Mundo Lunes, 15 de abril de 2019

Fotogalería: así luce Notre Dame mientras las llamas comienzan a ser controladas

Cayó el techo de la icónica catedral, así como la aguja. Desalojaron los alrededores y Bomberos intentan salvar la estructura del edificio.

Por Redacción LA / Fotos AP y AFP

La catedral Notre Dame de París, devastada el lunes por un incendio, es un edificio emblemático de Francia y el monumento histórico más visitado de Europa.

Entre 12 y 14 millones de personas, es decir una media de 35.000 por día, visitan cada año esta obra maestra de la arquitectura gótica, situada en la île de la Cité, en el corazón del París medieval. 

 

Su construcción, iniciada a mediados del siglo XII, se prolongó durante unos 200 años.
Durante la Revolución Francesa, la catedral sufrió numerosos actos vandálicos, en los que se desarmó su aguja, se saqueó su tesoro y las grandes estatuas del pórtico resultaron destruidas. 

 

Los revolucionarios incluso organizaron un "culto de la razón" el 10 de noviembre de 1793, poco antes que el culto católico fuera prohibido en París. La catedral acabó transformada en almacén. 

Devuelta al culto en 1802, se convertirá en el personaje central de una novela de Víctor Hugo publicada en 1831. Poco después, Eugène Viollet-le-Duc estará a cargo de su restauración. Trabajará hasta su muerte en estas inmensas obras durante dos décadas.

 

Notre Dame consiguió escapar indemne a las dos guerras mundiales. Sus campanas sonaron para anunciar, el 25 de agosto de 1944, la liberación de París.

Mucho más recientemente, las nueve campanas gigantes de las catedral fueron reemplazadas en 2013. Su aguja, que cayó devorada por las llamas este lunes, estaba siendo renovada.