Sociedad Jueves, 17 de mayo de 2018 | Edición impresa

Día contra la homofobia: Huarpes Rugby, el equipo que avanza “tackleando prejuicios”

En este club mendocino participan personas de diversa orientación sexual. Postularon a la provincia para ser sede del Mundial de Rugby gay.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

El 7 de mayo del 2016, Ariel Amejeiras (43) -junto a otros tres jóvenes jugadores y amantes del rugby- crearon el Huarpes Rugby Club; el primer equipo de “Rugby Gay Inclusivo” de Mendoza (tal y como se denomina la categoría).

A poco más de 2 años de su fundación, hoy el equipo cuenta con casi 40 jugadores, entrenan 2 veces por semana, tratan de jugar amistosos una vez al mes y hasta han jugado dos partidos con otros equipos de rugby gay inclusivo: Titanes (Santiago de Chile) en diciembre del 2016 y Rosario en julio del 2017.

“Nuestro lema o eslogan es 'tackleando prejuicios', porque es una realidad que existe de los dos lados. Por un lado, porque se suele hablar del rugby como un deporte elitista, que es solo para chicos y que quien lo juega es 'cabeza de guinda'. Y también está el prejuicio de que el gay es débil, miedoso. Con Huarpes buscamos romper esos prejuicios y demostrar que no es así”, destacó Ariel, y recordó que los 4 fundadores del club son homosexuales.

“Pero después se fue sumando más gente, incluimos entrenadores y hoy nuestro enfoque es más diverso. Hay chicos heterosexuales en el equipo, y buscamos atraer a todo el que quiera sumarse. Porque el 'tackleando prejuicios también incluye los sociales”, resumió el fundador.

“Nunca antes había jugado al rugby, y llegué porque unos amigos me comentaron que existía este equipo. Me pareció una buena idea que sea un equipo gay inclusivo y sabía que me iba a sentir bien. Aunque al principio también tenía prejuicios”, acotó por su parte Miguel Sabariego (28), quien es fullback e integra el equipo desde junio del 2016.

Además de sus entrenamientos, partidos y del fuerte vínculo que han logrado entre sí, los jugadores de Huarpes se entusiasman con otra ilusión: la posibilidad de que la Copa Bingham (mundial de rugby gay inclusivo) se juegue en Mendoza en 2020. “Mendoza quedó pre seleccionada como sede junto a Ottawa (Canadá). En junio vamos a formalizar la presentación en la edición de este año, que se juega en Amsterdam”, resumieron.

 

“Los pibes son un ejemplo para rebatir cualquier concepto que uno pueda haber adquirido. Son esencialmente inclusivos. Porque usamos el rugby como una herramienta para llevar ideas y trascender conceptos. No es un concepto gay, sino que Huarpes es una verdadera idea de inclusión”, acotó por su parte el entrenador del equipo Marcelo Mañanet (49), quien jugó 30 años de su vida al rugby en equipos “tradicionales”.

“Sé que se denomina 'rugby gay inclusivo', pero desde lo personal no estoy de acuerdo. Porque creo que al momento de aclarar que es gay ya existe una especie de discriminación. Primero somos jugadores de rugby. Y es rugby gay, no hay que tener miedo de decirlo. Más allá de que en el equipo jueguen chicos hétero, esa es la inclusión”, acotó.

“Los pibes son un ejemplo para rebatir cualquier concepto que uno pueda haber adquirido”, señala Marcelo, el entrenador.

Una gran familia

Ariel nació en Salta y juega al rugby desde chico. “En la adolescencia me di cuenta de que soy gay y decidí inclinarme por el lado más artístico. Pero nunca entendí bien por qué (quizás algo automático), si a mí siempre me gustó el rugby. En 1999 me fui a vivir a Londres y allá -en 1995- se había formado el primer club abiertamente gay: el Kings Cross Steelers. Me hizo el click en la cabeza y volví a jugar al rugby allá. Jugué con ellos un par de temporadas y pude volver a vivir el efecto de hermandad y camaradería del rugby”, rememoró uno de los co fundadores de Huarpes Rugby Club en Mendoza.

