Sociedad Domingo, 28 de octubre de 2018

Escándalo en San Juan: un cura renunció a su cargo tras intentar seducir a un joven

Luego de que los mensajes entre los dos hombres se divulgaran en las redes sociales, el Arzobispado envió un comunicado al respecto.

Por Redacción LA

Un cura sanjuanino renunció a su cargo luego de que trascendieran varios mensajes subidos de tono que le había enviado a un joven a través de Whatsapp. De acuerdo a los textos publicados en las redes sociales, José Ortega había intentado tener un encuentro sexual con el joven.

Según informó el Diario de Cuyo, luego de que los mensajes entre los dos hombres se divulgaron a través de las redes sociales, el Arzobispado envió un comunicado reconociendo la veracidad los mismos.

Además, publicaron las disculpas de Ortega quien aseguró con iniciaría "un camino de conversión interior".

En las capturas, que fueron publicadas en un perfil de Facebook, se puede ver como la conversación, que inicia de una manera totalmente habitual desemboca en una serie de sugerencias sexuales por parte del ex párroco de Santa Teresita.

Sin embargo, el joven montó una suerte de “trampa” y tras algunos mensajes más escrachó al cura de la peor manera.  Para tener evidencias, el chico pauto un lugar de encuentro esperó que llegara, tomó fotos del auto y lo escrachó en las redes sociales.

Tras el escándalo, el Arzobispado envió un comunicado reconociendo lo ocurrido. "Se han dado a conocer imágenes de un intercambio de seducción por redes sociales entre el Presbítero José Ortega (Párroco de Santa Teresita) y un adulto joven”, inició el texto oficial.

Video

“Como consecuencia de esto pone a disposición la renuncia al cargo de Párroco y todos los oficios encomendados (renuncia que es aceptada por el Obispo), y expresa su deseo de realizar un camino de conversión interior", concluyó el escrito.

Dicha información fue reforzada con un video del mismo José Ortega. "Debido a una mala conducta mía que no corresponde como sacerdote, he tomado la decisión de renunciar", afirmó.