Mundo Muy Tecno Martes, 8 de enero de 2019

Guerra de robots: un auto Tesla autónomo "asesinó" a un Promobot

Algunos consideraron que fue una mera estrategia publicitaria y para llamar la atención de Musk al arrobarlo.

Por Redacción LA

Un auto Tesla autónomo se vio involucrado en un accidente cuando rozó un robot Promobot, haciendo que este cayera, por lo que reclamaron a la compañía Elon Musk ya que se presentaría en el Consumer Electronic Show (CES) 2019, la feria de tecnología más grande del mundo que se realiza hasta el 11 de enero en Las Vegas.

Un auto Tesla asesinó a un robot

La empresa rusa creadora de Promobot mostró el video del hecho y envió un comunicado de prensa donde explicó que "Un Tesla Model S autoconducido golpeó y destruyó un robot autónomo Promobot v4 en Las Vegas, Nevada, en un accidente automovilístico".

Incluso el comunicado fue titulado: "Un auto de Testa mató a un robot Promobot" y se indicó además, que el incidente tuvo lugar en 3.000 Paradise, en Las Vegas, EEUU, donde llevaban a los robots al Centro de Convenciones de Las Vegas.

 

Según la nota de prensa, un usuario llamado George Caldera decidió usar el modo "autoconducción", del vehículo debido a que esta zona estaba completamente despejada. Pero entonces se topó  con el robot aparcado al lado de la calle, que en un acto de descontrol se había desviado de un lote que iba hacia el CES. El automóvil no pudo esquivarlo.

 

El robot no quedó destruido en su totalidad, pero sufrió daños en partes de su cuerpo mecánico, cabeza y plataformas de movimiento, lo que impedirá su presentación dentro del evento.

El accidente fue captado por cámaras de seguridad del estacionamiento en el que ocurrió el hecho. Mediante Twitter la firma Promobot mencionó a Elon Musk, CEO de Tesla, indicándole que el piloto automático de su vehículo había fallado.

 

La empresa Promobot envió un segundo video en el que supuestamente se ve a la policía de Nevada tomando cartas en el asunto:

Auto Tesla

Sin embargo algunos usuarios dudaron que el accidente fuera fortuito y opinaron que "se ve como si hubiera sido jalado suavemente por una cuerda", algunos más consideraron que fue una mera estrategia publicitaria y para llamar la atención de Musk al arrobarlo.