Policiales Miércoles, 12 de septiembre de 2018

En un inusual fallo, condenaron a 14 años de prisión a un ex tecladista de Trulalá

Franco Daniel Carignano (27) fue sentenciado por extorsionar a nueve mujeres vía redes sociales: las obligaba a fotografiarse desnudas.

Por Redacción LA

Un ex músico del popular grupo musical cordobés Trulalá fue condenado a 14 años de prisión por extorsionar vía redes sociales a nueve mujeres: las obligaba a que le enviaran fotos desnudas en posiciones humillantes. Lo novedoso es que se reconoce abuso sexual y en ningún caso hubo contacto físico", dijo el fiscal.

El juez de la Cámara 8ª del Crimen, Juan Manuel Ugarte, decidió condenar a esa pena a Franco Daniel Carignano (27), ex tecladista de “Trula”, ayer al mediodía, detalla La Voz de Interior. Los ocho hechos de la acusación tienen nueve víctimas femeninas, cuatro menores de edad.

 

El primer caso

Carignano fue detenido en 2016 luego de una investigación judicial que duró cuatro años.  La historia se remonta en realidad a 2009 cuando el músico cuartetero se conectó con una chica en Facebook. En este contacto el músico ocultó su verdadera identidad. Lo que comenzó como un juego erótico terminó con una larga extorsión y con una tortura psicológica.

Él y la víctima se conocieron en un chat de Facebook. En ese momento ella le mandó fotos desnuda (a pedido de él). Los pedidos fueron cada vez más osados e insistentes. La chica intentó ponerle punto final a la situación y ahí comenzó su pesadilla. El músico amenazó con enviarle las fotos a todos los contactos y con publicarlas en internet.  

“Sé que sos egresada del colegio (...) y que estás estudiando en la facultad (...) de la Universidad Nacional de Córdoba (...). Sé que cumplís años el (...), que vivís en (...) y que tu mejor amiga se llama (...). ¡No te portes mal!”, eran las palabras del extorsionador con las que mantenía atada a esta dama. 

Tras este caso, la Justicia logró comprobarle otros ocho hechos similares más.

El juicio se hizo a puertas cerradas en la Cámara 8ª del Crimen y finalizó ayer. El fiscal Hugo Antolín Almirón había solicitado 15 años de prisión y obtuvo casi la misma condena con todas las figuras penales previstas.

A pesar de que el debate fue a puertas cerradas, quienes lo presenciaron manifestaron que quedó plasmado el sufrimiento que padecieron las nueve víctimas, agrea el medio cordobés.

Más allá de que no lo hayan tocado ni le hayan visto la cara, la humillación que soportaron resultó devastadora. Los fundamentos se conocerán dentro de 15 días hábiles. Es un abuso sexual sin acceso carnal, sin siquiera contacto físico, pero se viola la integridad sexual de la mujer al soportar tocamientos propios de una exigencia extorsiva. En otras palabras, aquí también se configura una vulneración de la voluntad.