Sociedad Policiales Martes, 22 de enero de 2019 | Edición impresa

Hermano de las israelíes desaparecidas: “Necesitamos la ayuda de los mendocinos”

Moshe Pereg permanecerá en la provincia indefinidamente hasta tener información de sus hermanas.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Moshe Pereg (66) es israelí y es el hermano mayor de Lily Pereg (54) y de Pyrhia Sarusi (63); las dos ciudadanas israelíes que están desaparecidas en Mendoza desde hace 10 días. 

Este contador vegetariano y amante de escalar montañas llegó el viernes a Mendoza con dos objetivos: llevar información concreta al resto de la familia y colaborar como sea en la investigación. 

"Me voy a quedar en Mendoza, no sé cuánto tiempo. Porque alguien de la familia tiene que estar. Yo soy la cabeza de la familia, soy el hermano mayor" resume dejando en claro que la prioridad es tener noticias de ellas. 

"Les diría dos cosas a mis hermanas. Primero les pediría que vuelvan. Segundo, que no vamos a descasar hasta encontrarlas. Necesitamos la ayuda de los mendocinos. Buscamos datos sobre si alguien la vio ese sábado o incluso después. Por favor, contáctense con nosotros o con la policía. Vamos a recompensar a quien nos pueda dar información", sintetizó el hombre.

 

Desvanecidas

Las dos hermanas llegaron a Mendoza el viernes 11 de enero por la noche. Más allá de las distintas versiones, lo único que dicen conocer Moshe y el resto de la familia en Israel sobre el motivo del viaje es que era para visitar al hijo de Pyrhia y sobrino de Lily. 

Se trata de Gilad (ese es su nombre original, pese a que aquí en Mendoza se hace llamar Nicolás), el extravagante hombre de 37 años y 2,08 metros de altura que ha ganado protagonismo mediático durante los últimos días. Es que fue él quien las vio por última cuando las mujeres salieron de su casa para regresar en micro al centro mendocino. Fue Gil quien hizo la denuncia por averiguación de paradero el lunes, pero al no conocerse otro vínculo de las mujeres con Mendoza, las lupas se posaron de inmediato sobre él. No obstante, las dos veces que declaró lo hizo como testigo y no está imputado.

 

"Sentí que tenía que venir para tener información. También para reunirme con Gilad y oír qué sabe y para ayudar a la policía, porque conozco a mis hermanas y quizás pueda ayudar a investigar desde afuera", destacó a Los Andes.

La última vez que las mujeres se contactaron con la familia en Israel fue el 11 de enero a la noche, muy tarde. "En Israel ya era temprano a la mañana, pero en Mendoza eran entre las 2 y las 3 de la madrugada. Al otro día fueron a la casa de Gil y esa fue la última vez que las vieron", destacó.

Desde que llegó a Mendoza, Moshe se ha reunido con su sobrino, que le repitió lo mismo que aportó a la Justicia. "De acuerdo a lo que me dijo Gil -y también a la Policía-, mis hermanas estuvieron con él hasta el sábado a la noche, hasta alrededor de las 21 y luego se fueron en colectivo para volver a la Ciudad. Es un verdadero misterio. ¡De repente se desvanecieron!. Estaban ahí y después de eso, nadie sabe dónde están", acotó sin ocultar su asombro.

 

En contacto 

Según indicó Moshe Pereg, Gilad no tenía mucha relación con su tía (Lily). Pero con su mamá (Pyrhia) hablaban mucho. "Ella ya había venido a Mendoza hace 8 años a visitarlo. No me he involucrado en los pequeños detalles entre ellos, pero sé que estaban conectados", relató.

“La verdad es que no sé qué está haciendo Gilad aquí en Mendoza, qué hace para vivir y cuáles son sus vínculos con los demás. No puedo pensar que está involucrado o no en lo que haya ocurrido. Es muy difícil para mí decir si tiene que ver o no", acotó, eligiendo no centrar sus sospechas sobre el hombre que hace años vive en Mendoza.

 

Sobre los allanamientos en la casa de Gil -o Nicolás- y sobre las denuncias sobre la inseguridad en el barrio, el mayor de los Pereg optó por ser cauteloso. "Les dije a los investigadores todo lo que sé". Además, indicó que los investigadores no le han aportado muchos datos. "Sé que están haciendo un gran esfuerzo por entender qué pasó. Sé que hubo algunos allanamientos en la casa de Gilad y que no encontraron nada vinculado con la desaparición de mis hermanas".

Colaboración online

Cada minuto, cada día que pasa sin noticias sobre el paradero de Pyrhia y de Lily trae un poco más de angustia para su familia. Por esta razón es que los familiares han abierto una web como canal directo de comunicación con la familia para aportar datos. 

La página donde se puede volcar información que contribuya a esclarecer el caso o con datos fidedignos sobre el paradero de las hermanas es https://www.gofundme.com/dr-lily-pereg-mrs-pryhia-sarussy-vanished