Economía Sociedad Política Domingo, 18 de febrero de 2018

InfoDatos - Cuál gobernador sumó más empleados estatales desde 1983

Hace 35 años, cuando volvió la democracia, la Provincia tenía poco más de 34 mil agentes públicos. Hoy tiene 83 mil. Es decir, un 138% más.

Por Cinthia Olivera - Horacio Meilán - Gustavo Guevara - Leonardo Oliva

Que en Mendoza hoy sea necesario concursar para acceder a un cargo en el Estado es una novedad que, si se sigue aplicando, permitirá más control sobre la planta de empleados públicos. Sobre todo cuando se habla de “austeridad” y de no aumentar el gasto corriente, destinado principalmente a sueldos.

Pero la historia marca un camino muy diferente. En los últimos 35 años, es decir, desde que el país retornó a la democracia, el empleo público en Mendoza creció 138%. Eso significa que hoy trabaja en el Estado provincial mucho más del doble de la gente que lo hacía en aquel tiempo.

El dato se desprende de un sondeo de Los Andes en base a todas las leyes de presupuesto desde 1983 a 2018. En el último año de la dictadura trabajaban en la administración pública 34.398 agentes; de ellos, 32.782 lo hacían en planta permanente y 2.156 en planta temporaria.

En 2018, el total de estatales llega a 83.190, con 80.524 en planta permanente y 2.666 en temporaria.

Alguien podría decir que ese crecimiento acompañó el aumento demográfico. Pero la realidad muestra que mientras el número de empleados creció casi 140%, la población mendocina aumentó 64%: pasó de 1.248.716 habitantes en 1983 (dato inducido del censo 1980), a 1.949.293 (proyección del Indec para este año).

Cuando Santiago Llaver asumió el gobierno en diciembre de 1983, había un empleado público cada 36 habitantes. Hoy hay uno cada 23.
La estadística también permite ver qué gobernadores fueron los que más empleados ingresaron.

Quien más incorporó fue Julio Cobos, que recibió la provincia con 60.854 trabajadores (según presupesto 2004) y la entregó con 73.173 (presupuesto 2007), un 20% más. Le siguen los justicialistas José Bordón (15%) y Rodolfo Gabrielli (11,9%). Luego aparecen Arturo Lafalla (6,9%), Roberto Iglesias (5,1%) y Llaver (4,7%). Contrariamente a lo que muchos piensan, Francisco Pérez y Celso Jaque están entre los últimos. Pérez con 4,5% de aumento de planta y Jaque con un llamativo saldo negativo de -1,5%. En esta medición aparece con resultado negativo Alfredo Cornejo, que inició su primer año efectivo de gobierno, 2016, con 83.421 empleados, y en 2018 ya tiene 83.190, es decir -0,3%.

Pero hay otra forma de medir la predisposición de los gobernantes para ingresar gente al Estado, que quizás sea más “real”. Es que hay que entender que los gobernadores asumen siempre en diciembre, con un ejercicio prácticamente terminado. Además, suele ser la gestión anterior la que confecciona el presupuesto de su primer año efectivo de gobierno. Por lo tanto, un mandatario debe esperar recién al segundo año para tener presupuesto propio. 

Si se toma entonces la medición “real” a partir de esos “segundos años efectivos”, los porcentajes varían, aunque algunas posiciones no.
Cobos sigue al tope, con 13,7%. Bordón retrocede a 11,9% y Gabrielli a 8,1%. Pérez (6,1%), Iglesias (7,2%) y Lafalla (8,4%) crecen y también lo hace notablemente Jaque, que deja la medición negativa para pasar a un positivo 6,3%.

Esta medición real lleva a Llaver al segundo puesto de los más que más empleados públicos ingresaron, con 13,3%, pero nadie cuestiona su tarea de rearmar un Estado democrático luego de la dictadura.

Finalmente, a Cornejo se le computan sólo 2017 y 2018 y su medición también se torna positiva (1,2%). Ese crecimiento se basa en el cumplimiento de acuerdos paritarios y en los concurso actuales, que volverán a incrementar la planta estatal.

Nacionales vs. provinciales vs. municipales 

Este gráfico interactivo muestra como varió la proporción de los empleados públicos en la Argentina en el último medio siglo. 

Los datos provienen de un trabajo del equipo de investigación "Administración Pública y Sistema Político a nivel subnacional. Factores asociados a la profesionalización de los sistemas de gestión de empleo público en los municipios mendocinos, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo. Elaborado en base a Ferreres, Orlando J. (2010) e INDEC, Censos de Población 1869 – 2010. MTEySS, OEDE en base a Registros de la Seguridad Social (AFIP).

Agradecimientos: Al personal de biblioteca y hemeroteca legislativa. A Prensa de la Cámara de Diputados. A Alejandro Belmonte.