Economía Martes, 13 de febrero de 2018 | Edición impresa

Cajeros automáticos: en Mendoza no faltan billetes pero aún no cargan los de $ 1.000

La Asociación Bancaria advierte que los de mayor denominación aún no se entregan en los cajeros y se ven a cuentagota en la provincia.

Por Mariano Zalazar - mzalazar@losandes.com.ar

El 1 de diciembre del año pasado el Banco Central sacó a circulación los nuevos billetes de $ 1.000 pero, al igual que las monedas de $ 1 y $ 5, todavía no llegaron en forma masiva a Mendoza.

Según aseguraron desde la Bancaria, sólo se han entregado algunos billetes en las ventanillas de los bancos y aún no están disponibles en ningún cajero de la provincia.

Además, advirtieron que están entrando a la provincia pocos billetes de $ 500, lo que "podría generar complicaciones en las fechas de cobro de salarios".

La información se dio a conocer en el marco de la incertidumbre generada por los cinco días sin reposición de cajeros automáticos. Tras conocerse la medida de fuerza de 24 horas, el secretario general Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, reconoció que la protesta perjudicaría a la población, pero aseguró que "a partir de la implementación de los billetes de 1.000, de 500 y de 200 pesos, los cajeros que antes aguantaban un fin de semana largo o dos días, hoy pueden sostenerse mucho más tiempo".

Sin embargo, esa situación no se adapta a todos los puntos del país. La mayoría de los billetes de $ 1.000 se destinaron a las ciudades de la Costa Atlántica, con el fin de promover el consumo y facilitar el acceso al dinero efectivo durante la temporada alta del turismo. Mientras tanto, en Mendoza los bancos están dando billetes de esa denominación sólo por ventanilla y los de $500 podrían escasear.

Sergio Giménez, secretario general de la Asociación Bancaria en Mendoza, aseguró que “los billetes de $ 1.000 aún no llegaron a Mendoza en forma masiva”.

El representante gremial explicó que el Banco Central sólo envió una partida de $ 50 millones en billetes de esa denominación, pero se destinaron a tareas de interiorización para la adaptación de los cajeros automáticos. “Unos $ 15 millones llegaron al Banco Nación y el resto se repartió entre todas las demás entidades bancarias”, comentó.

“Con tan poco volumen, es imposible cargar un cajero. Es por eso que sólo se han entregado unas pocas unidades en ventanilla, y no hay ningún cajero de la provincia que cuente con billetes de $ 1.000”, indicó Giménez.

Empleados de Banco Nación, Santander Río y Supervielle confirmaron que “todavía no se están entregando billetes de $ 1.000 en los cajeros de Mendoza”, pero no supieron informar cuándo comenzarán a circular. 

Pocos billetes de $500

Según indicó Sergio Giménez, el faltante de billetes no se limita sólo a los de $ 1.000, sino que alcanza también a los de $ 500. Pese a que se ven con bastante frecuencia, el representante gremial advirtió que el Banco Central ha dejado de enviarlos y eso podría traer complicaciones. 

"El Central lleva varias semanas sin mandar billetes de $500 y, según trascendió, tampoco lo hará en los próximos días. Los envió de forma regular en octubre y noviembre, pero en diciembre ya dejó de hacerlo", apuntó Giménez.

"Eso se nota mucho cuando la gente tiene que cobrar. Cuando hay disponibilidad de billetes de $ 500 no se forman colas, pero cuando no la hay, pasa todo lo contrario. Es por eso que consideramos fundamental que el Banco Central vuelva a enviar dinero", continuó Giménez.

"Tampoco están entrando a la provincia las nuevas monedas de $ 1 y $ 5. No son tan importantes como los billetes de $ 1.000, pero el Banco Central informó que se enviarían a todos los puntos del país", agregó.

Alternativas al cajero

Pese a que los cinco días sin bancos generaron temor por la posible falta de dinero, hasta ayer no se habían manifestado mayores inconvenientes para conseguir efectivo. 

En parte, eso se debe a que algunos bancos hicieron operativos especiales de carga de cajeros, pero además, tuvieron mucho que ver los negocios que ofrecen la posibilidad de retirar plata cuando se paga con tarjeta de débito.

El servicio está disponible principalmente en farmacias, estaciones de servicio y supermercados, pero de a poco se van incorporando otros negocios.

El límite de extracción es de $ 5.000 por operación.

Desde la Bancaria aseguran que el BCRA envió una partida de 50 millones de pesos en billetes de $ 1.000, pero los cajeros aún no entregan los billetes por falta de stock. 

Los negocios deben recibir tarjeta de débito

Otro factor que ha permitido que no faltara plata en los cajeros automáticos, es el uso obligatorio del posnet en toda clase de comercios. Cabe recordar que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso un cronograma para que los negocios de diferentes rubros incorporaran el sistema para recibir tarjeta de débito. 

Los primeros que tuvieron que hacer frente a la obligación fueron los comercios al por mayor y por menor, los talleres, los hoteles y los restaurantes, quienes incorporaron el posnet entre el 30 de abril y el 30 de junio del año pasado.

Luego le siguieron los prestadores de servicios profesionales, científicos y técnicos (del 31 de julio al 30 de setiembre). Finalmente, se sumaron todos los otros negocios y servicios, que tuvieron tiempo hasta el 31 de diciembre del año pasado para adaptarse a recibir débito.

También los monotributistas están alcanzados por la obligación de AFIP. Las categorías F, G, H, I, J y K lo debían ofrecer a partir del 31 de diciembre de 2017 y las A, B, C, D y E tienen tiempo hasta el 31 de marzo. 

Para incentivar la adhesión a la medida, la AFIP disminuyó en un 50% las retenciones del IVA y Ganancias en todas las operaciones con tarjetas de débito. Además, advirtió que aplicará multas económicas a los incumplidores.

Otras Medidas

Para promover pagos electrónicos, el BCRA reguló la extensión del sistema de transferencias inmediatas. 

Se aprobaron las transferencias de celular a celular a través de una aplicación para teléfonos móviles.

El Central reguló el POS Móvil, que permite usar el celular como si fuera un posnet común. 

Se creó un sistema de  transferencias a través de un botón de pago, que sirve para abonar en línea.

Se incorporó el “débito inmediato”, a través del cual se pueden transferir fondos de forma inmediata.