Turismo Domingo, 7 de octubre de 2018 | Edición impresa

Escapaditas gastronómicas, el nuevo atractivo de Perú

Cada vez más mendocinos y argentinos aprovechan la conectividad Mendoza-Lima.

Por Redacción LA

A los clásicos atractivos de siempre de Perú (entiéndase la cultura incaica de Cuzco y del Machu Picchu, la cosmopolita Lima o las agradables playas de Máncora, sólo por mencionar algunas) se le ha sumado en los últimos meses una tendencia que está en alza entre quienes eligen a este país como destino turístico: las escapadas gastronómicas.

Desde hace más de una década, la cocina peruana viene cautivando a los argentinos, y sigue en auge el boom de las cantinas y restaurantes peruanos en barrios y ciudades de toda Argentina (entre las cuales, por supuesto está Mendoza, donde tenemos al menos cinco locales gastronómicos peruanos).

 

Este fanatismo por la cocina peruana ya traspasó la frontera. Y cada vez más mendocinos y argentinos aprovechan la conectividad aérea Mendoza-Lima para disfrutar de viajes de 3 o 4 días y así saborear estos platos en su lugar de origen. 

“Mendoza ha mejorado la conectividad aérea, y actualmente hay 11 vuelos semanales desde Mendoza, de los 84 que tiene Argentina. Nos ha sorprendido gratamente lo bien que conocen la gastronomía peruana los argentinos que vienen para aquí”, destacó la subdirectora de Promoción de turismo receptivo de Promperú, Sandra Doig. Desde Mendoza -y de forma directa- son Latam y Avianca las aerolíneas que ofrecen este vuelo.

La ejecutiva peruana indicó que muchos aprovechan los fines de semana largos para conocer y degustar (sobre todo en las ciudades del circuito sur, como Lima, Arequipa y Cuzco); aunque indicó que aquellos que deciden conocer en detalle las ciudades principales de ese país tienen un tiempo promedio de estadía de 10 días.

A continuación, una guía con los manjares recomendados según la ciudad de destino:
Lima. Quienes lleguen a la capital peruana no pueden dejar de saborear delicias costeras como son el pescado y el ceviche. Es el fuerte de los platos regionales.

Ica. En esta ciudad del centro sur peruano, las especialidades son las mixturas. Infaltable el salteado (arroz con carne) o la papa a la huancaína (salsa, ají y queso).

 

"En Perú tenemos más de 3.000 tipos de papas y más de 300 tipos de ajíes, por lo que nunca se terminan de probar todos", sintetizó Doig.

Tampoco puede faltar un pisco, precisamente en la ciudad que es cuna de esta bebida y que es la tradicional de Perú.

Arequipa. En la “capital jurídica” de Perú -y segunda ciudad más poblada, después de Lima- se puede pedir rocoto relleno. Se trata de un ají muy fuerte, relleno de carne, aceitunas y queso gratinado (entre otras cosas).

O, por qué no, adobo. Este último es un plato de carne de cerdo marinado con especias y verduras. Y si asoma como muy pesado, nada mejor que bajarlo con un buen anís.

Cusco. En la ciudad Inca del Perú, nada como platos energéticos. Aquí la especialidad son aquellos menúes en base a papa, y también el “cuy chactao”. Este último consiste en un cuy (conejillo de indias) frito, acompañado por papas hervidas y maíz.

 

Iquitos y la selva peruana. En las regiones selváticas, el juane es la especialidad. Se trata de un plato elaborado en base a arroz y carne de gallina.

Trujillo. Más al noreste de Perú se encuentra la ciudad de Trujillo. Aquí los platos regionales giran en torno al arroz, como por ejemplo el arroz con pato. Fuente: PromPerú