Sociedad Lunes, 11 de febrero de 2019

La conmovedora historia de Marianela, la reina coronada por error en Malargüe

Fue víctima de un papelón tras un mal recuento de votos. Su familia piden que la ayuden a estudiar para enmendar el mal momento vivido.

Por Gustavo Yañez - Especial para Los Andes

Yanela Ávila es una de las hermanas de Marianela, la representante de El Alambrado que fue coronada el pasado viernes como reina en el Festival Nacional del Chivo y a quien al día siguiente se le quitaron el título por “un error”.

"En el momento que le sacaron los atributos, nadie le pidió disculpas por lo que había pasado. Nos hubiese gustado que en el momento que hicieron la conferencia de prensa, cuando la escribana hizo el mea culpa, dijeran 'pedimos perdón porque nosotros tuvimos la culpa', pero en ningún momento dijeron eso. Creo que hasta el momento hay gente que no lo entiende”, manifestó a Diario Los Andes, Yanela.

 

También explicó que desde un principio su papá no estuvo de acuerdo con que Marianela se presentara como candidata. "A ella la convocaron porque, como pasa en la mayoría de los distritos, las chicas no quieren presentarse por miedo a que pase una cosa así y quedar expuestas. Fue difícil la situación porque mi papá no estaba de acuerdo. La proclamaron en El Alambrado y desde antes de la proclamación la gente del municipio no la apoyó, los atributos (corona y capa) se los tuvo que comprar ella y la capa la mandó a hacer mi familia”.

Apoyo familiar y de sus compañeras

Marianela siempre contó con el apoyo de su entorno familiar y vecinos. Según explicó la hermana, el día de la “desafortunada” coronación ellos viajaron desde Bardas Blancas para apoyarla. Cuando el nombre de Marianela sonó como ganador, todo fue emoción pero también confusión. "Desde el lugar donde estábamos nos sorprendió, no sabíamos si festejar porque no llevábamos el recuento de los votos pero nos dábamos cuenta que la chica de El Cortaderal tenía más votos. Pero con la emoción no nos pusimos a pensar y nadie de la organización se dio cuenta del problema”. 

 

Más tarde, cuando la familia de Marianela ya se encontraba en su hogar, a través de las redes sociales vieron cómo se estaba atacando el buen nombre de su familia: “Me dolía ver las cosas que se decían. Gente que no te conoce decían que habíamos comprados los votos. Entre todos decidimos que devolviera el título de reina y lo entregara aunque fue un error de ellos. Nosotros no tenemos nada que esconder, no hicimos nada malo”.

Según contó Yanela, a Marianela la llamaron las otras candidatas para darle todo su apoyo y saber cómo afrontaba este difícil momento pero “los demás, de la organización no se preocuparon. Agradezco que pidieran disculpas públicamente pero nosotros, la familia, consideramos que el daño que le hicieron no lo reparan. A mi papá esto le cayó re mal, estaba muy enojado, dejaron mal a la familia y al distrito”.

Esfuerzo y ganas de estudiar

Marianela se encuentra en el puesto donde vive, en Buta Bellón, donde no cuenta con señal de telefonía, por eso su hermana se ha convertido en su vocera.

Como grupo familiar creen que lo único que pueden hacer desde el municipio para enmendar la situación es ayudarla para que pueda estudiar: “El año pasado se tuvo que volver al puesto y dejar de estudiar, porque la situación no estaba para quedarse. Está muy caro y a mi papá se le complicaba muchísimo. Por eso pensamos que lo mínimo que podrían hacer es darle una beca para que pueda seguir estudiando".

 

También contó: "Este año quería entrar para ser Guardaparques y no estamos pidiendo que nos regalen nada, es algo mínimo para que pueda seguir estudiando. El año pasado hizo el curso de Turismo en la escuela Luis Pasteur”.

Por último, Yanela manifestó que en un principio habían pensado que dejara el reinado del distrito que representa pero “decidimos que continúe, como corresponde, y entregará los atributos en la Fiesta del Pionero".

También se mostró agradecida por el apoyo de la gente aunque reiteró que no puede decir lo mismo del municipio de Malargüe ni la organización de la fiesta: "Ninguno se preocupó si ella seguía bien o cómo estaba. Sí les agradezco a las otras candidatas también”.