Policiales Jueves, 14 de junio de 2018 | Edición impresa

Entradera y violación en Ciudad: ofrecen $ 150 mil de recompensa por datos

Se trata de un hecho ocurrido en la Cuarta Sección en enero de 2017. Hubo dos detenidos que luego fueron liberados.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

El ministerio de Seguridad ofrece una recompensa de 150 mil pesos para quien ofrezca datos para identificar a los autores de una entradera que terminó con la violación de una mujer.

El hecho ocurrió en la Cuarta Sección de Ciudad en enero de 2017. Fue cometido por una pareja que se movilizaba en una moto y que sorprendió a una de las víctimas cuando entraba en su casa de la calle Videla Castillo al 3000.

Inicialmente una pareja que vivía cerca fue detenida y luego imputada por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos.

Pero cuando la investigación se fue desarrollando, las pruebas determinaron que no eran los autores del hecho. 

En abril de 2017, ambos fueron sobreseídos y se les devolvió la moto que se les había secuestrado. El hombre estaba imputado por abuso sexual con acceso carnal, tentativa de homicidio criminis causa y robo agravado por uso de arma. La mujer por  tentativa de homicidio criminis causa y robo agravado.

Ahora, el ministerio de Seguridad ofrece una recompensa  cuyo pago "estará supeditado a la calidad de los datos aportados que den con los autores o elementos probatorios que permitan el esclarecimiento de los hechos, circunstancia que deberá ser certificada por una autoridad judicial". Los datos deberán ser comunicados a la dirección de Investigaciones (0800-222-7627 ó al 0261 4497138) o a la Unidad de Homicidios (4416907 ó 4493412).

Un robo violento

En la noche del 3 de enero del año pasado, un joven ingresaba a la casa de una amiga -en  Videla Castillo al 3000, en la Cuarta- cuando fue abordado por un delincuente que se había bajado de una moto.

Los tres entraron en la vivienda y el delincuente -armado- encontró dos notebook, un equipo de música y $ 1.000.

Luego obligó al joven a tirarse al piso y llevó a la chica a la lavandería de la casa, donde la agredió sexualmente. 

La situación hizo reaccionar al joven, que quiso ayudar a la víctima, su amiga. Un disparo en el pecho lo detuvo. Por suerte la bala, que entró por el pecho y salió por la espalda, no le dañó ningún órgano vital.

El delincuente salió y se subió a la moto, en la que lo esperaba una mujer, a quien, según quedó registrado en los videos de una cámara de seguridad, no se le ve la cara pues nunca se sacó el casco.