que Junín perdiera la memoria.