Sociedad Vecinos Miércoles, 16 de mayo de 2018 | Edición impresa

Ex tesorero apuntó a Salgado por la compra trucha de combustible

Dijo que fue el ex intendente quien dio la orden para librar los cheques. La defensa denuncia irregularidades y busca anular su declaración.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

El ex tesorero de la comuna de Santa Rosa, Vicente Lezcano, declaró en el juicio a Sergio Salgado, y dijo que fue el ex intendente quien autorizó librar los cheques con los que se simuló una compra de combustibles por más de un millón de pesos, a nombre de un lubricentro que no es proveedor de la comuna. 

"Consulté con el intendente para ver si hacíamos los cheques y me dijo que sí; los firmé y los dejé en su oficina junto con las órdenes de pago. Fueron varios cheques, no recuerdo cuántos, todos por menos de $50.000", señaló el ex funcionario, tema que despertó alarma en la defensa, porque hasta el momento, Lezcano no había señalado a Salgado como el que autorizó los pagos y durante la investigación, solo mencionó al ex jefe de Hacienda, Franco Ojeda, como el que dio la orden.

La causa del lubricentro Tirasso es una de las cuatro por las que Salgado está acusado en este juicio, y en ella se investiga el pago de $ 1.299.000 con cheques municipales, a nombre de un lubricentro que no es proveedor del municipio, que nunca cobró cheques y del que tampoco recibió servicios.

Así, el segundo imputado es Franco Ojeda, jefe de Hacienda hasta fines de 2015 y quien poco días después, según Lezcano, lo llamó a su oficina para ordenarle que había que sacar los cheques de Tirasso: "Cuando lo consulté a Salgado me dijo que sí", declaró el ex tesorero ante el tribunal, que preside Armando Martínez.

Lubricentro

El lubricentro Tirasso nunca ha sido proveedor municipal  pero además, el expediente con las facturas de ese pago estuvo lleno de irregularidades y no tendría que haberse autorizado.

Con cinco años de experiencia como tesorero, Lezcano supo esto desde el principio y así, una vez iniciada la investigación, ante la Fiscalía pidió declarar como arrepentido para aliviar su situación y evitar ser imputado, una medida que la defensa ha criticado, por considerar "muy irregular", como la calificó Carlos Moyano, defensor de Salgado, que aspira con una presentación ante el tribunal, que se declare nula, lo que haría temblar la causa, ya que el testimonio del ex Tesorero es clave.

Jorge José es el actual tesorero municipal y declaró que tras la salida de Salgado participó de la auditoría que destapó las irregularidades. Respecto al caso Tirasso dijo que "eran 28 facturas apócrifas, fechadas día por medio y por más de $ 40.000; todo era irregular, las órdenes de pago no tenían firma de la empresa".

También se supo que el decreto de compra de combustible iba a nombre de Allub, un proveedor habitual pero los pagos que contenía eran de Tirasso; no había remito, no había orden de entrega del combustible, ni pedido del área o jefe que solicitaba la mercadería. En esas condiciones, el expediente pasó por el área de Imputaciones y llegó a Tesorería, donde Lezcano firmó los cheques: "Los dejé en la oficina de Salgado. No sé quién los entregó ni quién se los llevó", cerró el ex Tesorero.

Salgado niega haber ordenando el pago, sostiene que desconocía el caso, que solía dejar chequeras firmadas cuando se ausentaba del departamento y que con esa misma confianza en sus funcionarios, firmaba órdenes de pago sin ver muchas veces los detalles; asegura además que la primera denuncia del caso Tirasso la hizo él mismo: "Cuando me enteré, consulté a Tirasso para saber si ellos habían vendido combustible, me contestaron que no y puse la denuncia".

El lunes habrá audiencia y luego el juicio entrará en una pausa hasta comienzos de junio, cuando se escucharán alegatos y sentencia.