 

En 2016 volvió a la provincia -de aquí es su familia paterna- y tomó la decisión de replicar una experiencia similar a la descubierta en Inglaterra. “Me contacté con los chicos de Ciervos Pampa (equipo diverso de Buenos Aires) y el 7 de mayo de 2016 hicimos la primera reunión. Así nació Huarpes, aunque como equipo gay inclusivo (a diferencia del Kings Cross Steelers, que es para jugadores gays exclusivamente). Y hoy es un grupo muy amplio y heterogéneo”, recapituló Amejeiras.

“En la ficha de inscripción no se pregunta precisamente si uno es gay o hétero, porque tampoco cambia nada. Cada uno habla de lo que quiere, cuando quiere y si es que quiere. Pero es importante haber creado este espacio, este equipo”, sintetizó.

Todos los martes y jueves, a las 20.30, los Huarpes entrenan en el Parque San Vicente (Godoy Cruz). “La recepción ha sido muy buena, incluso entre los clubes tradicionales. El año pasado jugamos un amistoso con Mendoza R.C. y después compartimos tercer tiempo. Hay muchísimos mitos, por eso nuestro lema es 'tackleando prejuicios'.

Hace 7 meses Mañanet es entrenador de los Huarpes. Sin embargo reconoce estar “enamorado del proyecto, como si fuese mío. Me he dedicado toda la vida al rugby y cuando tomé la dirección técnica del equipo, nunca tuve ningún prejuicio. Pero sí tenía mucho miedo a no saber manejarlo. El rugby que jugamos es distinto, no porque sea otro deporte sino porque lo entendemos a todo como idea. Huarpes toma el rugby por los valores que tiene este deporte”, acotó Marcelo.

 

“Huarpes no viene a descubrir nada. Siempre hubo jugadores gays, que tenían que estar en el camarín sin decir 'este soy yo'. Huarpes viene a mostrar que acá estamos, que existimos y que queremos jugar al rugby que es lo que nos gusta. A veces los gasto a los amigos que me quedaron de los clubes tradicionales y les digo que tenemos 40 jugadores, pocos equipos tradicionales se pueden jactar de ello”.

Los jugadores de Huarpes Rugby Club dejaron un mensaje. “El rugby es diverso e inclusivo de por sí, hay una diversidad y juego de equipo que no se repite en otros deportes. y le puede hacer muy bien a la sociedad. No es un deporte de golpearse por golpearse”.

“Si alguien tiene ganas de jugar y no se atreve, mi mensaje es que se anime. Lo importante es dar el primer paso. Después, fluye todo”, resumió Miguel.

En busca de la sede del mundial

En el mundo existen 75 equipos de rugby gay inclusivo, y Huarpes Rugby Club es el número 70.

Cada 2 años se celebra en el mundo la Copa Bingham, un torneo mundial organizado por la IGRF (Federación Internacional de Rugby Gay) y del que participan todos los equipos de rugby gay inclusivo.

El torneo ya se ha desarrollado en EE.UU., Inglaterra y Australia y este año se juega la novena edición en Ámsterdam (Holanda).

Los integrantes de Huarpes viajarán a esa ciudad para presentar la postulación de Mendoza como sede de la copa 2020 (nuestra provincia quedó preseleccionada junto a Ottawa, en Canadá).

Y son los propios equipos participantes quienes deberán votar para que en octubre se dé a conocer el ganador.

“Sería la primera vez que se juega en América y en un país de habla hispana”, destacaron los jugadores.

Precisamente el viernes 25 de mayo, Huarpes Rugby Club celebrará sus 2 años de vida con una fiesta en LongPlay (Alameda), y lo recaudado se destinará para que la comisión de la candidatura pueda viajar a Amsterdam.

 Además, sueñan con hacer más inclusiva aún la iniciativa y crear un equipo de rugby femenino y -por qué no- agregar otras disciplinas.

 

Día internacional contra la homofobia

Hoy se conmemora el aniversario de la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

El 17 de mayo de 1990, la Asamblea General de la OMS votó afirmativamente para erradicar a las orientaciones sexuales diferentes a la heterosexualidad como un trastorno en la personalidad y de la salud mental.

Su objetivo principal es el de coordinar todo tipo de acciones que sirvan para denunciar la discriminación de que son objeto las personas homosexuales, bisexuales y transexuales y para hacer avanzar sus derechos en todo el mundo. En 2015 se incorporó la bifobia al nombre de la campaña.