Sociedad Vendimia Miércoles, 7 de marzo de 2018

Florencia Álvarez, la otra Reina de Rivadavia de la que habla todo el país

Con su participación en la Fiesta de la Vendimia la campeona de malambo emocionó a todos y hasta Tinelli la elogió.

Por Agustín Haudet - ahaudet@losandes.com.ar

Sin dudas, las mujeres de Rivadavia fueron las estrellas de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2018 que este fin de semana deslumbró a miles de mendocinos y turistas. Julieta Lagos consiguió la corona para su departamento después de años de malas cosechas. Pero la hermosa morocha no fue la única joven rivadaviense que cautivó a los que disfrutaron de “Constelación del Vino”. Hay otra morocha, que también fue soberana de ese departamento, y cuyo talento emocionó a todos, incluido a Marcelo Tinelli.

Se trata de Florencia Álvarez, la mejor mujer malambista del país, bailarina y Reina de Rivadavia 2015.

Todos los que vieron “Constelación del Vino” quedaron maravillados con quien protagonizó el cuadro de la gesta sanmartiniana. Por primera vez, no fue un hombre sino una mujer la estrella del cuadro.

Para la bailarina, llegar al escenario del Frank Romero Day fue un sueño cumplido: "Cuando Vila Rúpolo y Guillermo Troncoso (los directores de la fiesta) me convocaron junto con el equipo coreográfico, me tomó por sopresa", confiesa Florencia. "Era un gran desafío ensamblar el baile junto a 80 malambistas varones, por el trabajo que ellos hacían y porque yo tenía que estar a la altura de esos genios que siempre me emocionan. Lo que no pensé nunca es que lo que yo hiciera fuese a tener tanta repercusión", contó.

 

En 2013, y con solo 17 años, ganó un concurso  que la consagró como la mejor malambista en un concurso en el que participaron 100 personas y solo 5 eran mujeres.  En 2015 ganó otro concurso que la convirtió en reina departamental de su pueblo. 

Este fin de semana hasta Marcelo Tinelli quedó maravillado con su talento y en su cuenta de Facebook compartió un fragmento de lo que se vivió en el Teatro Griego Frank Romero Day.

La emoción que se trasluce en el rostro de Florencia Álvarez es algo que, dice, jamás podrá olvidar. "Fue muy movilizante. Cuando salía a saludar vi cómo la gente se paraba, cómo las mujeres lloraban de emoción como yo. Doy gracias a Dios que mi arte haya conmovido a tantos corazones", concluyó.