Fincas Sábado, 16 de marzo de 2019 | Edición impresa

Expoagro: la maquinaria con mejores perspectivas

Se anticipa una buena cosecha de granos en las principales zonas productivas del país y se espera que impacte en la venta de tecnología.

Por Soledad González - sgonzalez@losandes.com.ar

Expoagro, la mega muestra del campo que se desarrolló en San Nicolás, Buenos Aires, cerró con un saldo más que positivo. Es que al margen del reclamo sobre las retenciones, que complican tanto a las economías regionales como al complejo de la pampa húmeda, se notó el cambio de humor de los productores, que este año tendrán una cosecha récord. Las buenas perspectivas, despertaron también las esperanzas del sector de maquinarias, que necesita lograr buenos resultados para dejar atrás un año complicado.

En esta edición, los más de 200.000 metros cuadrados de exposición reunieron a 521 expositores, que llevaron todas las novedades del campo a la “Capital nacional de los agronegocios”. Cabe recordar que U$S 6 de cada U$S 10 que se exportan en el país vienen del campo, principalmente por la venta de granos.  

Gentileza

Además de los stands, la exposición contó con muchas actividades paralelas, como remates ganaderos, que fueron televisados, y el congreso de mujeres del agro. También se presentó el “Tecnódromo”, una muestra de más de cuatro hectáreas que atrajo todas las miradas.

 

Allí se presentó la última tecnología para el campo y se hicieron demostraciones para cada etapa del proceso productivo, en donde se aplicaron los desarrollos a parcelas sembradas con soja y maíz.  

Maquinaria y créditos

El financiamiento y las maquinarias fueron temas excluyentes en la expo y generaron dinamismo en el sector. En este sentido, se esperaba que como todos los años los bancos llegaran con un propuesta agresiva de ventas y el sector financiero sorprendió con productos con tasas en dólares para 2019. Es que los bancos pre asignan a sus clientes márgenes de compra con la idea de que lleguen a la expo y puedan cerrar el negocio directamente. 

Gentileza

Hernan Bush, gerente comercial de agronegocios del Banco Galicia, se mostró conforme con los resultados de la Expoagro. “Con esta nueva cosecha se han vuelto a generar inversiones en bienes de capital y con ello se podrán sostener las operaciones de largo y de corto plazo. “El hecho de la dolarización de las carteras ha ido empujando el crecimiento”, aseguró. 

Para graficar como se movió el sector, Bush explicó que el banco Galicia pre asignó a sus clientes más de 15 mil millones de pesos en cartera con la idea de que cerraran negocios durante la exposición. Este es un movimiento habitual que realizan todos lo bancos para atraer más operaciones, todo en el contexto, de la megamuestra.

 

Los proveedores de maquinarias se mostraron conformes con la feria y muchos de ellos cerraron más negocios que el año anterior, como resultado del cambio de humor que se pudo notar en los productores de la región. La variada oferta crediticia tuvo mucho que ver con eso.

El Nación, por ejemplo, ofreció una línea de crédito para la compra de maquinaria agrícola con una tasa del 3% en dólares y otra para compra de maquinaria “de contado” tasa Libor (tipo de interés interbancario medio) más 6% en dólares. Es que como los productos de la región se transan en esa moneda, es factible este tipo de toma de deuda. 

Sobre la tasa en pesos, Javier González Fraga, presidente del Nación, fue menos optimista y dijo: “Espero que puedan bajar las tasas. Es un año lleno de incertidumbre política y la caída de la inflación todavía no se ha producido. La baja de tasas será consecuencia de una menor incertidumbre económica y política, sumada a la tranquilidad cambiaria y mejora de la inflación. Si eso sucede, entonces para mediados de año tendremos tasas nominalmente mejores”.

Perspectiva para Mendoza

Lo que pasa en la región cuyana fue tema de interés durante los días de la muestra. Es que la situación local da de bruces con la de la pampa húmeda y genera panoramas un poco más dispersos para la fruticultura y la horticultura. 

Luis Poeta, Gerente de territorio zona Cuyo de New Holland, lo explicó así: “es un años complicado para Mendoza ahora, con el tema de los stocks vínicos, la compra o no de uva por parte de las bodegas, la fijación de precios y la forma de pago. La cosecha viene un poco demorada y con todo esto estamos a la expectativa de ver qué es lo que está pasando". 

 

El representante de la marca sostuvo que la empresa tiene todo lo que el cliente quiere, pero los posibles compradores desconocen el valor de su producción. “No sabe cuando se van a pagar ni cuando y cómo se lo van a pagar. Así es muy difícil hacer una proyección, o un flujo de caja”, señaló Poeta. 

Coincidió con el panorama Guillermo Lange, de Diesel Lange, concesionario John Deere. “Este año el escenario ya no es tan alentador, por factores como la devaluación, pero la compañía apoya  mucho  la gestión de cuyo con tres concesionarios. Les debemos dar respuesta”, apuntó.

Gentileza

Continuando con su análisis, Lange agregó que el productor de cuyo esta muy habituado a financiarse en pesos y no tanto en dólar. “La financiación es el principal escollo para mantener el nivel de ventas que teníamos en Cuyo, que algo ha caído”, señaló. 

Oportunidades sectoriales

La vitivinicultura no es hoy una actividad que puede generar negocios inmediatos para los concesionarios, pero han aparecido otros sectores del campo con mejores perspectivas en nuestra zona. 

 

“Están ocurriendo negocios en otros sectores, como por ejemplo el ajero, por que les ha ido un poco mejor con una recuperación de mercados internacionales.  Con el vino hay que esperar un poco mas para saber que ocurre finalmente con la vendimia. Además puede haber alguna complicación climática o algún cuello de botella que produzca una concentración muy puntual y aparezca la necesidad de trabajar con máquinas, ya sea nuevas o usadas. Puede haber algún negocio allí”, explicó Poeta. 

Tuvo su propio espacio la vitivinicultura

El miércoles pasado los vitivinícolas hicieron punta de lanza en la Expoagro con el objetivo de mostrar la realidad del sector. Uno de los representantes de la industria fue Francisco Do Pico, vicepresidente regional de Bodegas de Argentina y director de RRII de Grupo Peñaflor.

“Más allá de aceptar la invitación que el gobierno nos hizo, es importante para Bodegas de Argentina que se conozca nuestra industria y sus desafíos en todo el país. Estar presentes en Buenos Aires nos ayuda sin duda a poner nuestras problemáticas en la agenda nacional”, comentó. 

A modo de ejemplo, Do Pico hizo referencia a la incidencia del pago de Ingresos Brutos en Buenos Aires.

“Nuestros socios pagan en esa provincia más de $ 250 millones anuales por ese impuesto. Si en el resto del país no conocen el impacto federal de la carga tributaria y nuestra potencialidad exportadora, difícilmente logremos que bajen la alícuota, que es del 5%, mientras que en la mayoría de las provincias no vitivinícolas es del 2%”.