Economía Jueves, 17 de mayo de 2018 | Edición impresa

Especialistas enseñarán a ahorrar electricidad y gas en Godoy Cruz y Capital

Capacitadores brindarán asesoramiento a vecinos en forma gratuita, previa inscripción en los municipios. Clasificar viviendas por su consumo

Por Cinthia Olivera - colivera@losandes.com.ar

En el contexto de crisis energética y el aumento de las tarifas, dos municipalidades de Mendoza darán pautas para pagar hasta un 70% menos en las boletas del gas y de la electricidad. Se trata de Capital y Godoy Cruz, que pondrá en marcha un programa piloto sobre eficiencia energética.

La idea es que un grupo técnico visite una sola vez las viviendas que se inscriban en el programa y hagan un análisis del consumo de cada hogar, lo que se traduce en un etiquetado energético.

A su vez, harán recomendaciones sobre cómo ahorrar gas y luz a partir de aislar ciertas paredes, puertas o implementar otros sistemas de calefacción. El asesoramiento será gratuito y el lunes se abrirá la inscripción.

Se trata de un convenio  firmado entre los municipios de Godoy Cruz y Capital con la Subsecretaria de Eficiencia Energética del Ministerio de Energía de la Nación. La oficina nacional asumirá los gastos de capacitación y honorarios de los 400 técnicos que relevarán las viviendas.

“La convocatoria es a partir del lunes, está abierto a todo tipo de viviendas, en cualquier lugar geográfico del departamento. Se pueden acercar al municipio e inscribirse para tener un informe por vivienda sobre cómo se puede mejorar”, presentó el programa el intendente de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar.

“Esto se da luego de nuestro plan de reconversión de 18 mil luminarias. Ya avanzamos con  3. 500 en la primera etapa. El objetivo es llegar a marzo del año que viene con todo reconvertido en led”, contextualizó el sucesor de Alfredo Cornejo en Godoy Cruz.

De la misma manera que sucede con un lavarropas o calefón, la prueba piloto que desembarca en Mendoza apunta a etiquetar energéticamente a 200 viviendas, 100 en cada departamento.

“El año pasado se realizó la prueba piloto en Rosario y este año decidimos llevarlo a todo el país”, expuso Andrea Heins, subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética del Ministerio de Energía y Minería de la Nación.

Durante dos semanas vendrá personal de Santa Fe y del Ministerio de Energía a capacitar a un grupo técnico, compuesto por arquitectos, ingenieros y maestros mayor de obra del Colegio de Abogados y la Universidad Tecnológica.

Este equipo será el que vaya a cada vivienda a analizar el consumo que tiene. “Se hace un relevamiento de los electrodomésticos , qué sistema de calefacción tiene, las puertas y ventanas, qué tipo de el tipo de aislación tiene hacia el exterior y de todo ello resulta en una recomendación.

Pretendemos que dentro de un mes podamos tener las viviendas relevadas con un informe”, explicó Pablo Magistocchi, vicepresidente de la Empresa Mendocina de Energía.

Uno de los objetivos es que esta etiqueta energética, a largo plazo, sirva como un mecanismo de promoción de mercado. 

“Después que se hace el etiquetado energético de la vivienda, se hacen una serie de recomendaciones  para mejorar la eficiencia energética, y genera un ahorro entre el 30 y 70 % de la factura de energía de tanto de luz como de gas, son herramientas muy interesantes, sobre todo en este contexto que tenemos de aumento tarifario, genera una economía en el hogar que es muy importante”, destacó Magistocchi.