Sociedad Jueves, 14 de marzo de 2019

Inédito: una mujer deberá pagarle $ 1.000.000 a su exmarido por impedirle ver a su hijo

La sentencia contempla una suma por el daño moral, otra por el daño psíquico y otra por gastos médicos.

Por Redacción LA

La Justicia argentina condenó a una mujer a pagar más de un millón de pesos a su ex marido por impedirle tener contacto con el hijo de ambos. Se trata de un fallo inédito que contempla una suma por el daño moral, otra por el daño psíquico y otra por gastos médicos.

 

Según la sentencia difundida por ElDial.com y publicada por Clarín, la persona beneficiada es un hombre de 43 años oriundo de Buenos Aires quien, debido a la falta de vínculo con su hijo, resultó con una minusvalía psicológica parcial y permanente que el hombre acreditó.

Ante esto, los jueces Silvia Bermejo, Osvaldo Álvarez y Oscar Ameal, de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de Capital Federal, resolvió que la mujer pague $ 555 mil por daño psíquico, $ 500 mil por daño moral y $ 2.500 por gastos de farmacia y asistencia.

Además, se deberá sumar la tasa de interés desde el 12 de diciembre de 2005, cuando inició la demanda.

 

El hijo de ambos, que en la actualidad tiene 18 años, nació el 2 de diciembre de 2000. Tras la ruptura de pareja, la mujer le impidió al demandante volver a ver a su hijo, por lo que en el 2002 él recurrió a la Justicia y se acordó un régimen de visitas.

Sin embargo, en mayo de 2005 el hombre inició una demanda denunciando que la mujer no cumplía con el acuerdo y que seguía sin poder ver a su hijo.

En tanto, la demandada denunció incumplimiento del convenio aduciendo que el 24 de diciembre esperó al hombre hasta las 13.30 y después tuvo que retirarse.

En abril de 2006, el padre del niño fue a buscarlo junto con una asistente, pero la mujer se negó a entregárselo porque dijo que estaba enfermo. Días después volvió, y también se negó.

 

En el proceso, el hombre denunció a la mujer por violencia hacia el pequeño, ya que este le había dicho que la mujer le había pegado.

Por último, entre 2007 y 2010 coordinaron mediante la Justicia fechas de encuentro pero la mujer faltó a ellas, a veces justificando la causa y a veces no.

La primera condena había sido al pago de $ 120 mil, más los intereses, a lo que el hombre se negó y pidió que se incrementaran los costos por el "daño psíquico, tratamiento psicológico, gastos de farmacia y asistencia y daño moral".