Sociedad Vecinos Jueves, 16 de agosto de 2018 | Edición impresa

Escándalo en San Rafael por la terminal Néstor Kirchner

Con los votos opositores, se aprobó una ordenanza que le quita ese nombre al lugar. En el PJ denunciaron que es “una bomba de humo”.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

La onda expansiva que se generó en Ecuador con el retiro de una estatua de Néstor Kirchner de la sede la Unasur por ser un símbolo de la corrupción (según la justificación que se dio), llegó hasta San Rafael.

En sesión caldeada por momentos y hasta con insultos del público en algunas ocasiones, los concejales del frente Cambia Mendoza (UCR-PRO) lograron imponer el número y en territorio gobernador por el justicialismo, aprobaron una ordenanza para quitar de la terminal de ómnibus sanrafaelina el nombre del ex presidente (bautizada así poco después de su muerte).

 

La norma sancionada durante la mañana de ayer deroga la ordenanza de 2010 por la cual se imponía el nombre de Néstor Kirchner a la terminal, que estaba en construcción por aquel entonces, y solicita que se llame a un concurso para elegir una nueva denominación.

En respuesta, desde el oficialismo actuaron rápidamente y ayer mismo por la tarde la ordenanza en cuestión fue vetada desde la intendencia.

“El nombre de Néstor Kirchner no representa a los sanrafaelinos. Además hay una situación judicial públicamente conocida sobre el escándalo de corrupción que rodea a los Kirchner y hasta se puede trazar un paralelismo entre lo nacional y lo departamental, porque acá desde 2005 el 95% de las obras de asfalto las hace la misma empresa”, explicó el concejal radical Martín Serrano, uno de los impulsores de eliminar el nombre del ex presidente de la terminal y de todo lugar público que se llame Néstor Kirchner en San Rafael.

Desde el PJ no demoraron ni un segundo en cuestionar la medida. “Se ve que quieren tapar la realidad con estas cosas. No hablan de tarifas, el cierre de industrias y comercios. De la desocupación, de la nafta... ahí miran para otro lado y eligen hacer esto. Es una bomba de humo para tapar la cruda realidad”, contestó la concejal peronista Cristina Da Dalt.

 

La ordenanza resultó aprobada por 6 votos opositores contra 5 oficialistas y ahora debe cumplir con los pasos legales habituales hasta que esté sobre el escritorio del intendente.

Pero de lo que hay no dudas es que la ordenanza no va a avanzar: la concejal lo afirmó y desde la comuna también ratificaron que va a ser vetada. Incluso fuentes de la comuna confirmaron que el decreto para tal fin ya fue redactado por el concejal peronista Ricardo Vergara, a cargo del Ejecutivo por la licencia médica del intendente Emir Félix.

Todos hicieron su jugada

Después de casi un año de insistir con la idea de borrar al ex presidente de la terminal, que fue inaugurada con la presencia de la ex mandataria y actual senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner en 2011, el radicalismo aprovechó que el intendente Félix no está y que Vergara, como presidente del Concejo, pasó a estar al frente de la jefatura comunal, lo que impide que pueda participar de una sesión.

Esa situación le permitió a la oposición hacer pesar el voto de más para sancionar la ordenanza, algo que no había logrado hace dos años cuando también intentó quitarle el nombre al lugar.

Sin embargo, el PJ también hizo una pequeña jugada con la idea de darle un corte definitivo al tema. El proyecto no estaba incluido en el orden del día y para habilitar el tratamiento en el recinto hizo falta el acuerdo de las dos terceras partes del cuerpo. Es decir que hubo votos justicialistas que acompañaron la iniciativa y permitieron que el tema fuera debatido.

Con esta maniobra, y sabiendo que se vetará la norma, le pusieron punto final a la discusión al menos hasta el año que viene.

 

Un nombre que llevan plazas, calles y hasta un canódromo 

Solo en la ciudad de Buenos Aires existe una ley que no permite bautizar ningún espacio público hasta diez años después del fallecimiento de una persona o de ocurrido el acontecimiento que se quiere homenajear. Hubo una ley nacional que disponía lo mismo, pero fue derogada hace tiempo.

Así, en todo el país se multiplicaron los “homenajes” a Néstor Kirchner bautizando con su nombre calles, rotondas, avenidas, plazas, estadios, hospitales, una comisaría, una cancha de hockey, un canódromo y hasta una pileta climatizada.

En materia de terminales, la de San Rafael no es la única: hay otras siete que se llaman así en Santiago del Estero, Jujuy, Santa Cruz, Tucumán, Córdoba y Zárate (Buenos Aires).
 

 

Gritos e insultos 

Durante la sesión hubo militantes de ambos lados que aprobaban o repudiaban el tema en debate.

Por momentos la situación se puso caliente y se escucharon algunos gritos e insultos hacia los concejales que buscaban sacar el nombre Kirchner de la terminal.

Por suerte la situación no pasó más allá de algunos exabruptos y la sesión concluyó con normalidad.