Fincas Sábado, 7 de julio de 2018 | Edición impresa

Engorde a corral: pese a la crisis, mejora el panorama local

El crecimiento en los precios genera interés por el desarrollo de la actividad. En Mendoza existe una ley que incentiva a productores.

Por Jaquelina Jimena - jjimena@losandes.com.ar

Alta producción y precios en equilibrio. A contrapelo de otros sectores, la hacienda sigue creciendo, y Mendoza no es la excepción. Ya esta realidad fue punteada hace unos días por Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra). En concreto, el dirigente anunció el futuro comercial de la hacienda en el país, al menos para los meses que vienen.

“La fuerte devaluación y la escasa oferta del maíz han hecho que duplicara su valor en los últimos 90 días. Si a esto le acompañamos el adelantamiento de los destetes producto de la sequía y la elevada ocupación de casi el 70% de  los corrales de los feed lots, me parece que da para especular que el valor del novillo o novillito de consumo se va a mantener en los mismos valores. No va a haber modificaciones de precios en el mercado interno, al menos hasta setiembre”, deslizó el dirigente empresarial. 

 

Más allá de las visiones sobre los precios de la carne, lo cierto es que el negocio del engorde a corral, según Carlos Iriarte, de Coprosamen, es una actividad que se ha impuesto y vino para quedarse. “No es una actividad de oportunidad ya que casi toda la hacienda vacuna que se faena viene de feed lot”, explicó Iriarte.  

El feed lot surgió ante la necesidad de intensificar la producción, y consiste en encerrar a los animales en corrales donde reciben el alimento en comederos.

Esta forma de engorde cuenta con varias ventajas: la terminación le da más grasa y sabor a la carne y no produce músculo, lo que permite tiernizar la carne. Pero hay más, detrás de lograr un mejor sabor hay una apuesta comercial; los vacunos, al estar reducidos en corrales, les permiten a los hombres de campo tener tierras disponibles para la producción de cereales. “Perfectamente pueden convivir las dos actividades”, apuntó Iriarte.

Con los valores de producción actual,  cuando sólo uno de los alimentos, el maíz, aumentó de $ 3 mil a $ 4.500 la tonelada en los últimos meses,  la única manera de producir en forma rentable feed lot es hacer la recría, esto es el engorde en los corrales.

 

En nuestra provincia, según datos aportados por el directivo de Coprosamen, importamos carne de otras provincias. “Mendoza tiene un consumo de 420 mil novillos gordos y produce no más de 50 mil novillos, por lo tanto compramos en Santa Fe y Córdoba. La cadena de supermercados Átomo produce 10 mil animales gordos al año. Ellos son los que engordan en la provincia y han crecido en base a una ley de fomento del feed lot del año 2004, que es la ley 7.074 que promueve el engorde a corral”, señaló Iriarte. 

A propósito, desde la Dirección de Ganadería de Mendoza, Ramiro Zaragoza explicó que en la provincia existe el fomento al feed lot a través de la ley 7.074. El espíritu de la misma es fomentar la producción de carne ya que sólo se produce el 10% de lo que consume el mercado local. 

“Hay una decisión política de fomentar la producción de carne en Mendoza. En nuestros corrales siempre se han producido terneros, los que nacen y a los 100 kilos se van a La Pampa, donde se engordan hasta lograr los 400 kilos. Este proceso se llama recría y es para que los animales logren más kilaje. Esa diferencia de 100 a 250 kilos queremos tenerla en la provincia. Esto es que nazcan y se recríen aquí en la provincia”, explicó Zaragoza. 

Para lograr la recría en la provincia, el director de Ganadería de Mendoza destacó que están liquidando las últimas operaciones de los pagos que establece la 7.074 para este año, donde unos 24 feed lots en Mendoza se ven favorecidos. 

 

La metodología, según lo apuntado por Zaragoza, es tener, mediante auditorías realizadas por la Dirección de Ganadería, desde la declaración jurada de ingresos hasta la declaración jurada de egreso. Así, del volumen de carne, esto es los kilos que se gana en la provincia, el  gobierno colabora con el pago del  15% de los kilos ganados, tomando en cuenta el índice de precios del novillo del Mercado de Liniers. 

A modo de ejemplo, en la práctica la 7.074 establece que si un novillo de 250 kilos que en 8 meses llegó a pesar 350 kilos, de esos 100 kilos ganados el Estado colabora con el pago al productor de 15 kilos a modo de subsidio. 

Desde la Dirección de Ganadería, Zaragoza afirmó que gracias a la promulgación práctica de la normativa la actividad de feed lot ha crecido en la provincia. 

Carne mendocina

Dimensionar el total del número de bovinos en la provincia es parte de la tarea que lleva a cabo el Cluster Ganadero Bovino. La radiografía del organismo dice que el stock bovino de Mendoza fue de 500.473 cabezas en el año 2017. “Dicho stock se concentra en la Zona Sur de la provincia, en los departamentos de San Rafael, General Alvear y Malargüe, en un 67%. Existen 3.332 establecimientos correspondientes a 3.867 productores ganaderos”, apuntaron desde su último informe. 

Un foco más preciso del trabajo del Cluster Ganadero Bovino dio cuenta que la composición del stock bovino de la provincia está conformada principalmente por vacas y vaquillonas, indicando que Mendoza es una provincia donde se practica la actividad extensiva de cría.

 

Países en crecimiento

Más allá de las 14 millones de cabezas que son demandadas por el mercado interno en un 85% y ante una población aumentada de animales en los feed lots, la exportación es la otra alternativa que se abre para los productores vacunos. 

Una radiografía de situación la aportó Iriarte, quien manifestó que a nivel país la producción debe mirar más allá de la “cuota Hilton”, esto es el cupo exportación de carne vacuna de alta calidad y valor que la Unión Europea otorga al resto de las naciones  para introducir esa calidad de productos cárnicos en su mercado.

“El mercado chino hoy está supeditado al sur del río Colorado. Los orientales quieren carne con sanidad sin casos de tuberculosis en predio. Los protocolos chinos son exigentes y cuando hay tantos requerimientos calculo que va a ir más lenta la inserción comercial de la carne en ese mercado”, detalló Iriarte. 

 

El otro país que también ofrece alternativas atractivas para la hacienda es Rusia. "Hemos vuelto tímidamente  a partir de 2009. Es interesante porque los rusos consumen la vaca que a nosotros no nos sirve como carne y ellos sí compran", acotó Iriarte.  

Y finalmente las posibilidades comerciales también se abren con África y algunos países de América Latina consumidores de carne de vaca de segunda. Eso sí, el asado, el tradicional corte argentino, no tiene consumidores externos. “No lo vendemos a nadie, todo el asado producido se consume íntegramente en el país”, concluyó Iriarte. 

Productores: cómo acceder al subsidio provincial

Los productores vacunos de la provincia que posean feed lot y que no estén aún incluidos en los subsidios de la Dirección de Ganadería del gobierno provincial deben cumplimentar la auditoría técnica del organismo donde se les realiza un control societario, fiscales y estar inscriptos en el registro en la Dirección de Ganadería

Una vez sorteadas estas instancias, los productores reciben las auditorías de la Dirección de Ganadería que determinarán los kilos de carne logrados por la recría o engorde en el corral para así determinar los montos a recibir por cada productor.